Cultura

Gabriela Tolomei, una artista for export

por Marisol González Nazábal

30/06/2017

Hace sólo nueve años que se volcó de lleno al arte y un año después, su obra ya estaba en las galerías de Nueva York.

Gabriela Tolomei, una artista for export
Su técnica de trabajo es con acrílico, tintas y tinturas.

Aunque se desempeñó en actividades distintas como el marketing, la danza, el teatro y la cerámica, la pintura siempre acompañó a Gabriela Tolomei en las diferentes etapas de su vida. Luego de recorrer un fecundo camino espiritual, que le otorgó una concepción filosófica a su obra, el arte se volvió la razón de su trabajo. De su mano, logró obtener gran reconocimiento a nivel internacional. Hoy, esta artista porteña expone y vende sus cuadros en Londres, París y Nueva York.

Para quienes aún no conocen tu trabajo, ¿cómo lo describirías?

Lo describiría como una abstracción lirica, donde habita la gestualidad con la vibración de los colores, y las líneas que comulgan y se ensamblan junto con las formas… y todo conforma un relato.

Lo percibo como una ventana luminosa alquímica. Siento que en el proceso creativo hay un descifrar, un describir. En mi trabajo se encuentra plasmada la energía de un espíritu inquieto.

Para mí el arte es una búsqueda absolutamente inconsciente de hacer visible lo invisible. De esta manera, el arte se convierte en un mensaje para el espectador, que llega de manera muy íntima y particular en cada caso.

Revista Magna

¿En qué momento del día trabajás mejor y por qué?

Me encanta la mañana temprano, siento que la energía es más limpia y pura. Los atardeceres son los preferidos para contemplar la obra en detalle y silencio.

Sabemos que el estudio de la Kabbalah fue muy importante para vos, ¿podrías contarnos cómo influyó en tu arte?

En mi historia, la gran llave fue el estudio y práctica de la Kabbalah. Este fue el inicio de un camino mágico, con un proceso sólido y constante de formación, que me develó la necesidad vital de comprometerme con la pintura. Tengo la certeza de que este don fue algo que me otorgaron. Así comencé a transitar la etapa más real y sincrónica de mi vida. Todo recobró un sentido profundo y expansivo, y cada cosa que empecé a vivir la recibí como un regalo bello e inmenso de la vida. Por esto también es que creo fuertemente que el arte siembra arte, y de eso resulta el diezmo. Es decir, la donación del 10% de todas las ventas para diversas causas sociales.

¿Qué sentís cuando leés las críticas acerca de lo que hacés?

La mirada del otro siempre enriquece y potencia. Debo reconocer que hasta este presente soy mimada y reconocida por mi trabajo. Como así también soy una eterna trabajadora en busca del mayor desarrollo de la obra.

Un pintor que te despierta admiración es Wassily Kandinsky, ¿qué efecto tuvo su trabajo en el tuyo?

La contemplación de su obra fue como haber recorrido una escuela en la que había participado. El lenguaje de las líneas y las formas fueron los cimientos para que mi obra pudiese iniciarse. Y su libro “De lo espiritual en el arte” ha sido el más bello principio de afinidad con él.

Revista Magna

¿Hay otros artistas que te inspiren?

Willem de Kooning, Marc Chagall, Henri Matisse, Vincent Van Gogh, Paul Cézanne, Antoni Gaudí (uno de los más grandes creadores).

¿Cómo es querer vivir del arte en Argentina?

En mi caso, desde un principio proyecté hacerlo en el mundo, un bello propósito y desafío, donde capitalicé mi formación y experiencia para verme como mi propia empresa.

¿Qué artistas nacionales destacás y por qué?

Adolfo Cogorno por sus trazos, colores y ojos; Ariel Mlynarzewicz, por su gestualidad; Benito Quinquela Martín, por su relato; Xul Solar, por la espiritualidad de su obra.

¿Cómo fue recibida tu obra en Estados Unidos y en Europa?

Es muy lindo, gratificante y una caricia al alma ver que existe un camino recorrido y sostenido a través de los años, los cuales han sido un pilar fundacional para la construcción de mi trabajo con su propia identidad. Esto me ha enriquecido desde la expansión de mi trabajo y el aprendizaje de comulgar con diversas culturas.

Siempre recibo una bella mirada de reconocimiento y particularidad de la obra en el exterior.

Revista Magna

¿Cuándo y dónde serán tus próximas exposiciones?

Este año, estuve presente en tres exposiciones en Nueva York, ciudad donde además poseo muestra permanente. Mi última colección ha sido curada por Arlene Angard, galerista y diseñadora de interiores en Nueva York. Angard es mi representante en Estados Unidos y tengo obra permanente en su Galería en Madison, Nueva York. Además, estaré presente en Barcelona, en los Bcn Apartments. Para lo que resta del año, tenemos en mente grandes proyectos, como exposiciones en Qatar y San Francisco.

También, en agosto haré dos exhibiciones en el Grupo Cosentino. El 15 de septiembre estaré en el Hilton de Tucumán celebrando los 10 años de la orquesta Divino Niño de Tucumán, para ayudarlos en lo que necesiten.