Cultura

El veganismo a la moda

por Ana Virginia Lona

11/08/2015

Poco a poco, en las vidrieras de los locales de ropa de nuestro país empiezan a aparecer alternativas que invitan a no participar, mediante el consumo de ciertos productos, en la explotación animal.

El veganismo a la moda
Imagen: vitamina301.net

Aunque cada vez se habla más de veganismo en Argentina, recién se comienza a pensar en la posibilidad de que haya un mercado de todo tipo de productos para veganos. Lo mismo ocurre en materia de asesoramiento médico: si bien hay mayor cantidad de médicos y nutricionistas que tienen el conocimiento de una buena y equilibrada dieta vegetariana y vegana, todavía hay mucho prejuicio sobre el tema. De todas maneras, en este artículo no hablaremos sobre las cuestiones médicas sino acerca de los productos aptos para veganos, más precisamente, la vestimenta y los accesorios.

Generalmente, como es costumbre en cualquier lugar del mundo, se habla de un tema cuando un famoso está involucrado. En cuanto a la moda vegana, no escapa a la regla: está llegando tímidamente a los locales de ropa argentinos y muchas de las marcas más conocidas tienen propuestas promocionadas por famosos, algunas con su marca propia. Sin embargo, hay gran cantidad de productores y diseñadores de moda vegana que están en el anonimato haciendo su aporte a lo que consideran una causa justa y no son solamente empresarios que aprovechan un naciente nicho comercial.

La modelo Nicole Neumann creó tiempo atrás su propia marca de zapatos y carteras veganas, llamada Nikka N. | Imagen: coolradiohd.com

Para comprender la moda vegana es importante tener en cuenta que la persona que la utiliza es consciente de que su participación en el consumo de productos afecta a la producción de estos y tiene consecuencias para todos los que participan en esa cadena. Es decir, es un consumidor consciente de su huella en la cadena de producción y consumo. En términos generales, rechaza el especismo1, es decir, no acepta ningún tipo de explotación de un ser sintiente en función de los intereses de otro.

En un mundo que ha naturalizado el especismo, al punto tal de ver a otras especies como objetos, negándoles su capacidad para sociabilizar y sentir, los veganos parecen terroristas extremos de las buenas costumbres, de las grandes tradiciones y el sentido común. Puede sonar fuerte esta apreciación, pero muchos ven en el veganismo un ataque a su estilo de vida y no una alternativa menos dañina para los demás.

La moda vegana propone alternativas que invitan a no participar, mediante el consumo de ciertos productos, en la explotación animal. Un animal explotado para estos fines sufre todo tipo de torturas durante su corto periodo de vida y una muerte horrible. No se trata aquí de agregar adjetivos que conmuevan a los no veganos, se trata de tomar consciencia de una realidad que, con o sin adjetivos floridos, existe.

Peta Latino ofrece una guía para aprender a vestir vegano que puede encontrarse en su sitio web. | Imagen: petalatino.com

Muchos productos no veganos que utilizamos, que pueden verse bonitos y que, por cuestiones culturales, creemos que son la única opción para vestir, traen mucho sufrimiento animal. El cuero, el pelo, la lana, la seda, las plumas y la piel son casi todos productos que requieren que el animal del cual es obtenido el material sea sometido a una vida corta, dura por el hacinamiento, la malnutrición, el maltrato y una muerte muy cruel2.

A la piel o cuero de los animales casi siempre se los obtiene con el animal vivo, puede estar consciente o semiconsciente pero no sin dolor. Para ello, en las granjas peleteras someten a los animales a la electrocución, el envenenamiento por gas u otra sustancia, así como también a la asfixia. Esto lo sufren luego de haber vivido muy mal, en jaulas en las que llegan a automutilarse, después de pasar hambre, frío y maltrato. En todas las ocasiones, durante este proceso, el animal es sometido a castraciones, mutilaciones de cuernos, dientes y sus colas sin anestesia de ningún tipo. Como éste se defiende y quiere huir por el dolor, muchas veces es golpeado o electrocutado para mantenerlo en un solo lugar y quieto2.

Igualmente, para la obtención del pelo del animal, y también de la lana, aunque el animal no llegue a la muerte, se le producen lesiones durante la esquila. Por razones de tiempo y de costos, esas lesiones no siempre son tratadas, como igualmente ocurre en las granjas de animales con fines alimentarios2. La seda natural, otro material que tiene su opción artificial, se obtiene hirviendo los capullos de los gusanos en agua durante unos minutos, de los cuales se obtienen luego los hilos de seda3.

"Elijo no usar ropa hecha con animales porque sé que inevitablemente el cuero es la piel de la vaca", ha explicado en más de una oportunidad el actor Nicolás Pauls. | Imagen: Gonzalo Corrado

La versión en español y latinoamericana de PETA, el PETA Latino, ofrece consejos y sugerencias, así como información para poder vestir con ropa vegana y no desesperar en el intento por lograrlo.

En reemplazo de los materiales provenientes de animales se utilizan, especialmente, fibras vegetales como el algodón, el cáñamo, el lino, así como también telas ya muy utilizadas como la lona o materiales sintéticos que buscan imitar la piel y el pelo animal, pero también hay una búsqueda por obtener, de manera artificial, un material lo más similar posible al cuero para elaborar zapatos.

Pensar en alternativas no siempre implica tener que recurrir a una opción industrial. Muchas veces requiere de creatividad y también de un revisionismo histórico que se remonte a un pasado anterior a las industrias pero también una mirada más abierta a otras culturas cuya fuente de material no sea mayormente animal.

Lo importante es comenzar a tomar consciencia de las consecuencias de nuestro consumo y estilo de vida para hacer el menor daño posible a otros animales, incluido el humano. Los cambios no se dan de un día para el otro pero podemos empezar por pensar en dejar de lado nuestros prejuicios y no verlos como extremismos si no más bien como posibilidades.


1- Término acuñado en 1970 por Richard D. Ryder, psicólogo británico.

2- Cómo vestir vegano, PETA Latino.

3- Información del gusano de seda, del Center for Insect Science, Education Outreach. The University of Arizona.