Cultura

Las dos facetas de Anne Perry: de asesina condenada a escritora exitosa

por

16/10/2014

Las dos facetas de Anne Perry: de asesina condenada a escritora exitosa

La historia personal de Anne Perry no sería TAN alucinante si sus dos facetas -la de ex convicta por homicidio y la de exitosa escritora- no estuvieran unidas, y si no fuera en la actualidad -paradójicamente- la reina del policial negro británico. A sus más de 70 años, esta autora inglesa no sólo sorprende con sus novelas policiales sino que es dueña de una historia personal digna de una novela policial. Magna te invita a conocerla a través de esta nota.

Por Alan Laursen | alaursen@revistamagna.com.ar     

La obra de la escritora Anne Perry es tan fascinante como la historia que trae a sus espaldas. Reconocida en el mundo por sus novelas policiales y detectivescas, esta escritora británica te atrapa con sus tramas de misterio de desenlaces sorprendentes y su magnifica habilidad para enganchar al lector. El plus es que gran parte de estas novelas están ambientadas en la apasionante Inglaterra victoriana a mediados del siglo XIX.

Una infancia trágica: el caso Parker-Hulme

Nacida como Juliet Hulme en Londres hace 76 años, su infancia no fue del todo feliz y quedó marcada para siempre por un fatídico suceso que le cambió la vida. Enferma de tuberculosis desde niña, fue enviada al Caribe y a Sudáfrica para mejorar su salud en un clima más benigno. Recién se reunió con su familia en Nueva Zelanda a la edad de 13 años cuando su padre fue designado rector de una universidad en ese país. Sin embargo las cosas estaban lejos de ser favorables para la joven Juliet. Cuando tenía cerca de 16 años sus padres empezaron su proceso de divorcio, algo que afectó mucho a la escritora. Su único consuelo era su amiga de la escuela Pauline Parker con la que estableció un fuerte lazo de hermandad y con la que imaginaron una vida juntas, plagada de fantasías.

Luego del divorcio, su padre se marcharía a Inglaterra pero las amigas no querían ser separadas. Pauline deseaba irse a Londres con Juliet pero su madre, Honora Rieper, era un obstáculo a sortear. Por ello aquel fatídico 22 de junio de 1954 las jóvenes y la señora Rieper salieron a un paseo por el campo. Sin embargo -lejos de lo idílico del plan- detrás estaba la intención de las jóvenes de asesinarla a golpes con un ladrillo. Fueron necesarios 45 ladrillazos en la cabeza de la mujer para poner fin a su vida.

Actualmente, la autora tiene 75 años y vive en Escocia. | Imagen: eriginal.files.wordpress.com

El caso conmocionó a Nueva Zelanda y al mundo. Favorecidas por su edad, ese año fueron declaradas culpables pero se salvaron de la pena de muerte. Fueron sentenciadas a prisión por tiempo indeterminado a criterio del magistrado. Durante el juicio se sugirió que ambas mantenían entre sí una relación afectiva que iba más allá de una simple amistad, y que existía entre ellas una relación del tipo lésbica. Sin embargo, eso fue tajantemente negado por Perry desde entonces. Luego de pasar cinco años encarceladas fueron finalmente liberadas, pero impedidas de volver a verse y mantener contacto, como condición para permanecer en libertad. Y así ha sido hasta hoy ya que las ex amigas jamás volvieron a verse. En declaraciones a la prensa, la autora confiesa que nunca tuvo la intención de volverse a relacionar con su cómplice, que no tiene nada para decirle y que, si bien está arrepentida del suceso, se perdonó a sí misma, aclarando que tampoco piensa a menudo en aquel macabro suceso, salvo cuando alguien se lo pregunta.

Después de su liberación, vivió un tiempo en Estados Unidos (dónde fue asistente de vuelo y se hizo mormona practicante) y luego se fue a Escocia a vivir con su madre, país que habita desde entonces. A los 21 años adoptó el seudónimo de Anne Perry -apellido del nuevo marido de su madre- con el que se haría conocida como escritora de más de un centenar de obras a partir de 1979, muchas de ellas best sellers.

La relación entre su pasado como Juliet Hulme y su presente como Anne Perry se supo masivamente muchísimo tiempo después a partir de la película “Criaturas celestiales” (1994) protagonizada por Kate Winslet. La autora -contra todo pronóstico- recibió muchas muestras de apoyo y comprensión, según declaró tiempo después. Lejos de afectar su carrera, los libros de esta escritora de novelas policiales son éxitos de venta en todo el mundo, lo que la convirtió en una mujer exitosa y adinerada.

Con Melanie Lynskey (Pauline) y Kate Winslet (Juliet) como protagonistas, la película "Criaturas celestiales" (1994) de Peter Jackson está basada en el caso Parker-Hulme. | Imagen: peliculas.film-cine.com

Su obra

Gran parte de sus obras  -siempre marcadas por historias de misterio, detectives y asesinatos- tienen personajes recurrentes y se constituyen en sagas alucinantes, que tienen como escenario la Inglaterra victoriana.

Uno de sus personajes emblemáticos y protagonista de varios libros desde el exitoso “El rostro de un extraño” es el detective amnésico William Monk, quien luego de un accidente pierde la memoria y de a poco tiene que ir reconstruyendo su vida pasada y presente, aunque se mantiene intacto su agudo instinto y perspicacia que lo constituyen en el detective estrella de la policía londinense. Resolviendo los casos más complicados va recuperando aspectos sobre sí mismo y su pasado que le repugnan y que también lo enorgullecen.

La Inglaterra de mediados del siglo XIX, súmmum del Imperio Británico y de los años de la Reina Victoria, son el escenario perfecto para el desarrollo de historias de crímenes en dónde el ingenio del detective tiene el rol preponderante, sin cámaras de seguridad, estudios de ADN y redes sociales con los que establecer pruebas y detectar pistas, sólo los elementos disponibles y un uso exquisito de la lógica y la capacidad de relación. Las historias de Perry fluyen totalmente, te atrapan. No son forzadas ni predecibles. Siempre sorprenden, desde el principio hasta el final. Los protagonistas y personajes, desde encumbradas figuras de la nobleza hasta repugnantes seres del bajo mundo, siempre son algo más de lo que parece (para bien y para mal).

Como si fuera una paradoja, esta autora-asesina se convirtió en una de las más reconocidas escritoras de la novela policial negra. Aunque también cuenta con textos de otros géneros, y entre sus libros más famosos hay una serie de historias ambientadas en la Primera Guerra Mundial que también ha cosechado elogios y reconocimientos.

Anne Perry fue seleccionada por The Times como una de los "100 Maestros del Crimen del siglo XX". | Imagen: anneperry.co.uk

Sin dudas sus libros son altamente recomendables, tanto para el ávido lector como para el que quiere empezar a introducirse en el género. Se garantiza un momento placentero disfrutando del sano y productivo hábito de la lectura, conduciéndonos y sumergiéndonos en una sociedad y en un momento de la historia muy diferente y lejano al contemporáneo.