Tendencias

El mar y la arena, en la comodidad del hogar

por Revista Magna

28/02/2013

En general, cuando pensamos en un lugar cómodo y placentero que invite a la relajación inevitablemente nos imaginamos la playa. Por eso, te invitamos a un paseo por las mejores ideas para lograr que el paraíso entre en tu hogar.

El mar y la arena, en la comodidad del hogar
Te recomendamos utilizar muebles de madera que pueden estar barnizados en un tono claro. | Imagen: decoracion.in

Para emprender la tarea de ambientar un espacio, no se necesita ser un gran profesional en el diseño, simplemente con buenas ideas y sentido común podemos lograr un ambiente que se ajuste a nuestras necesidades. Para comenzar debemos considerar elementos y objetos decorativos que nos transmitan, en este caso, la sensación de estar en medio de la playa.

Colores

Prevalencia de la combinación azul y blanco. El azul le da profundidad a la habitación y hace alusión al mar y el cielo, mientras que el blanco ayuda a neutralizar y a generar un ambiente calmo y relajado. También se pueden combinar con color arena y pequeños detalles en rojo.

Pisos y paredes

El tono de las paredes puede ser blanco, aunque quedaría muy bien un color turquesa en los muros con el cielo raso, las puertas y las ventanas en blanco mate. También podemos decorar las paredes con cuadros con motivos del mar.

Si tenemos la posibilidad, conviene colocar pisos de madera o reemplazarlo por pisos flotantes, ya que este tipo de material acompaña muy bien la ambientación playera que pretendemos lograr.

Un consejo: usá los mismos colores de las paredes en las persianas de madera o cortinas y marcá el contraste en las aberturas.

Revista Magna
Podemos pintar los muebles de blanco y combinarlos con elementos azules. | Imagen: elblogdeldecorador.cl

Los objetos

En cuanto a los objetos que vas a usar para decorar, podés utilizar velas blancas o amarillas, libros y lámparas sobrias. Los motivos de anclas, redes de pesca o cañas de pescar también son muy efectivos para lograr la decoración marina.

Por supuesto, los barcos son un elemento infaltable si de decoración playera se trata, podemos apelar a pequeños barquitos de madera que colocados en una mesa ratona darán sin dudas el toque de mar que nos falta.

De acuerdo a las dimensiones del ambiente, una hamaca marinera  en una esquina o cerca de una ventana es ideal para ambientar el lugar. Por otro lado, en pequeños cestos de mimbre se pueden colocar velas, caracoles y demás elementos que hagan alusión a la playa.

Otros elementos decorativos que se pueden emplear son barómetros, sextantes, brújulas y telescopios marineros. Para adornar las paredes, también se pueden colocar estantes que nos permitan lucir maquetas de barcos en botellas, pinturas o fotografías de faros.

En las paredes se pueden exhibir, además, mapas de piratas encuadrados, imágenes y fotografías de paisajes relacionados con el mar, la arena y la playa.

Revista Magna
Con todos estos consejos, la playa ya no será un lugar inalcanzable | Imagen: ayudaadecorar.blogspot.com.ar

Muebles

Una vez que elegimos los elementos debemos amueblar el espacio. Te recomendamos utilizar muebles de madera los cuales pueden estar barnizados en un tono claro, aunque también los podemos pintar en color blanco con pintura al agua y realizarle una veladura en tonos azules para resaltar los bordes del mueble.

Los demás muebles, como los sillones, debemos elegirlos respetando las tonalidades de todo el ambiente pero jugando con un tapizado a rayas y acompañarlo con almohadones en tonos similares, lisos y estampados. El espacio también puede enmarcarse con una alfombra con motivos marinos o bien lisa de color neutro. Algunas maderas que podemos utilizar son pino, guatambú o cualquier otro material claro. También podemos optar por colocar baúles que no sólo decorarán y le aportarán diseño al ambiente, sino que además funcionarán muy bien como espacio de guardado.

Con todos estos consejos, la playa ya no será un lugar inalcanzable. Poné en práctica estas ideas y hace de tu hogar un lugar para escaparte del ruido y el caos de la vida en la ciudad.