Tecnología

Alternativas de código abierto a WhatsApp

por Ana Virginia Lona

07/10/2015

Más de uno piensa que la vida sin WhatsApp es imposible. Sin embargo, hay muchos otros servicios de mensajería totalmente gratuitos y más seguros.

Alternativas de código abierto a WhatsApp

Hace unos días, uno de sus creadores dio a conocer en su cuenta de Facebook que WhatsApp tiene unos 900 millones de usuarios en el mundo. El programa mensajero para celular tiene varios competidores que ofrecen, en términos generales, el mismo servicio de manera gratuita y con algunas que otras diferencias en cuanto a diseño, emoticones, emojis, llamadas gratis, notas de voz, envío de fotos... la lista de servicios que ofrecen al cliente es cada vez más larga.

Todos ellos, los más conocidos, como Line, Viber, Skype, Facebook Messenger, entre otros, tienen la particularidad de que son programas de código cerrado, conocido solo por sus desarrolladores. La desventaja de esto es que el público en general, el usuario común, desconoce la configuración y el funcionamiento de los programas, mientras que aquellos que son de código abierto pueden ser testeados, modificados y mejorados por cualquiera que tenga conocimientos de programación, siempre que acceda al código fuente. En este sentido, los programas que se ofrecen con esta característica son más seguros porque muchos ojos y manos, en cualquier parte del mundo, pueden conocer su configuración.

Los programas de código abierto suelen ser menos conocidos, al menos en nuestro país. Para poder elegir con cierto criterio, es mejor darles un vistazo a varios de ellos, ¿no les parece? Así que he seleccionado algunos de código abierto, que ofrecen los mismos servicios que WhatsApp pero sin ningún costo y con un mayor cuidado de nuestros datos y comunicaciones privadas.

Personalmente he probado solo un par de ellos, Telegram y Surespot. El primero fue creado por los mismos que idearon Whatsapp antes de ser vendido a Facebook a principios del 2014.

Telegram posee casi todas las características que tiene WhatsApp, salvo la posibilidad de hacer llamadas, por el momento. Aunque sí pueden enviarse notas de voz. Es mucho más sencillo de instalar que WhatsApp. Se facilitan otros procesos como agregar o eliminar un contacto. Se pueden crear grupos y chats secretos cuyos mensajes encriptados no son guardados en el servidor y se autodestruyen al poco tiempo. El programa está en español, aunque en su sitio oficial las características no se encuentran disponibles en nuestro idioma. La ventaja de Telegram es que puede instalarse, de manera sincronizada con nuestro celular, en cualquier dispositivo, celular, PC o tablet, incluso se puede ingresar desde el navegador, sin ningún tipo de fallas como sucede con la versión para PC no oficial de Whastapp. Aunque en los últimos días este dio a conocer su versión web. Esta característica ya la ofrecía Telegram con anterioridad.

Surespot es otro programa de código abierto y gratuito cuyo principal enfoque está en la privacidad. Este programa no te pide ni tu número de celular, ni tu email. Para tener una cuenta: en este servicio basta con crear un nombre de usuario y una contraseña, la cual debe ser guardada en un lugar seguro porque no puede recuperarse. La conexión entre dos contactos se establece mediante una invitación que se envía a un usuario que ya tiene cuenta en Surespot. Otra particularidad del programa es que las conversaciones están encriptadas, por lo que aumenta la privacidad de los datos y la comunicación. El programa está solo en inglés.

TextSecure es un programa que promete privacidad total para los mensajes de texto entre celulares, con características muy similares a Telegram. Con este programa se pueden crear grupos de chats encriptados. Los mismos desarrolladores ofrecen Redphone, un servicio de llamadas que se puede instalar de manera independiente de Textsecure. El programa está solo en inglés.

Kontalk también es similar a Whatsapp en cuanto a los servicios que ofrece, y parecdo, por otro lado, a Telegram por la posibilidad de entablar una comunicación encriptada por mensaje de texto y de voz. Los usuarios de Kontalk funcionan como servidores del servicio. El programa ofrece sus servicios en inglés.

Por último, cabe mencionar a Threema. No es gratuito pero tiene un costo anual mínimo. Es de código abierto. Promete, como los demás programas, un servicio que apunta a resguardar la privacidad de los usuarios. Permite enviar mensajes encriptados de texto y de voz. Cada usuario se conecta al servicio con un IP al azar, sin necesidad de resitrar el número de celular o el email para utilizarlo. Los desarrolladores aseguran que los mensajes enviados son borrados del servidor, de manera tal que nadie puede acceder a ellos. Los creadores de Threema hacen hincapié en que Suiza, el país donde es desarrollado el programa, tiene leyes más amigables en cuanto a la protección de la privacidad de los usuarios.


IMAGEN DE LA NOTA: oscarleon.es