Turismo

Destinos internacionales para viajar con niños en invierno

por Revista Magna

23/06/2017

Ya casi llegan las vacaciones y los chicos quieren divertirse después de haberse esforzado en esta primera etapa del año. Pero, ¿a dónde podemos llevarlos? Te proponemos lugares en los que toda la familia encontrará actividades para entretenerse.

Destinos internacionales para viajar con niños en invierno
The Kawarau Zipride, compuesta de tres líneas de tirolesa a las que se puede acceder solo o en grupos de seis, en Queenstown, Nueva Zelanda. | Imagen: queenstownnz.co.nz

Aunque las vacaciones vienen bien en cualquier momento del año, el receso invernal se presenta como una gran oportunidad para realizar una escapada familiar. Para elegir el lugar más apropiado, el buscador de viajes KAYAK propone algunas opciones diferentes a los tradicionales destinos para esta época:

Fisherman's Wharf, San Francisco, California, Estados Unidos

Es uno de los sitios más importantes de San Francisco porque allí se construyó el primer puerto de la ciudad, que daría lugar al primer asentamiento. Dicha construcción tuvo lugar en 1853 y, debido a su fantástica ubicación, en poco tiempo consiguió convertirse en uno de los principales puertos marítimos de toda California. Desde sus comienzos hasta bien entrada la década de los ‘50 (ya en el siglo XX), la ciudad no hizo más que prosperar y este rincón representó el epicentro de la vida de San Francisco.

Fisherman's Wharf tiene más actividades familiares que cualquier otra parte de la ciudad. ¿Querés aprender sobre San Francisco, su vida e historia? Podés visitar el Museo Marítimo, que tiene muchísimas exposiciones interesantes y artefactos de navegación; o jugar algunos de los juegos de principios de siglo pasado en el Museo Mecánico en el muelle 45. Si querés respirar profundo y bajar a las profundidades, podés subirte al USS Pampanito, un submarino original de la Segunda Guerra Mundial, o disfrutar del histórico Liberty Ship, el SS Jeremiah O'Brien, acoplado justo al lado del Pampanito. La diversión en el muelle también incluye PIER 39, el centro del león del mar, el embarcadero de la calle de Hyde, la plaza de Ghirardelli, el acuario de la bahía, Madame Tussauds, y mucho, mucho más.

Una de las formas más divertidas de recorrer Fisherman’s Wharf es en Segway. Este simpático medio de transporte permite recorrer el lugar de una manera diferente. También es posible alquilar bicicletas y disfrutar del paisaje y del aire libre al propio ritmo. Otra forma muy particular de conocer este sitio es alquilando un GoCar. GoCar Rentals es el desarrollador del primer coche que cuenta historias impulsado por GPS. Su concepto es simple: permite a los visitantes experimentar San Francisco de una manera totalmente nueva y divertida. Desde estos autos tan peculiares, los visitantes ven el corazón de la ciudad y se van con una historia para contar.

Ala Moana Beach Park, Hawái, Estados Unidos

Es un parque público gratuito ubicado en la isla de Oahu, Hawái, situado entre Waikiki y el centro de Honolulu. Mide 100 acres (0,40 km2) y tiene una amplia playa de arena dorada de más de 800 metros de largo. Fue creado por el propietario de la Dillingham Dredging Company, que estaba buscando un lugar para disponer de su tierra dragada. Así que en los años ‘50, la arena tirada en este parque creó la playa. Allí el agua es casi siempre tranquila porque la playa está protegida por un arrecife exterior. Esto hace que sea un buen lugar para los nadadores de larga distancia y los niños pequeños. Hay un canal de natación de 7,6 metros de profundidad y un antiguo canal de barco que fue dragado fuera del arrecife. Grandes áreas verdes y palmeras convierten al parque en un buen lugar para hacer picnic, un asado o jugar todo tipo de juegos de pelota. Hay salvavidas, duchas, baños, teléfonos, pistas de tenis, mesas de picnic y un pabellón de música. Ala Moana Beach Park es uno de los favoritos entre los residentes de Honolulu. Está justo al lado de "Magic Island" donde se celebran numerosos eventos culturales.

Halifax, Nueva Escocia, Canadá

Se trata de la capital y ciudad más grande de la provincia de Nueva Escocia, y el centro económico de las Provincias Atlánticas de Canadá. Aquí fue donde se dirigieron los británicos después de la evacuación de Boston el 17 de marzo de 1776, acción que se engloba dentro del asedio de Boston, el cual, a su vez, es un episodio de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. En 1996, el gobierno provincial unió todos los gobiernos municipales dentro del Condado de Halifax para crear el Halifax Regional Municipality HRM, un municipio regional que comprende aproximadamente 200 comunidades individuales, integrando además las ciudades de Dartmouth y Bedford. En 2001, el HRM tenía una población de 359.111 habitantes (Haligonians). Su gran bagaje histórico y sus increíbles paisajes la convierten en una ciudad magnífica con respecto a sus aportes y actividades multiculturales.

En Halifax, la diversión es para grandes y chicos, ya que esta región de Canadá está llena de actividades divertidas para toda la familia, ya sea en el centro o en las comunidades rurales.

Como Canadá se encuentra en la otra punta del continente y estamos a contra-temporada respecto del hemisferio norte, durante nuestras vacaciones de invierno es posible disfrutar de la mejor época para estar al aire libre allí: ¡El verano!

Algunas de las actividades más recomendadas en Halifax para disfrutar con los chicos son:

-La nueva Biblioteca Central de Halifax, por su gran cantidad de juegos, juguetes, computadoras, libros y mucho más.

-Visitar los 10 lugares más interesantes con admisión GRATIS

-¡Ser creativo en el Café Clay!

-Disfrutar de dulces y caramelos en la icónica Freak Lunchbox

-Hacer una visita familiar a Fisherman's Cove

-Tomar el ferry a través del puerto a Dartmouth

-Llevarse algunos recuerdos de Cool As A Moose

Queenstown, Otago, Nueva Zelanda

Es una ciudad de montaña, en la Isla Sur de Nueva Zelanda. Cada temporada ofrece diferentes actividades para toda la familia, desde visitas a granjas, deportes acuáticos y de nieve, senderismo, deportes de exterior, aprendizaje sobre la flora y fauna autóctona y variedad de actividades culturales como desfiles y festivales. Y, aunque parezca estar en la otra punta del mapa, Nueva Zelanda está a sólo 13 horas de vuelo directo desde Buenos Aires.