Tendencias

El Museo Nacional de Arte Decorativo recupera su valor arquitectónico

por Revista Magna

28/02/2013

La obra, que demandó más de seis meses de trabajo, culmina una serie de trabajos de restauración que recuperan el valor del emblemático museo.

El Museo Nacional de Arte Decorativo recupera su valor arquitectónico

El Museo Nacional de Arte Decorativo presentó formalmente la renovación completa de sus fachadas de Av. del Libertador y Sánchez de Bustamente, restauradas con el apoyo de American Express en un proyecto destinado a recuperar el valor histórico y arquitectónico de uno de los edificios más emblemáticos de la Ciudad de Buenos Aires.

La obra de restauración de las fachadas del Palacio Errázuriz-Alvear, sede del MNAD desde 1937, comenzó en mayo de este año y demandó más de seis meses de trabajo, con un presupuesto total de $1,34 millones. Gracias a la restauración no sólo se recuperó el enorme valor arquitectónico del palacio -diseñado por el célebre arquitecto francés René Sergent- sino también se rehabilitó el uso de los espacios verdes circundantes, hasta hace poco clausurados por falta de seguridad del edificio.

“Con la reinauguración de las fachadas culminan los trabajos exteriores de conservación y restauración del Museo Nacional de Arte Decorativo, que en esta primavera porteña de 2012 resurge preciso, claro y luminoso, como debió lucir hace casi un siglo”, sostuvo el arquitecto Alberto Bellucci, director del MNAD. “Quiero agradecer en forma especial la esforzada y eficaz gestión de la Asociación Amigos del Museo y el patrocinio económico fundamental de American Express”, agregó.

El principal aporte económico de la restauración del palacio, declarado Monumento Histórico Nacional el 16 de Mayo de 1997, provino de American Express, que aportó $937.104 a través del Programa de Mecenazgo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires y en el marco de su programa de Responsabilidad Social Empresaria, uno de cuyos pilares fundamentales es la preservación del patrimonio cultural e histórico.

“Es un orgullo para nosotros haber podido contribuir a la restauración de las fachadas de un museo tan emblemático y querido por todos. Y es además una nueva oportunidad para reconfirmar nuestro apoyo al arte y patrimonio cultural argentinos”, confirmó a su vez Henry Seeber, presidente de American Express.

René Sergent, arquitecto especialista en la reinterpretación de la arquitectura francesa, fue el encargado hacia 1911 del diseño de la residencia particular de Matías Errázuriz y Josefina de Alvear. La fachada principal de Av. del Libertador recrea el frente del Ministerio de Marina de Francia -antiguo guardamuebles real- ubicado en la Place de la Concorde, París, mientras que la fachada de Sánchez de Bustamente evoca el frente de pilastras de corintias del Petit Trianon de María Antonieta en Versailles, Francia.

La dirección de la obra en Buenos Aires estuvo a cargo de los arquitectos Eduardo Lanús y Pablo Hary, en base a los planos enviados por Sérgent desde París. La mayoría de los materiales utilizados para la construcción fueron importados desde Francia.