Politica

Cómo ser gasoleros frente a la crisis económica

por

11/02/2015

Cómo ser gasoleros frente a la crisis económica

Compras inteligentes: en qué cosas ahorrar en el día a día. Opciones y alternativas para llegar a fin de mes sin la lengua afuera.

Por Carla Lioi

Hace un tiempo ya que los argentinos venimos ajustándonos a la economía de los días que corren. Y si bien muchos son gasoleros natos, todavía existen estrategias y modos de comprar pensadas para cada bolsillo:

-Comenzando por las necesidades primarias, la compra de alimentos es algo que preocupa, debido a que los precios crecen a pasos agigantados. Una buena opción es apostar, principalmente, a los productos nacionales y a aquellos que están en la lista de los precios cuidados. También, en las cadenas grandes de supermercados, hay descuentos en días determinados con tarjeta de crédito.

A la hora de comprar, es importante no dejarse llevar por ofertas, modas y las opiniones de otras personas. | Imagen: Google+

-Otro punto interesante es hacer el típico recorrido (como hacían nuestros abuelos o la propia Lita De Lázzari) y comprar en distintos comercios lo que necesitamos pero buscando precios. Por ejemplo, existen galletiterías, pañaleras, y almacenes que venden al peso e incluso por mayor. Muchas veces comprar carnes y frutas suele ser más barato y de mejor calidad que comprarlas en un supermercado. El mercado central sigue siendo recomendable para llevar grandes cantidades si tenés una familia numerosa.

-Ojo con la publicidad engañosa: si se detienen a observar el 2x1, el “elegí tres y llevate uno de regalo” o la oferta de la segunda marca ofrecida por el supermercado, en el 85% de los casos estamos pagando dichos productos por separado y se termina gastando lo mismo o más que seleccionando aquello que necesitamos.

-En cuanto al ejercicio, en general accedemos a alguna cadena de gimnasios o clase paga. Si queremos hacer economía de guerra y seguir llevando una vida saludable, nuestro país cuenta con gran cantidad de espacios verdes para correr, andar en bicicleta, caminar, andar en rollers y hasta practicar gimnasia o cualquier otro deporte, aprovechando el clima veraniego.

-Por otro lado, aunque la compra de indumentaria es algo muy personal, existen infinitas alternativas para obsequiar un presente. Los shoppings nunca son la mejor opción, los precios suelen ser bastante altos. Si te gusta recorrer, hoy en día hay outlets de primeras marcas, principalmente sobre la Avenida Córdoba y en la calle Aguirre. Y en donde se puede encontrar muy buen precio es sobre la avenida Avellaneda y Nazca. En este caso, no todos los locales son de primeras marcas pero es súper accesible. En la semana se vende por mayor y los sábados a partir de las 8 de la mañana podes comprar por menor.

-Las cuponeras son una excelente alternativa, en ellas podes encontrar todo tipo de ofertas pensadas para cada necesidad.

-Pagar con tarjeta de débito: este tipo de tarjetas no sólo te reintegran el 5% del IVA, sino que además descuentan el 18 y 20% del total.

-La canasta escolar: se acerca el comienzo de clases y los padres se agarran la cabeza, pero calma, existen claves para comprar más barato. Lo importante es saber buscar y pedirle a los vendedores que nos muestren las segundas marcas que, generalmente, no están a la vista y cuestan la mitad. Casi todas las primeras marcas tienen su línea económica, como sucede con los alimentos.

Otro inconveniente es comprar ese producto que está de moda. Hay personajes de temporada que se llevan todos los premios como sucede con Violetta. Por eso se aconseja ir sin los chicos con un listado de productos que realmente necesiten, y ver qué quedó sin usar del año pasado. Sin comprar aquello que es puro marketing, podemos hacer una gran diferencia de precio. Un cuaderno liso, rayado o del club de fútbol favorito siempre cuesta menos que los personajes favoritos.

-Anotar los gastos del mes, y compararlos con el mes anterior. Con un desglose minucioso de nuestros gastos vamos a saber en dónde estamos pasándonos de presupuesto.

-Armarse una vianda para el trabajo: es sabido que comer fuera de casa suele ser poco sano y que significa un gasto diario. A veces es preferible cocinar un poco más y guardar una porción para el día siguiente, o bien cocinar y colocar la preparación en el freezer para obtener un menú más variado.

Palabra autorizada

El economista Agustín D’Attellis, autor del libro Introducción al mercado de capitales en la Argentina, indica que “de acuerdo a la pérdida de poder adquisitivo que sufrieron algunos sectores por la inflación en 2014 , que en muchos casos le ganoóal aumento salarial, debemos ser más cautos la hora de consumir” y nos deja algunos consejos:

-Lo recomendable es buscar precios, porque en contextos inflacionarios hay comerciantes que se abusan y en medio de tanto movimiento marcan precios por encima y se apropian del dinero del consumidor.

-En el caso de los alimentos es recomendable consumir aquellos productos que se encuentran dentro del programa de precios cuidados.

-Este tipo de contexto inflacionario implica una mayor dedicación de parte del consumidor al momento de tomar decisiones.

También es importante considerar el programa Ahora 12, que funciona algunos días en muchos comercios, y aprovechar para comprar utilizándolo en 12 cuotas, lo cual resulta muy beneficioso en un contexto inflacionario.