Sociedad

Lucha Anti-Bullying: la Ley que busca frenar la violencia en las aulas

por

19/09/2013

Lucha Anti-Bullying: la Ley que busca frenar la violencia en las aulas

Una nueva Ley en nuestro país focaliza su atención en la solución de las formas de acoso que se manifiestan en la escuela y afectan a miles de niños y niñas del país (y del mundo). Conocida como “Ley Anti-Bullying”, viene a intentar resolver una terrible forma de violencia. ¿De qué se trata? ¡Enterate!

Por Alan Laursen | alaursen@revistamagna.com.ar 

Estamos viviendo una época difícil en la que hay una visible crisis de valores que se ve reflejada en hechos de violencia extremos e irracionales (más irracionales de lo que es la violencia en sí) a nivel social. Una de las formas de violencia que acapara nuestra atención en estos momentos es el bullying o “acoso escolar”. Antes se lo confundió con las peleítas de chicos en las escuelas (algo relativamente común) pero ahora sabemos que va más allá del “te espero a la salida” ya que se trata de situaciones violentas con altos grados de humillación y agresiones físicas y psicológicas.  Poco a poco, las que para muchos eran “cosas de chicos” fueron haciéndose más visibles socialmente y se instaló la discusión acerca del bullying, una de las formas de violencia más crueles y humillantes que existen y que afecta a miles de chicos, con consecuencias que marcan su vida hasta la adultez y que pueden derivar en diversos trastornos psicológicos, traumas y problemas de sociabilidad.

Los medios ya lo habían instalado, y ahora le tocó a la política hacer algo al respecto. Finalmente, el congreso sancionó una ley, cuando el pasado 11 de septiembre los diputados aprobaron la “Ley Anti-bullying”. En realidad se llama “Ley para la promoción de la convivencia y el abordaje de la conflictividad social en las instituciones educativas”, y garantiza la intervención institucional y el abordaje de los conflictos de acoso escolar en las escuelas, con el objetivo de fomentar “el respeto y la aceptación de las diferencias, el rechazo a toda forma de discriminación, hostigamiento, violencia y exclusión en las interacciones entre los integrantes de la comunidad educativa, incluyendo las que se produzcan mediante entornos virtuales y otras tecnologías de la información y comunicación” (Art nº2 inciso C), apelando a la resolución de conflictos mediante el diálogo, el respeto a los derechos de las personas y específicamente a los derechos del niño; tratando de comprender los conflictos en el contexto en el que estos se producen y solucionarlos de forma pacífica.

El bullying afecta a miles de chicos, con consecuencias que marcan su vida hasta la adultez y que pueden derivar en diversos trastornos psicológicos, traumas y problemas de sociabilidad. Imagen: unosantafe.com.ar

La autora de este proyecto es la diputada Mara Brawe (FPV), quien en el canal informativo C5N manifestó que esta ley es una herramienta muy importante para los docentes, y la definió como “una ley integral (…) que previene toda forma de violencia, el bullying es una de las tantas y no la más frecuente (pese a que la ley se denomina vulgarmente como Anti-Bullying) pero no por eso menos importante” y enfatiza que en todos los niveles educativos tienen que existir instancias de participación para que tanto docentes como alumnos puedan conversar acerca de las formas de mejorar la convivencia y prevenir los conflictos, y pensar cómo solucionarlos en el caso de que se produzcan.  El hecho de que abarque a todo el sistema educativo implica que la formación en estos temas arranca desde el jardín de infantes.

Cuando hablamos específicamente sobre Bullying o acoso escolar hablamos de una forma de violencia en donde hay una víctima que sufre el acoso y la violencia física o verbal de parte de un victimario o varios, quienes sistemáticamente lo rebajan y humillan por causas que pueden ser de diversa índole. Con el acceso a Internet y redes sociales, se extendió a estos espacios y se lo llama “cyber acoso”.

Es importante que tanto los docentes como los padres comprendan que no estamos ante la típica “cosa de chicos”, sino que nos enfrentamos a algo sumamente grave. Es necesario  que se comprometan a escuchar a sus hijos en el caso de que sean víctimas, no minimizar lo que les ocurre, y en el caso de estar ante el victimario, persuadirlo de lo erróneo de sus acciones. Para lograr el fin de la violencia en las aulas se necesita de un compromiso total de todos estos actores, que no alimenten este tipo de actos y dejen de ser cómplices de situaciones de este tipo. Sin duda la Ley es un paso muy importante, y si es debidamente aplicada permitirá que los casos de violencia en las aulas se reduzcan y sean menos frecuentes.

Con el acceso a Internet y redes sociales, el ataque se extiende a través de la tecnología y la Web, denominándose "cyber acoso". Imagen: bastadebullying.com

Recientemente se difundió una noticia sobre una escuela de la localidad de Burzaco, donde la realización de una huerta por parte de los alumnos ayudó a mermar los casos de agresividad y violencia y dio a los chicos la posibilidad de ocuparse en algo productivo y canalizar su ira. Sin duda es algo digno de imitarse.

Si sos docente o profesional de la salud física y mental, te recomiendo el sitio www.mediacionyviolencia.com.ar en donde se informa de talleres, cursos y charlas sobre el tema y se brinda además mucha información útil para quienes estén intentando aportar su grano de arena en la lucha contra cualquiera de las formas de acoso. Si sos habitué de Facebook: www.facebook.com/pages/Anti-Bullying-ARGENTINA.