Sociedad

A diestra y siniestra: la reivindicación de los zurdos

por Alan Laursen

07/04/2014

¿Sos zurdo? ¿Conocés a alguien que lo sea? ¿Sabés de las dificultades que les presenta la vida cotidiana a estas personas? Te invitamos a informarte y a conocer a Betty, creadora de la página de Facebook “Zurdos del Mundo”.

A diestra y siniestra: la reivindicación de los zurdos

No es ninguna novedad que el mundo está organizado en su totalidad cotidiana en base a parámetros que si se quiere son generales a una mayoría pero que para otras personas pueden presentar algunas dificultades.  Los enchufes e interruptores, el lavamanos, el inodoro, por citar sólo algunos ejemplos, en general están ubicados basándose en la altura promedio de una persona por lo que la gente pequeña o baja encuentra dificultades al momento de utilizarlas. Recién estos últimos años se ha tomado real conciencia de estas cosas y en muchos espacios públicos se ha empezado a tener en cuenta lugares especiales para personas con discapacidades motrices, accesos para sillas de ruedas, etcétera. Sin embargo, no necesariamente tenemos que llegar a hablar de dificultades en relación a la discapacidad. Ser zurdo para muchas personas ha sido y tal vez hoy en día sigue siendo, una dificultad.

Se vino el zurdaje

Muchas personas en el mundo –un 13% aproximadamente- son zurdas, es decir que naturalmente utilizan para algunas cosas el lado izquierdo del cuerpo cuando lo más común es hacerlo con el derecho. Por ejemplo, escribir, manejar el mouse, utilizar los cubiertos y las tijeras para un zurdo es una complicación ya que estos elementos están pensados y ubicados para ser usados por una persona diestra. También trae inconvenientes en la relación con los otros, por ejemplo, al compartir un pupitre con otra persona que es diestra.

Hace 50 años en Argentina los niños zurdos eran “reeducados” por las docentes para corregir la zurdera y “normalizarse”. | Imagen: infantil.linio.com.co

En la antigüedad el zurdo estaba mal visto y arrastraba tras de sí un legado de supersticiones y prejuicios. Sin irnos tan lejos cinco décadas atrás en la Argentina los niños zurdos eran “reeducados” por las docentes para corregir la zurdera y “normalizarse”. Hasta nuestros días llegan las experiencias contadas por aquellas “víctimas” de la manía social de corregir a los zurdos con métodos tan medievales como atarte la mano izquierda o pegarte un reglazo si te veían usando la siniestra. Esto resultaba en personas que lograban escribir con la derecha, pero con una caligrafía horrible además de un mal recuerdo de su paso por la escuela.

Dejando de lado las connotaciones políticas, hay incluso en el lenguaje significaciones peyorativas respecto a la izquierda y a la derecha. Una persona mala es siniestra, hacer las cosas por derecha es lo correcto, la “mano derecha” de alguien es el que se destaca al lado de esa persona ayudándolo, ser un cero a la izquierda es ser un inútil, un perdedor. Un siniestro también se le llama a un incendio y levantarse con el pie izquierdo es comenzar y transitar mal el día.  Hay muchas más de estas cuestiones que en el habla cotidiana dan connotaciones positivas a “lo derecho” y negativas a “lo izquierdo”.

La reivindicación zurda

Existiendo elementos en el mercado adaptados para los zurdos, podemos hablar de una conquista en ese campo. Aquellos fanáticos de la serie Los Simpson recordarán que el religioso vecino de Homero, Ned Flanders, no solamente es zurdo sino que su actividad laboral es la de comerciar exclusivamente este tipo de productos en su local “El izquierdario” (en inglés, “Leftorium”). Sin embargo las conquistas van más allá de esto. En 2002 se declaró al 13 de agosto como “Día internacional de la zurdera”, promovida por el Club de los Zurdos para concientizar sobre las ventajas y desventajas de esta tendencia.

Gracias a internet también han surgido grupos y sitios dedicados a gente que comparte su experiencia al respecto. Uno de los sitios destacados lo encontramos en la red social Facebook bajo el nombre Zurdos del Mundo.

Este sitio fue creado por Betty Sarmiento (27) hace cinco años junto a una amiga, en Caracas, Venezuela. Según contó exclusivamente para Magna la idea surgió junto a una amiga, quien luego cerró su cuenta de Facebook quedando ella a cargo total de la página. Debido a que ambas eran zurdas crearon el sitio con el propósito de conocer opiniones y experiencias de otros zurdos y poco a poco la página comenzó a incorporar muchos seguidores, llegando actualmente a 10.665. A raíz de ese incremento empezaron no sólo a compartir artículos que circulaban por Internet sino también a escribir sus propias experiencias, consejos y datos curiosos, por ejemplo, de personas reconocidas que son zurdas. La página "está hecha para que los zurdos consigamos un apoyo en personas con nuestra misma condición -por decirlo de una manera- porque tú te pones a leer las experiencias de algún comentario y dices ‘wow eso me ha pasado a mí, pensé que solo era yo’ y cosas así que te ayudan tanto anímicamente como psicológicamente”, relata Betty.

Ned Flanders comercializa exclusivamente productos para zurdos en su local “El izquierdario”. | Imagen: taringa.net

La joven, quien es zurda para todo tipo de labor, manifiesta que muchas veces el zurdo es visto como “torpe” o como un “bicho raro”, siendo algo que según ella sigue llamando la atención de la gente. Y pese a la existencia de muchos productos considera que aún faltan muchos elementos que sean adaptables para esta condición. “Para usar el abrelatas tengo que pedir ayuda a alguien que esté cerca, si no hay nadie simplemente no puedo comerlo y tengo que cambiar el menú” dice, refiriéndose a una de las cosas que más la complican a la hora de manipular con la mano izquierda.

Consecuencia de estos prejuicios, sostiene que aún hoy “algunas maestras o personas ya mayores todavía tienen ese chip de que no es bueno ser zurdo y tienen que cambiarlo, son muy pocos los casos, pero aún se escuchan por ahí”. Esto lo sufrió en carne propia en 1º grado de la primaria. “Eramos 3 zurdos en el curso, mi maestra nos amarraba el brazo izquierdo y nos hacia escribir con la derecha, yo le decía a mi mamá y no me creía, hasta que un día la mamá de uno de los niños zurdos fue a quejarse al colegio, y ahí fue que se dieron cuenta que era verdad que nos amarraba, hasta ese día lo hizo, y desde ese momento pude escribir con la izquierda tranquilamente”, relata.

Las vivencias cotidianas de Betty desembocaron en esta página para aglutinar a personas que al igual que ellas también tienen esta particularidad. Sin embargo el sitio Zurdos del Mundo está orientado no sólo a las personas zurdas sino también a padres diestros de niños zurdos que están en busca de algún consejo o tips para la ayuda en el proceso de aprendizaje de su hijo. Una de las quejas mayores es respecto a los productos adaptados: “Somos una minoría de una sociedad donde la mayoría es diestra y por lo tanto los artículos son hechos para personas derechas y se requiere que estas empresas que fabrican estos artículos produzcan más cantidad para el manejo de las personas zurdas, entonces se busca el avance tanto social como productivo, en el que sean tomados más en cuenta los zurdos”. En un mundo diestro, es importante reflexionar sobre la frase con la que concluye Betty la entrevista: “Como siempre les digo a las personas diestras, ¿quieres entender a un zurdo? Consigue algún implemento para zurdos y trata de usarlo, y así lo entenderás”.