Medio Ambiente

Las 3R para proteger el medio ambiente

por

20/07/2013

Las 3R para proteger el medio ambiente

Quienes estén interesados en hacer su aporte para cuidar nuestro planeta y poner en marcha ciertas prácticas que les permitan lograrlo, no se pueden perder la nota que Revista Magna les trae en esta oportunidad.

Por Ma. Soledad Chiramberro | mschiramberro@revistamagna.com.ar

Cuando hablamos de las tres erres, nos referimos a una regla para cuidar el medio ambiente destinada a reducir el volumen de residuos o basura generada. La idea de ponerlas en práctica nos ayuda a tirar menos basura, ahorrar dinero y ser un consumidor más responsable. Estas hacen referencia a: reducir, reutilizar y reciclar.

A partir de los años ´50, muchas empresas productoras de bienes y servicios han comenzado a implementar estrategias de venta que tendieron a generar un modelo consumista de la sociedad.  Tanto la producción, el consumo y el desecho de los residuos que esto genera debemos multiplicarlo por toda la población mundial, así nos daremos cuenta del volumen y la pesada carga que le implica esto al planeta.

Sólo por mencionar algunas cuestiones, los recursos naturales se agotan, el ambiente sufre una intensa contaminación producida en el proceso de manufactura y los ecosistemas se desequilibran.

Escultura realizada con desechos. Imagen: Internet

Como consecuencia de esta problemática, hace algunos años se comenzó a poner en práctica la regla de las tres erres como una propuesta para formar hábitos de consumo más sustentables. Como dijimos estas implican:

-Reducir los daños al medio ambiente, teniendo en cuenta que debemos comprar menos para disminuir el uso de energía, agua, materia prima (madera, metal, minerales, etc.) y químicos utilizados en la fabricación de los productos. Esto no quiere decir que no debamos comprar lo que necesitemos, sino que debemos optar por productos más eficientes (como electrodomésticos, focos y demás) y apelar a buenos hábitos como desenchufar los aparatos eléctricos cuando no están en uso, cerrar el agua cuando no la necesitamos, etc.

Para lograr reducir podemos poner en marcha estas ideas:

-Elegir los productos con menos envoltorios ya que reduce el uso de productos tóxicos y contaminantes.

-Cuando vamos de compras llevar una bolsa de tela o un carrito.

-Disminuir el uso de papel de aluminio.

-Limitar el consumo de productos descartables.

-Reducir el consumo de energía y agua.

Los hogares sustentables son otra manera de cuidar el medio ambiente. Imagen: Internet

-Reutilizar quiere decir que le alargamos la vida a los productos que consumimos. Con un poco de imaginación e ingenio logramos que los bienes puedan tener más de una vida útil, a partir de su reparación o bien utilizándolos para darles otro uso. Este paso también implica adquirir productos usados, ya que esto alarga la vida útil del producto y a la vez implica una reducción de consumo de productos nuevos.

Para reutilizar podemos:

-Emplear de diversas formas distintos productos consumibles.

-No descartar aquello que puede ser usado otra vez ya que cuanto más objetos reutilicemos, menos basura produciremos.

-Utilizar las hojas de papel de los dos lados.

Los neumáticos son elementos muy contaminantes que se ajustan perfectamente a diferentes usos. Imagen: bricoblog.eu

-Reciclar es la erre más común y menos eficaz. De lo que se trata es de rescatar lo posible de un material que ya no sirve para nada (basura) y convertirlo en un producto nuevo. Lo bueno del reciclaje es que actualmente casi todo tipo de basura se puede reciclar y en muchos municipios esto es una práctica muy común.

Para reciclar debemos considerar que podemos convertir:

-Papel y cartón.

-Vidrio.

-Metales (hojalata, aluminio, plomo, zinc y otros ferrosos).

-Plásticos.

Escultura realizada con botellas de plástico. Imagen: zonaconsumibles.com

A medida que se ha ido profundizando esta tendencia sobre las 3 erres ecológicas, algunas organizaciones como Greenpeace han sumado tres erres más:

-Repensar nuestros hábitos y modo de vida, especialmente con respecto a cómo definimos nuestras necesidades básicas.

-Reestructurar el sistema económico para que el enfoque principal cambie de la maximización de ganancias al bienestar de la gente y que se incluyan los costos sociales y ambientales en el cálculo final de los bienes de consumo.

-Redistribuir, para que todos tengamos un acceso equitativo a los recursos, ya que actualmente existe la tecnología, los recursos y la manera de satisfacer las necesidades de todos.

Ya estamos en condiciones de emprender una vida más sustentable y sobre todo amigable con el medio ambiente. ¡Hacé la prueba!