Sexo

Infidelidad 2.0: redes sociales para adultos adúlteros

por

28/02/2013

Infidelidad 2.0: redes sociales para adultos adúlteros

Los servicios de citas extramaritales están a la orden del día en Internet. Gratis, de pago, serios, no tanto, todos ellos esperan la visita de las millones de personas que juegan a tener una doble vida o que sólo buscan una aventura de una noche.

Por Marisol González Nazábal | mgonzaleznazabal@revistamagna.com.ar | 28/02/13

Las redes sociales abrieron –para algunos poco a poco, para otros rápidamente- nuevos espacios: nacientes amistades, inesperados reencuentros, búsquedas de familiares que apenas o ni conocíamos. Pero también se convirtieron en un ámbito ideal para el coqueteo, para mostrar cómo vivimos y para prácticas un poco menos éticas: el voyeurismo, la exposición y la infidelidad. Hablamos con extraños y a veces esos cruces virtuales dan paso a encuentros físicos.

La posibilidad de inventar una identidad, de ver qué anda haciendo nuestro ex y todo tipo de fantasías se desatan detrás del teclado. | Imagen: gleeden.com

La posibilidad de inventar una identidad, de ver qué anda haciendo nuestro ex y todo tipo de fantasías se desatan detrás del teclado. Al respecto, la psicóloga Sol Chipian explica: “Creo que a partir del boom de Internet y las redes sociales se puede vivir la infidelidad desde otro lugar en el cual se está más a resguardo. Uno puede chequear las fotos, el historial de esa persona, los comentarios y puede hacerse una idea más acabada de a quién se va a abordar. A partir de lo que el perfil de esa persona nos devuelve, podemos crearnos como deseamos o como pensamos que a esa otra persona le podría gustar”. Muchos vieron la veta y unos pocos se dieron cuenta de que podía llegar a ser un negocio. Así nacieron las redes sociales para infieles.

Con más de 16 millones de usuarios en 25 países, ashleymadison.com es una de las pioneras en este campo. Con un slogan nada sutil -"La vida es corta, ten una aventura"-, llegó a Argentina en abril de 2012 y ya son alrededor de 100.000 los que hacen uso de ella en el país. La razón por la cual sus creadores decidieron poner el ojo en este rincón del mundo es que vieron que casi 200.000 argentinos habían intentado registrarse en su versión original para buscar relaciones paralelas. “Somos el sitio web más famoso de encuentros discretos entre personas casadas. Con nuestro paquete de Garantía de Aventura le garantizamos que usted encontrará la pareja perfecta para tener una aventura”, asegura desde su página principal.

Ashleymadison.com no es un sitio que fue pensado de la noche a la mañana, eso es seguro. Así lo revela la larga lista de servicios que ofrece, como por ejemplo un “Noticiario de la Infidelidad”, en el que se puede encontrar todo tipo de artículos al respecto y su servicio de Socios Premium. ¿Los valores? Desde 0.80 centavos el crédito. Si tenemos en cuenta que para enviar un regalo virtual –que consiste en la imagen de un peluche o de una rosa, por ejemplo- el mínimo son 20 créditos, podemos decir que no es nada barato, considerando que acostumbramos a usar redes sociales totalmente gratuitas.

Otra de las ganadoras en el terreno de las redes sociales “hot” es Second Love (Segundo Amor).  Interesante resulta leer la bienvenida que ofrece el cerebro detrás de la invención –un tal Charlie-, quien explica que tiempo atrás se sintió “muy satisfecho con una fugaz aventura” pero que no quería poner en peligro su matrimonio y que aquel affaire hizo que ahora se encuentre mejor que antes con su esposa. Así fue como decidió lanzar el sitio. Después de una cantidad considerable de cifras y estadísticas que indican la afición de las personas casadas por tener parejas ocasionales, Charlie se despide con esta frase: “Tú sabes mejor que nadie qué quieres, jugar con fuego, pero sin quemarte, y para eso debes jugar con cuidado. Tener una aventura con seguridad es posible”. Un argumento convincente, un plan simple, impecable.

Estas redes sociales aseguran que tener una aventura sin ser descubiertos es posible. | Imagen: comunicandoconmario.wordpress.com

Con respecto a esta hipótesis de que una aventura puede salvar tu matrimonio, Chipian explica: “Es muy difícil generalizar, una trampa puede salvar el matrimonio en tanto represente una fantasía. Lo que sí puedo decir es que si esta manera de satisfacción le resulta útil a un integrante de la pareja pero no a la otra parte, habría que cuestionarlo”.

Si bien se puede tener un nivel de membresía gratuito, lo bueno se paga. Para tener acceso a los servicios de secondlove.com.ar se puede comenzar con un monto de $250 por mes o pagar $600 por un semestre. Este servicio parece valer la pena, a juzgar por los comentarios de usuarios que se encuentran dispersos en el sitio como “Vuestra red es magnifica. […] Soy una super usuaria y te aseguro que ya he hecho grandes amistades. […] Parece como si la base de datos de la red Linkedin estuviera en Second Love” o “Les comento que estoy muy contenta con la página y el buen nivel de los suscriptos. Hasta ahora ninguna queja y ninguna mala experiencia”.

Aunque fue creado por la compañía estadounidense BlackDivine, el sitio gleeden.com fue promocionado en Europa ya que, en palabras de su fundador francés Teddy Truchot, los estadounidenses “son mucho más puritanos”. A pesar de esta opinión, también realizó un lanzamiento en ese país en forma casi simultánea. Gleeden (de glee, gozo en inglés, y edén, paraíso) existe desde 2009 y lleva casi 1 millón y medio de miembros. Funciona en 159 países y ofrece establecer contactos tanto nacionales como internacionales. Según sus responsables, ellos no fomentan la infidelidad sino que responden “a una necesidad”.

Todo indica que el fenómeno de las redes sociales para “tramposos” llegó a nuestro país para quedarse. | Imagen: siempremujer.com

La clave del éxito de Gleeden -que se presenta como el primer sitio de encuentros extraconyugales pensado por mujeres- es la moderación, la discreción y la confidencialidad que ofrece a sus usuarios. Los perfiles de los aspirantes a miembros son monitoreados para evitar que se muestren desnudos, semidesnudos o en poses vulgares en sus fotografías. Por otro lado, los textos no pueden incluir palabras soeces ni frases abiertamente sexuales o sugerentes. Según el sitio, sus equipos de moderación hablan varios idiomas y controlan la entrada de miembros verificando si sus fotos no son falsificadas, si la descripción corresponde a la foto, entre otros detalles. Incluso permite denunciar un comportamiento anormal, lo que puede conducir a la cancelación del servicio.

Mucho más literal es detrampa.com. Esta red Made in Argentina utiliza un lenguaje vulgar e imágenes obscenas que por su ubicuidad dan la sensación de que van a salirse de la pantalla. Bajo el lema “Red social para gatas y gatos”, parece no entender de filtros. Fotos de desnudos y frases no aptas para cardíacos son los códigos que se manejan en el mundillo de detrampa.com, que ofrece servicios de profesionales del sexo para todos los gustos, con la posibilidad de dejar mensajes, ver videos y chatear en foros.

Todo indica que el fenómeno de las redes sociales para “tramposos” llegó a nuestro país para quedarse y extenderse como un virus. La pregunta que surge entonces es la siguiente: ¿es un tema cultural o a qué se les puede atribuir su éxito? “No creo que sea un tema cultural, creo que a medida que las maneras de comunicarse van avanzando según avanzan las tecnologías, Internet va ocupando cada vez más áreas de nuestras vidas, y por qué no de nuestras relaciones sentimentales. Es muy difícil mantenerse al margen de esta oleada de información nueva que va llegando cada vez más fuerte y la gente que desea ser infiel como aquella que desea buscar pareja o trabajo no está exenta de esto”, agrega Chipian. Las tentaciones siempre estuvieron a la vuelta de la esquina pero, en el mundo de hoy, se puede estar rodeado de ellas aun sin movernos de nuestra silla.

Fuentes:

http://es.gleeden.com/ http://www.ashleymadison.com http://www.detrampa.com http://www.secondlove.com.ar/ http://www.eluniversal.com.mx