Sociedad

El poder de las mujeres y su derecho a la igualdad

por María Isabelle Nieto

08/03/2015

Desde Rosa Luxemburgo hasta Alanis Morissette, muchísimas mujeres increíbles se atrevieron -y se atreven- a batallar por la imagen, la integridad y los derechos de todas. Este 8 de marzo es una buena oportunidad para recordar lo que aportaron y lo que continúan logrando.

El poder de las mujeres y su derecho a la igualdad
Inna Shevchenko, activista ucraniana y cofundadora del grupo Femen.

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. A pesar de que en la actualidad el término “trabajadora” es omitido, me gusta pensar que esta simplificación se debe a una cuestión de memorización, y no de minoración de las capacidades femeninas.

La médica y política argentina Alicia Moreau de Justo se involucró en los reclamos por mayores derechos para las mujeres desde los primeros años del siglo XX. | Imagen: elhogarobrero1905.org.ar

Recordemos que esta es una fecha en la que se conmemora la participación y lucha de la mujer por la paridad salarial, la emancipación y el reconocimiento en la sociedad. No ha sido fácil adjudicarse un cuadradito en el calendario, tomó años, revoluciones y desgracias; tampoco ha sido fácil cambiar la mentalidad del mundo, porque aún hoy batallamos por el respeto de los derechos de la mujer.

Celebramos 104 años de actividades coordinadas a nivel mundial a favor de la participación femenina en la vida política, laboral y económica. Son centenares las protagonistas de la libertad de pensamiento y autonomía de género, entre ellas encontramos a Clara Zetkin, Rosa Luxemburgo, Alexandra Kollontai... pioneras de la proclamación e institucionalización de la mujer.

Son tantísimas las heroínas que se han debatido por nosotras en el pasado y que han permitido que nuestra imagen sea respetada, que nuestros derechos sean igualados, y que nuestra integridad no sea violentada. Militantes a nivel internacional como Frances Wright, Victoria Sau, Ellen Johnson Sirleaf, o Alicia Moreau de Justo, que con su aporte han demostrado el poder de las mujeres en el mundo.

La creación de conciencia en la Web

La estudiante, activista y bloguera pakistaní Malala Yousafzai es la persona más joven galardonada con el Premio Nobel de la Paz. | Imagen: upsocl.com

Los años pasan, las formas de rebelión se innovan y se universalizan. Ahora contamos con sitios web y blogs que revelan la realidad -a veces brutal- de las mujeres en el mundo, o que permiten valorar el rol que ellas han tenido durante diversos períodos de la historia. Es así que con la difusión de Internet, personajes anónimos -que antes no tenían voz ni rostro- han logrado hacer conocer su historia y, de esta manera, cambiar el destino de las mujeres en países donde el machismo, la desigualdad y la segregación son una imposición.

Sin la ayuda de las redes sociales, Malala Yousafzai, Samira Hamidi, Inna Shevchenko, o Amina Tyler hubieran quedado silenciadas en el anonimato; sin embargo, han obtenido millones de visualizaciones y “likes”, convirtiéndose en fenómenos virales de concientización en la Web.

En la actualidad, y con la ayuda de las nuevas tecnologías, son las personalidades mediáticas las principales protagonistas de la lucha por los derechos de la mujer. Son ellas las que gracias a su fama ayudan a difundir las causas por las que tantas se baten, ya sea de pequeña o gran envergadura, como el derecho de amamantar en público.

Lactancia en público: la nueva revolución femenina

La supermodelo y actriz Gisele Bündchen se suma a la revolución "brelfie" subiendo a las redes sociales una imagen en la que amamanta su bebé. | Imagen: au.lifestyle.yahoo.com

Ondeadas de activismo femenino 2.0 nos demuestran que la igualdad de género y la libertad de expresión han evolucionado desde la primera celebración del Día Internacional de la Mujer en 1911. Basta un share y el poder de una imagen navega en la Web para crear cadenas de sensibilización: se llama "brelfie", y es el nuevo tipo de revolución femenina, que deriva de la combinación de la palabra breastfeed, que en inglés significa amamantar, y selfie que significa autorretrato.

Parece absurdo, pero en muchos países occidentales la lactancia en público es todavía un tema tabú y muchas veces objeto de morbo. Es por este motivo que la tendencia del momento surgió como forma de protesta online luego de que se le prohibiera a una madre amamantar a su bebé en un hotel de Londres. Entre las famosas que se sumaron a este movimiento y que han compartido brelfies tenemos a las modelos Miranda Kerr, Gisele Bündchen; las actrices Alyssa Milano, Olivia Wilde; las cantantes Gwen Stefani y Alanis Morissette.

En fin, el poder femenino se está haciendo sentir en cada rincón del mundo con la ayuda de las nuevas tecnologías. Su objetivo es el de inculcar la tolerancia hacia la transgresión de los roles tradicionales femeninos y crear conciencia sobre la inequidad de género en diversas regiones del mundo. El 8 de marzo rinde homenaje a cada una de nosotras y nos recuerda que una sociedad más humana y justa es posible si conocemos y respetamos la elección del tipo de vida de cada mujer en la sociedad, sin violencia, miedo, ni discriminación.