Cultura

Un café y un libro: mientras espero uno, el otro se publica

por Ana Virginia Lona

26/04/2016

Decido comprar un libro, voy a la librería, escojo uno y espero a que se imprima mientras tomo algo o recorro la biblioteca virtual en el local. Suena bien, ¿no? Desde mediados de marzo, esto es posible en París.

Un café y un libro: mientras espero uno, el otro se publica

Desde que el libro electrónico, en sus varios formatos, asentó sus bases entre los lectores, mucho se ha debatido sobre las preferencias de estos por el papel o la versión electrónica de la publicación. Las últimas investigaciones sobre este tema dan cuenta de que el papel está entre los favoritos pero todo depende del tipo de uso que se le de al libro electrónico.

Algunos usuarios convierten esto en un River-Boca, sin embargo, muchas situaciones y cosas en la vida no pueden dirimirse en visiones dicotómicas. Evidentemente, el libro electrónico tiene sus puntos a favor y también los tiene en contra. Sin ahondar en las ventajas y desventajas, lo cierto es que hay un momento en que el papel es requerido por el lector.

Este es el momento en el que entra en acción la tecnología que busca satisfacer los deseos y necesidades del público lector. La Espresso Book Machine® es una impresora que lleva al papel los libros electrónicos y lo hace mientras el lector espera en el establecimiento, con un café o mientras hace un recorrido por la librería virtual.

La máquina que publica libros en minutos (y no es una simple impresora)

“Pero para eso están las impresoras”, dirán ustedes. Sí, por eso no es nueva la tecnología, lo nuevo es que además realiza trabajos de edición: recorta y encuaderna el libro. No es que nos llevamos una linda fotocopia a casa sino que nos llevamos un libro legalmente impreso y de buena calidad.

Frédéric Mériot, el director general de Les Presses Universitaires de France (PUF), impulsó la apertura de la primera librería en Europa que vende libros impresos a pedido por el cliente y en pocos minutos.

Como dijimos, la tecnología no es nueva, sino más bien la propuesta y el dónde: París, el lugar donde la primera impresora exprés reemplaza a una tradicional librería parisiense, PUF, que tuvo que cerrar sus puertas en 1999 y vio su resurgimiento de la mano de la tecnología impulsada por On Demand Books. Esta compañía neoyorquina, encabezada por Jason Epstein, fue la que lanzó al mercado la Espresso Book Machine®, un invento de Jeff Marsh.

La idea, según cuenta Epstein, surgió de la necesidad de vender libros sin tener los costos y pérdidas que tienen las librerías y editoriales convencionales. Desde el 2006, la máquina ofrece publicaciones a pedido sin perder la calidad de las publicaciones tradicionales.

En el mundo están operando cien de estas máquinas y puede que el crecimiento sea mayor a medida que el público se familiarice con esta nueva propuesta.

Millones de libros en la librería virtual

La impresora exprés tiene en su catálogo más de seis millones de publicaciones con derecho de autor y de dominio público. A eso hay que sumarle la variada oferta de impresión a pedido que existen en algunas librerías y también en Amazon.com, así como la autoedición, que ofrece la posibilidad a los escritores que quedan fuera del circuito de las grandes editoriales.

Esta conjunción entre nicho comercial y tecnológico promete no dejar libros sin lector ni tampoco dejar escritor sin lectores. La idea se asemeja mucho a esa biblioteca infinita de Borges en La biblioteca de Babel.


Notas

Espresso Book Machine™ por Xerox.com

On Demand Books

La revolución del papel: ¿Y si el lector pudiese imprimir su libro? De Rafael Morán Bernaldo de Quirós para APP de Libros

Les PUF inventent la librairie du futur de Alain Beuve-Méry para Le Monde

Famed publisher opens Paris' first on-demand only bookshop de Samuel Petrequin para The Associated Press

On Demand Publishing de Amazon.com