Sexo

Hombres y sexo: los errores más comunes

por

28/02/2013

Hombres y sexo: los errores más comunes

La experiencia es útil pero no lo es todo. Aun los más experimentados continúan equivocándose en la cama por falta de conocimiento. Seis puntos que te harán reflexionar sobre tu desempeño sexual.

Por webmd.com | Traducción: Revista Magna

El sitio WebMD consultó a tres educadores sexuales acerca de cuales son los errores más comunes que los hombres cometen con las mujeres: Tristan Taormino, autora de The Secrets of Great G-Spot Orgasms and Female Ejaculation (Los Secretos de la Gran G: Orgasmos y Eyaculación Femenina); Patti Britton, sexóloga de Los Angeles y antigua Presidenta de la Asociación Americana de los Ecuadores Sexuales, Consejeros y Terapeutas; y Chris Donaghue, terapeuta y presentador del reality show Bad Sex.

sexo errores hombres

Error Nº 1: “Se cómo complacer a una mujer”

Los hombres a menudo asumen que la misma forma de complacer a una mujer funciona para todas. Pero la sexualidad de la mujer es complicada, y es muy individual. El cuerpo de cada una de ellas responde de manera diferente a las sensaciones, y la anatomía de cada mujer es un poco diferente. Lo que se siente increíble para una puede no provocar nada -o incluso causar malestar- a otra.

"Ese es el trabajo de detective que tienes que hacer todas y cada vez", dice Britton. "En realidad cada uno tiene una huella sexual diferente".

Además, no existe una posición sexual favorita de todas las mujeres. Cada una de ellas puede preferir una determinada posición por varias razones. Diferentes posiciones permiten varios ángulos de penetración, dependiendo no sólo de su anatomía, sino también del tamaño y la forma del pene. Las diferencias entre la forma del cuerpo y la altura en la pareja pueden hacer que algunas posiciones sean mejores que otras. Y para algunas mujeres, es importante tener intimidad cara a cara durante el coito.

“Hablé con toneladas de mujeres que me dijeron ´se que el misionero tiene mala reputación, pero me gusta mucho´. Otras dicen ´tiene que ser por atrás´. La gente realmente varía mucho cuando se trata de posiciones”.

Error Nº 2: "Vamos a (no) hablar de sexo"

Donaghue dice que la mayoría de las parejas que él aconseja por problemas sexuales no hablan entre sí sobre sexo. A menudo esto se debe a que no encuentran las palabras. El terapeuta dice que muchos de ellos no conocen, o no se sienten cómodos usando los términos correctos. Por ejemplo, un hombre puede decir "vagina" cuando quiere referirse a la vulva. Él puede hablar de "hacerlo", aunque no siempre está claro a qué hace referencia: ¿Coito vaginal? ¿Sexo oral?

"Gran parte del trabajo inicial es conseguir sentirse cómodo con esas palabras”, dice Donaghue. Taormino afirma que si es difícil para tu pareja decir lo que quiere sexualmente, hay que tratar de ser específico, en lugar de hacer preguntas abiertas. "¿Qué te gusta?´ es una pregunta abierta que a menudo no recibe una respuesta útil.

"Haz una cosa, luego haz otra´ y luego pregunta ´¿Cuál te gusta más?”, recomienda Taormino. “Es como una pregunta de multiple-choice. Sólo tienen que elegir A o B."

Muchos hombres también piensan que deben guardar silencio durante el sexo. Por lo general, eso no es algo bueno. La profesional dice que las parejas deben darse indicaciones verbales durante el sexo. Ella sugiere el uso de indicaciones neutrales como “fuerte”, “lento” o “¡ahí!”. “Dar información básica y clara. No hace falta ser un maestro del lenguaje sucio”.

Error Nº 3: El momento oportuno

Un hombre puede preguntarse por qué está descontento con el sexo que está teniendo y no conectar eso con la forma en que él y su compañera se llevan.

"No se puede tener relaciones sexuales fuera de la pareja, y no se puede llevar la pareja fuera del sexo", dice Donaghue. "Cuando se tiene sexo, todo lo que sucede en tu relación se presenta".

Una mujer puede no abrirse sexualmente con su pareja, si no se siente segura emocionalmente con él. "Muchas mujeres se sienten vulnerables al ser exploradas”, dice Britton.

errores sexo hombres 2

El comportamiento reciente del hombre lo persigue cuando está en la cama con su mujer. "Ella sigue pensando en cómo te has portado la semana anterior, el día anterior, la hora anterior”, dice Donaghue.

Los hombres también pueden ser despistados con el timing: “Muy a menudo oigo a mujeres que se quejan diciendo ´Mi pareja trata de tener sexo siempre en el momento equivocado”, explica Taormino. Según ella, hay una solución fácil para esto: “La gente dice todo el tiempo lo que quiere. Creo que sólo hay que prestar atención”. Los hombres también tienen que recordar que la mayoría de las mujeres necesitan más tiempo que ellos para excitarse.

Error Nº 4: ¡Consíguelo!

Los hombres tienden a pensar en el sexo como una misión. Ellos lo dividen en pasos -erección, juego previo, penetración- y se concentran en lograr un objetivo principal: el orgasmo.

Eso puede ser un error por algunas razones. Una es que todo un mundo de experiencias sexuales existe más allá de los genitales.

"Nuestro cuerpo entero puede ser utilizado como erótico", dice Donaghue. "Mira todo el cuerpo como un mapa y conquista todo el territorio".  "Por ejemplo, hay mujeres a las que les encanta besar. Eso también es parte del sexo", afirma Taormino.

Otra de las razones de por qué es un error centrarse únicamente en el orgasmo es que a veces este no sucede, incluso en los hombres. En esos momentos, la gente puede llegar a sentirse mal a pesar de que el sexo pudo haber sido bueno en otros aspectos.

Taormino dice que algunos hombres se molestan si no pueden darle a una mujer un orgasmo: "Escucho con frecuencia que muchas mujeres ejercen presión sobre ellas mismas para tener un orgasmo. Las mujeres pueden decir que son capaces de disfrutar del sexo sin un orgasmo y que no necesitan tener uno cada vez”. Aunque muchas veces los hombres no les creen.

Error Nº 5: "Yo soy todo lo que ella necesita"

Muchas mujeres están interesadas en usar, o han usado, juguetes sexuales. "Los juguetes sexuales [representan] un lugar donde el ego del hombre puede ser golpeado", dice Taormino.

Un hombre puede sentirse amenazado si una mujer usa juguetes sexuales si él cree que su cuerpo debería ser suficiente para satisfacerla. Taormino dice que los hombres que rechazan los juguetes sexuales "se alejan de una oportunidad muy grande para ampliar el placer de su pareja."

Un vibrador puede entregar una estimulación constante, enfocada e intensa que resulta imposible para un ser humano. Muchas mujeres necesitan ese tipo de estimulación para tener un orgasmo.

"Llevar juguetes al juego sexual y hacer de los juguetes una actividad de pareja es el nuevo paradigma de hoy", dice Britton. También hay juguetes sexuales que pueden estimular a ambos compañeros sexuales al mismo tiempo.

Error Nº 6: Comparar y desesperar

Muchos hombres tienen creencias poco realistas acerca de la frecuencia con que se debe tener relaciones sexuales, basadas en lo que ellos creen que otras personas hacen. Eso puede hacer que se sientan mal consigo mismos e infelices en una relación.

"Ellos se comparan con sus pares, y están convencidos de que todo el mundo alrededor de ellos tiene más y mejores relaciones sexuales ", dice Taormino. "No es cierto."

“La frecuencia con la que se tiene relaciones sexuales puede tener poco que ver con el grado de satisfacción sexual”, aclara Taormino. "La gente dice ´tenemos mucho sexo' o ´tenemos poco sexo´. Pero lo que consideras ´mucho´ o ´poco´ puede cambiar con el tiempo. Tener relaciones sexuales dos veces por semana puede parecer mucho si estás solo, y no tanto cuando sos un recién casado. Si tenes chicos y has estado con tu pareja durante una década o más, puede parecer mucho”.

"Tenemos que cambiar nuestras expectativas y replantear nuestra forma de pensar acerca de esto", dice Taormino. "Hay que reconocer que la gente cambia, que la dinámica cambiará, y estar bien con eso".