Turismo

Diario de viaje: tres días en El Calafate

por Jimena Del Curto

22/06/2015

Te contamos los imperdibles de esta pequeña ciudad al sur de la provincia de Santa Cruz. Qué hacer, qué ver y cómo realizar un recorrido en pocos días sin perder nada de vista.

Diario de viaje: tres días en El Calafate

La localidad de El Calafate se encuentra ubicada sobre la margen sur del Lago Argentino, a 80 km del ingreso al Parque Nacional Los Glaciares. Es el paso obligado para todos aquellos que quieren acceder a visitar los hermosos sitios que este lugar tiene para ofrecer.

Día 1. Arribo al aeropuerto de El Calafate. En esta época del año, parten desde Buenos Aires cuatro vuelos diarios operados por Aerolíneas Argentinas (atención porque uno de ellos sale del Aeropuerto Internacional de Ezeiza).

La navegación por el Lago Argentino permite observar increíbles paisajes y variedad de formas y colores. | Imagen: noticiasoutdoor.com

En caso de tomar un vuelo por la mañana es recomendable realizar, luego del mediodía, la visita al glaciar Perito Moreno. Para ello se puede contratar una excursión o bien ir hasta la terminal de ómnibus, desde donde parte un colectivo hacia el parque en horarios preestablecidos. Este servicio, una vez arribado al parque, otorga al viajero alrededor de 3 horas para realizar la visita al glaciar y emprender luego el regreso a la ciudad. Esta opción resulta más económica que un tour y respeta los tiempos necesarios para poder apreciar el paisaje y disfrutar de la naturaleza. La desventaja es la falta de un guía a bordo que pueda ir señalando al pasajero los puntos relevantes.

Para llegar al Parque Nacional Los Glaciares se bordea todo el Lago Argentino, pudiendo contemplar imágenes imperdibles de ese peculiar paisaje patagónico. Al llegar a destino, una serie de largas pasarelas nos invitan a desfilar ante una infinita masa de hielo que por momentos parece interminable. El glaciar Perito Moreno es realmente impactante: su grandeza, su extensión y el ruido intenso que se escucha a raíz de los desprendimientos internos son la combinación perfecta, que hace que este glaciar sea una maravilla natural.

El Calafate es el punto central de las actividades turísticas en la región, tanto dentro como fuera del Parque Nacional Los Glaciares. | Imagen: elencuentroflyfishing.com

Luego de hacer todo el recorrido, se puede optar por tomar un descanso en la confitería del lugar o bien realizar la navegación que recorre la cara sur del glaciar. Recomendación: tener siempre la cámara preparada. Si se es afortunado, se puede llegar a divisar algún desprendimiento de hielo sobre el lago. Otra alternativa es realizar el minitrekking sobre el glaciar Perito Moreno. Luego de una breve caminata por el bosque, un grupo de guías ayuda a los visitantes a poner los crampones bajo el calzado y allí comienza la aventura. Tras una pequeña pendiente se llega a la cima del glaciar, desde donde se puede divisar una vista panorámica imperdible del parque. Resulta ser una excursión costosa pero que vale la pena.

Finalizando la tarde se retorna a la ciudad.

Día 2. La jornada comienza muy temprano a la mañana, ya que a partir de las 6:00 las agencias de turismo comienzan el recorrido en busca de los pasajeros que hayan contratado la excursión que visita otros glaciares del parque.

El Chaltén es la capital nacional del trekking y el pueblo más joven de la Argentina. | Imagen: Jimena del Curto

El traslado se realiza hacia Puerto Bandera (ubicado a 47 km de la ciudad), desde donde sale una embarcación que navega por el brazo norte del Lago Argentino hacia el canal Upsala. Allí se podrá apreciar una vista panorámica del glaciar que lleva el mismo nombre. Luego, tras un largo rato de travesía, se accede al magnífico glaciar Spegazzini, para muchos el más impactante, ya que se puede llegar muy cerca y es el más alto de todos. Anteriormente esta excursión incluía la visita a la bahía Onelli, lugar desde el cual se pueden apreciar tres glaciares más: el Agassiz, el Bolado y el Onelli. Sin embargo la cantidad de témpanos desprendidos durante el último tiempo hicieron que las embarcaciones no puedan tener acceso. Alrededor de las 14:00 hs se regresa a la ciudad, quedando tiempo libre durante la tarde para recorrer el interesante centro de El Calafate.

Los imperdibles céntricos: “Ovejitas de la Patagonia” (venta de chocolates artesanales); el famoso librobar “Borges y Álvarez” (contiene una biblioteca gigante de la cual se puede tomar algún libro para leer mientras se disfruta de un buen café o de alguna bebida); “La Toldería” (para los más jóvenes gustosos de la movida nocturna). Todos estos lugares se ubican sobre la calle principal llamada Av. Libertador. Allí también se pueden encontrar numerosos restaurantes, agencias de viajes y locales de venta de souvenirs.

En pleno centro de El Calafate se encuentra el librobar "Borges & Álvarez", un lugar para no perderse. | Imagen: en.miraargentina.com

Día 3. Para este último día se pueden tomar diversas alternativas. Una de ellas es la visita a la villa turística El Chaltén, la cual se encuentra enclavada al pie del Monte Fitz Roy, también llamado Chaltén (montaña que humea), conocido por ser capital nacional del trekking. Son 3 horas las que separan la ciudad de El Calafate de esta hermosa zona. Se puede acceder en tour o bien tomar alguno de los servicios diarios que se ofrecen desde la terminal de ómnibus.

Una vez allí, además de disfrutar de uno de los paisajes más bellos del país y de visitar la pequeña villa turística, se puede realizar un recorrido de 3 km hasta llegar al Chorrillo del Salto, hermoso salto formado por 20 metros de agua de deshielo en medio de la vegetación. Luego de esta visita, lo ideal es tomar un almuerzo para luego realizar una caminata de unos 45 minutos hacia el Mirador de Los Cóndores. Allí se ubica un mirador natural sobre el pueblo con una excepcional vista panorámica de los macizos Adela, Torre y Fitz Roy y del valle del río De las Vueltas. Luego de estas actividades que no demandan experiencia y son de poca dificultad, se emprende el regreso para pasar la noche en El Calafate.

El glaciar Spegazzini tiene una superficie de 66 km² y un ancho promedio de 1,5 km. | Imagen: Jimena del Curto

Para los amantes de la aventura, existe la posibilidad de realizar caminatas más intensas hacia el lago y glaciar Torre (con una duración aproximada de 9 horas ida y vuelta) o hacia la Laguna de los Tres donde se accede a la vista más cercana y extraordinaria del monte Fitz Roy (de 12 horas de duración aproximadamente). Además a estos recorridos se les puede adicionar la visita a las lagunas Madre e Hija y a la laguna Capri. Se recomienda en este caso pernoctar en el pueblo para poder realizar las caminatas con tiempo.

Otra opciones más cercanas a El Calafate son las visitas al Cerro Frías a 23 km de distancia con actividades de aventura y almuerzo de campo, o bien un recorrido por el lago Roca a unos 50 km de la ciudad, sitio elegido por los lugareños para pasar el día.

El Calafate es un lugar cada vez más explotado turísticamente, con distintas alternativas tanto como para aquellos que planean un viaje corto como para quienes deciden vacacionar allí e invertir tiempo en conocer esta joya patagónica.