Sociedad

Crónica de una vuelta no anunciada: el vinilo vuelve y será millones

por

03/06/2015

Crónica de una vuelta no anunciada: el vinilo vuelve y será millones
En los últimos cinco años, el lanzamiento de nuevas producciones musicales se realiza en disco compacto y en vinilo. La nostalgia, la calidad de sonido o alguna estrategia de mercadeo ha impulsado al disco de vinilo en todo el mundo. Por Ana Virginia Lona

Los discos de vinilo han iniciado su vuelta al mercado muy tímidamente desde hace unos años, las compañías discográficas sitúan su regreso de manera masiva luego del mayor descenso en ventas en el 2007, aunque, en realidad, los vinilos nunca dejaron el terreno vacío del todo. Desde su retirada oficial en los años '80 han estado circulando entre los nostálgicos y coleccionistas.

De cuando nació el vinilo

El disco de vinilo, también conocido como Long Play (“Larga duración”) o LP por sus siglas en inglés, comenzó a venderse en 1948 por Columbia Records de Estados Unidos. Un año después, Decca, la compañía discográfica de Reino Unido, comenzó a venderlo y con mucho éxito. Esta última perfeccionó el disco de entonces utilizando tecnología destinada a la guerra. Luego tuvo otra mejora al ampliar la salida de mono a estéreo, utilizada por Decca casi exclusivamente hasta 1957, aunque el sonido mono predominó hasta 19701.

El vinilo logra reproducir esa imperfección que hace de la música algo más natural para nuestros oídos. | Imagen: imagenes.4ever.eu

Volver al testimonio material de los productos culturales

El auge de los vinilos tiene como epicentro Inglaterra. Actualmente, el Official Charts Company ofrece un registro de los discos de vinilo más vendidos en Reino Unido.

La BBC recogió testimonios de los jóvenes coleccionistas de vinilo y lo que se evidencia es la materialidad del objeto y la posibilidad de poseer algo que se pueda tocar y llevar consigo, además de que tenga una particularidad que lo hace único.

Existe una necesidad de encontrarle valor material a lo que la humanidad produce. Se podría pensar que sería una forma de resguardar nuestra huella en el mundo. Los productos digitales tienen una inmaterialidad que los hace difíciles de pensar como objetos a preservar, teniendo en cuenta que la tecnología para ponerlos en funcionamiento es más sofisticada.

En busca de las imperfecciones

En el documental CISMA, realizado por el joven cineasta Julián Lona, Gustavo Santaolalla2 habla sobre lo que aporta el vinilo a la calidad musical. Las virtudes del vinilo, en boca del productor, se relacionan precisamente con las imperfecciones con el que es reproducido el sonido en este tipo de soporte.

El sonido que escuchamos diariamente, a nuestro alrededor, no nos llega puro sino que sufre distorsiones por lo circundante. El vinilo logra reproducir esa imperfección que hace de la música algo más natural para nuestros oídos y esto ha sido casi sin querer por una cuestión relacionada al material con que está hecho.

En tanto el material digital ha tenido que fabricar esa distorsión para que el sonido no parezca algo artificial, el vinilo proporciona al oído un sonido mucho más natural.

¿Será que la experiencia que hemos acumulado con el uso de diversos soportes para reproducir sonidos ha dirigido la atención al vinilo? Quizás sea esa la razón. Hemos probado con diferentes soportes, ajustando aquí y allá, hasta que al final de cuentas, puede que hayamos dado nuestro veredicto: el vinilo parece ser el ganador.

En Argentina se llevó a cabo la tercera edición de la feria dedicada al vinilo, Buenos Aires en Vinilo, el 18 de abril, el mismo día que en Reino Unido se realizó el Record Store Day. La feria argentina, con creciente éxito, ofrece un espacio de compra, venta e intercambio de discos de vinilo pero también un encuentro con esos objetos cuyo valor cultural crece cada día más.


  1. Pajares Alonso, Roberto L. Bloque 3. Difusión y Notación. Historia de la música en 6 bloques. Editorial Visión Libros. Madrid, España. Pp, 346 a 348
  2. Gustavo Santaolalla, CISMA Documental, Julián Lona, 2013. Argentina