Turismo

Alta Gracia, antigua y prestigiosa

por

03/05/2014

Alta Gracia, antigua y prestigiosa

Tierra de mitos y leyendas, el cálido pueblo cordobés ofrece un ambiente pleno de historias y de bellos paisajes que atrae a viajeros y turistas casi desde su fundación.

Por Jimena del Curto

Alta Gracia se encuentra ubicada en el valle de Paravachasca al pie de las sierras chicas, a tan sólo 36 kilómetros de la ciudad de Córdoba. Este pueblo supo albergar a jesuitas, a un virrey y al emblemático “Che” Guevara. Además, es un gran enlace de dos zonas muy importantes de la región como el Valle de Punilla y de Calamuchita. Su clima es plácido y saludable casi todo el año, con muy esporádicas nevadas invernales (principalmente en julio).

Estancia de Alta Gracia y el famoso tajamar que ha pasado a ser un elemento identificatorio de la ciudad. | Imagen: altagracia.gov.ar

El centro histórico se encuentra ubicado en la plaza central llamada “Solares” y es fácilmente identificable por la torre reloj, la cual fue construida en conmemoración del 350° aniversario de Alta Gracia en el año 1938. Cada una de sus piezas representa a los pobladores que han pasado por allí, desde los Comechingones hasta quienes habitaron este territorio a principios del siglo XX. Desde allí se comienza un interesante recorrido en primer lugar por la Estancia Jesuítica Alta Gracia y Casa del Virrey Liniers. En una visita guiada se puede aprender cómo vivieron allí los jesuitas, a qué se dedicaron y cuáles fueron las personalidades históricas que ocuparon la hermosa casona construida en 1643. La iglesia de “Nuestra Señora de la Merced” data de principios del siglo XVIII y se ubica al lado de esta antigua residencia jesuítica. Cabe destacar que las Estancias Jesuíticas emplazadas en toda la provincia de Córdoba han sido declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Museo Casa de Ernesto "Che" Guevara, donde vivió en su niñez el líder revolucionario. | Imagen: altragracia.gov.ar

Siguiendo camino por las calles que bordean el tajamar (estructura similar a un pequeño dique construida por los jesuitas en 1659, siendo una de las primeras obras hidráulicas del país) se pueden visitar varios museos como el “Museo Manuel de Falla” (casa que habitó el famoso compositor de música hispana), “Museo de Arte Dubois” o la “Casa de Juan F. Cafferatta- Museo de la Ciudad” (donde se presentan exposiciones temporarias y se dictan diversos talleres). Pero el museo más buscado y visitado es sin duda la casa de Ernesto “Che” Guevara, quien vivió allí en la niñez durante once años. La familia “Guevara Lynch” decidió migrar hacia este pueblo, debido a las condiciones climáticas favorables para los problemas bronquiales de “Ernestito”. La casa guarda tesoros como fotos que recorren las distintas etapas del “Che”, sus diplomas, la bicicleta con la que recorrió las tierras argentinas y la emblemática motocicleta con la cual realizó sus viajes por Latinoamérica. También se puede ver un documental que muestra entrevistas a las personas que estuvieron a su lado durante su vida en Córdoba. Para los apasionados por la historia de este personaje, este museo resulta ser un paseo obligado.

Estancia Jesuitica de Alta Gracia. Declarada Patrimonio de la Humanidad por UNESCO. Antigua Casa del Virrey Liniers. | Imagen: altagracia.gov.ar

Muchos turistas, además de visitar estos importantes atractivos, eligen realizar otro tipo de actividades como senderismo o cabalgatas, así como también visitar otras ciudades cercanas de gran belleza paisajística como Río Cuarto, Calamuchita, Villa General Belgrano o La Cumbrecita. Desde Alta Gracia se pueden visitar todos los rincones de los valles cordobeses en un corto tiempo de viaje y retornar en el día. Es por eso que a la hora de elegir una ciudad base para recorrer, Alta Gracia parece ser un lugar con todas las comodidades para poder disfrutar de unas vacaciones llenas de naturaleza e historia.