Tecnología

Linkedin: la rara de la familia

por

26/11/2013

Linkedin: la rara de la familia

¿Sos profesional? ¿Tenés una empresa? ¿Te gustaría estar en contacto con colegas u otros profesionales o empresarios de tu rubro? ¿Te serviría que importantes empresas vean tu CV y tu carrera profesional? Linkedin puede ser lo que estabas necesitando. Pasá y entérate más sobre esta útil pero poco difundida red social.

Por Alan Laursen | alaursen@revistamagna.com.ar

Si preguntamos a un grupo de gente cuantos conocen la red social Linkedin, seguramente quienes lo hagan serán muchos menos que si hubiésemos preguntado por Facebook. Y en el caso de que la conozcan, no todos tendrían cuenta allí o serían usuarios frecuentes. ¿Qué es Linkedin entonces?

Básicamente es una red social, que nació en mayo de 2003 y que diez años después tiene más de 200 millones de usuarios registrados en ella. Parece un número alto, pero si consideramos que Facebook tiene más de 1060 millones, es relativamente poco. ¿Por qué? Sencillamente porque sus características – y su razón de ser- la hacen un espacio virtual para crear redes de negocios, laborales y profesionales. Por ello es que es más popular en el sector profesional y empresarial que entre el común de la población.

¿Para qué sirve entonces? Sebastián Magallanes, especialista en marketing on-line e investigador del uso de las nuevas tecnologías, afirma que “la diferencia fundamental de Linkedin con respecto a otras redes es el objetivo con respecto a quien está dirigida. La mayoría de los usuarios de esta red poseen un perfil profesional donde tienen la posibilidad de contactarse de manera sencilla con otros colegas”.

La red social permite que los usuarios suban su currículum vítae o diseñen su propio perfil con el fin de mostrar experiencias de trabajo y habilidades profesionales. Imagen: blog.elpixel.com

Usuarios y contactos

¿Podés ingresar a Linkedin aunque no seas profesional o trabajes en determinada área en donde tengas que hacer contactos? Sí. Pero como sostiene Sebastián, “esta red social está pensada específicamente para profesionales, eso no quita que cualquier persona pueda generarse un perfil y utilizarla, pero al estar optimizada para otro tipo de target los contenidos que vamos a ver si no estamos relacionados con ningún rubro o actividad específica nos va a aburrir y por ende la vamos a abandonar”.

Ingresar a Linkedin no difiere en nada con la forma de ingreso a las demás redes sociales. Basta con incluir un mail, un nombre de usuario, completar un formulario y rellenar con datos personales, para estar ya en el mundo Linkedin. La única diferencia es que esta plataforma ofrece la posibilidad de completar tu curriculum vitae on-line, ya que para muchos el objetivo es que las empresas y profesionales sigan tus pasos laborales y que en el futuro puedas ser tenido en cuenta para un trabajo.

También hay un espacio en donde el usuario puede ver aquellas empresas que demandan trabajos y qué puestos están disponibles y con qué requerimientos. Si se considera uno apto para el puesto, puede postularse. En realidad hay veces que el sistema es más complejo pero básicamente la idea central es la que exponemos, ya que las variaciones tiene que ver más con requerimientos del empleador (por ejemplo, a veces te pide que además de postularte redactes una carta de presentación o que detalles el salario pretendido). Sebastián sostiene respecto a esto que “Linkedin más que para conseguir un trabajo es un excelente canal para generar trabajo propio en contacto con otros profesionales del rubro independientemente de su ubicación geográfica”. El contacto con profesionales y colegas es una de las mejores cosas que ofrece esta red social, y también la posibilidad de interactuar en foros y grupos relativos a nuestros intereses profesionales. Por ejemplo, nosotros los comunicadores sociales tenemos infinidad de espacios y de debates en donde intercambiar opiniones, visiones sobre la profesión, información e incluso posibilidades laborales. Lo mismo para las demás.

A diez años de su creación, Linkedin tiene más de 200 millones de usuarios registrados. Si bien es un número alto, Facebook ya cuenta con 1060 millones. Imagen: Redusers.com

Para contactarse con otros usuarios ya no basta con enviar solicitud de amistad como se hace comúnmente en Facebook. El sistema funciona como una red más selecta de contactos mediante un sistema de “grados”. Uno puede enviar fácilmente solicitud a aquellos usuarios que por razones laborales, profesionales, institucionales o académicas están en conexión directa con nosotros. También están las conexiones de nuestras conexiones (conexiones de segundo grado) y también las conexiones de las conexiones de segundo grado (conexiones de tercer grado). Suele ocurrir que algunos usuarios tienen más restricciones para que se los contacte por lo que sólo Linkedin te permite solicitarles amistad si señalas que comparten relación de trabajo, o te pide que introduzcas su e-mail, como un modo de restringir un poco y que no se convierta en una sucursal de Facebook.

El futuro

En un mundo globalizado y digital, las empresas, el trabajo y la interacción entre profesionales ha tendido cada vez más a trasladarse al espacio de lo virtual. Especialmente en el mundo de las empresas y de las profesiones como periodismo, finanzas, marketing, programación web, etc.  Esto también ocurre a nivel social con nuestras interacciones. Por esto las redes sociales son la estrella de estos días, porque la socialización mediante sus plataformas ha pasado a ser parte de nuestra cotidianeidad. Cada una en su juego, ¿estas redes son ya una “necesidad”?. Sebastián Magallanes explica que  “estamos transitando una etapa donde lo que importa más que la plataforma es cómo los usuarios nos movemos y jugamos este juego. Facebook,  Twitter, Instagram, Pinterest, Linkedin son sólo lugares donde se reúnen virtualmente las personas, si un día uno de estos todos se caen, las personan van a buscar otro lugar, donde al principio va tener un periodo de adaptación, cada vez que alguna de estas hace un cambio en su diseño, o en sus funciones o en la arquitectura de la información. Todos criticamos pero nos acostumbramos y seguimos”. Entonces, podemos decir que son necesarias en cuanto a que hoy están. Pero si dejasen de existir de golpe, nos adaptaremos y seguiremos como siempre lo ha hecho la humanidad. Hoy por hoy nuestro mundo está virtualizado, el mañana siempre es incierto.

Sebastián Magallanes, de la agencia de marketing y comunicacion digital inDoors, afirma que el contacto con profesionales y colegas es una de las mejores cosas que ofrece esta red social.

Respecto a cómo se perfila esta red en cuanto a popularidad, sostiene que “hoy por hoy Linkedin está creciendo mucho respecto a tiempo atrás, obviamente sigue por debajo de Facebook y Twitter pero su crecimiento y su posicionamiento como red social es cada vez mayor”. Aunque no es la única red apuntada al mundo de los profesionales. Por ejemplo, existe Xing que plantea un mismo perfil pero es menos popular que Linkedin.

En cuanto a si vale la pena ingresar a esta red, Sebastián sostiene que “si una persona se desempeña en algún área profesional, corporativa, académica o freelance, le recomiendo generarse un perfil en Linkedin donde va a poder formar parte de los grupos de interés y contactar y ser contactado por colegas y personas a fines”.

Sobre Sebastián Magallanes

Seba Magallanes,- en Twitter @SebaMagallanes - junto a un socio es parte de una agencia de marketing y comunicacion digital llamada inDoors, -www.indoorsdigital.com.ar- en la que ofrecen servicios de marketing en redes sociales, estrategias de negocio, diseño y desarrollo, prensa digital y contenidos, seminarios y capacitaciones 2.0 para empresas.

También es miembro del grupo de investigación Mediaciones Tecnológicas y Comunicación Digital ( MT&CD) de la Facultad de Ciencias Sociales.