Zona O

Mapis: un pueblo y un museo que buscan entrelazar historias

por Rocío De Lucca

08/06/2013

Revista Magna se acercó a esta localidad del Partido de Olavarría de tan sólo 143 habitantes que han unido fuerzas para no desaparecer y han logrado festejar su centenario así como alzar un museo en el que cuentan su apasionante historia.

Mapis: un pueblo y un museo que buscan entrelazar historias
Un pueblo que lucha por mantener viva su historia y la de sus habitantes. | Imagen: elfederal.com.ar

Inmerso en la llanura pampeana sobre tierra fructífera y a 100 km de distancia de la Ciudad de Olavarría se emplaza Mapis, una pequeña localidad que sobrevive al paso del tiempo y lucha cada día para que las autoridades municipales no se olviden de ella. Conformada por 143 habitantes rurales, según los datos arrojados por el censo que se realizó en el año 2010, se moderniza lentamente para permanecer en vigencia y no quedar en el tiempo.

En el año 1912 este pequeño rincón del partido de Olavarría recibió al primer tren, hecho que dio origen al pueblo. Tiempos de bienestar se vivieron hasta que el Gobierno de turno dijo basta a los ferrocarriles y sus desplazamientos por algunos lugares del interior del país. Hace 30 años que ya no pasa el tren por estas vías, tres décadas de absoluto silencio para ese silbato que anunciaba la llegada de este medio de transporte. Sin embargo, la comunidad siguió adelante, continuó trabajando y el 5 noviembre de 2012 festejó su centenario con agasajos y reconocimientos. Ese día la emoción fue doble para los lugareños porque junto al homenaje por el natalicio inauguraron su Museo en la Estación del Ferrocarril. El equipo de trabajo diseñó un espacio de interacción y aprendizaje, un área a través de la cual los más jóvenes puedan empaparse de sus orígenes, los ancianos recuperen vivencias y los visitantes conozcan un poco de su historia.

Un pueblo que lucha por mantener viva su historia y la de sus habitantes.María Marta Mallea, junto a las docentes Silvana Arnaudo y Luisina Gregorini,  son las figuras representativas del museo, si bien toda la localidad participa para que este emprendimiento siga adelante. Con gran entusiasmo explican: “El museo se produce a partir de la celebración del centenario de Mapis en el año 2012; porque el nacimiento de nuestro lugar se gesta en la construcción de la estación de ferrocarril, en este ámbito se tejen todas las historias, encuentros, comercios, intercambios, noticias, producción, rumores y romances. Nuestro objetivo, nuestra búsqueda, es mostrar la puesta en valor de la estación, recuperar y preservar nuestro patrimonio. Queremos valorizar lo local como construcción de una ciudadanía activa, pensamos en los habitantes más pequeños, los alumnos de la escuela y el jardín, en su arraigo y apego a la zona ya que nadie puede amar lo que no conoce. El arraigo se construye buceando la historia de nuestro lugar. Allí nace la idea del museo como ´trinchera de identidad´ como lo plantea Silvia Alderoqui en su libro ´La educación en los museos´. Aspiramos a tener un espacio donde podamos rendir homenaje a los pioneros de la zona y seguir comprometidos con el crecimiento y el desarrollo de nuestro sitio. Apuntamos a que el museo sea un lugar de educación, buscar el significado de cada cosa y no sólo en su aspecto físico, deseamos recuperar la memoria oral de los mayores. Una alumna de la escuela nos dijo hace poco: ´¡Qué bueno que vivo acá!´ y un ex alumno comenta que antes nadie sabía ni donde quedaba nuestro lugar y hoy no sólo se sabe sino que también se habla bastante de nuestro pueblo. Pensamos que hemos cumplido nuestro objetivo”.

Perseverantemente comenzaron a buscar información para su proyecto. La recolección del material la tomaron de todas las instituciones, “nos leímos todos los registros del club, la capilla, el almacén, todas las actas de la Escuela N° 35, por suerte esos libros estaban guardados con relatos maravillosos que nos revelan detalles acerca de cómo era la vida aquí, a lo largo de distintas décadas y para nosotros fue muy importante encontrarlos. Leímos, leímos y leímos, escuchamos, escuchamos y escuchamos y así fuimos armando el rompecabezas, que en muchas ocasiones los relatos no coincidían y entonces los teníamos que volver a chequear. Fue un trabajo apasionante. Nos trajeron muchísimas fotos que ubicamos en las distintas salas del tren, de la escuela o de la capilla y el club. Algunas fotos son originales y otras copias y así vamos rotando el contenido. La primera muestra la montamos sobre muebles prestados que luego devolvimos y ahora lo hacemos sobre varillas de madera que colocamos en las paredes”.

Estación de Ferrocarril de Mapis.La planificación del centenario y el museo fueron de la mano. Ese mismo día se llevaron a cabo los dos eventos, festejo e inauguración. Ellas están muy conformes con el trabajo que realizaron, con la excelente participación de los vecinos de ayer y de hoy y con la contribución recibida: “Comenzamos por elaborar una encuesta dirigida a todos los que vivieron en Mapis, la llevamos al Archivo Histórico Municipal Olavarría y desde allí nos brindaron una invalorable colaboración, trabajamos mucho en la difusión del centenario, en medios gráficos y radiales convocando a todos a acercarse al archivo con todo tipo de recuerdos: fotos, actas, objetos. Scanneamos e imprimimos fotos para poder devolver originales. Las respuestas recogidas y los testimonios personales nos permitieron reconstruir el pasado de cada institución (capilla, club, almacén y escuela) como así también recuperar anécdotas. Les preguntábamos especialmente por el tren, para qué lo usaban, dónde viajaban y qué sintieron cuando dejó de pasar. Los habitantes de Mapis de todas las edades se acercaron al Archivo durante el año 2012”.

Otro encuentro importante para la reseña histórica fue en el año 2011, “cuando convocamos a todos los descendientes de José Mapis, donante del terreno de la estación. Vinieron 19 ´Mapis´, muchos por primera vez, otros regresaron luego de 60 años. También citamos a todos los que fueron Jefes de la Estación, Presidentes de la Cooperadora, del Club o la Capilla y por supuesto a directoras y maestras de todos los tiempos. Vinieron las dos hijas del primer maestro de la escuela (1931), la bisnieta del primer Jefe de Estación (1912), y hasta un ex alumno de la escuela que hoy es docente en La Plata, Ingeniero e Investigador del Conicet”. Y como si esto fuera poco “compusimos nuestro himno, sí, Mapis tiene himno, pero hay que acercarse acá para escucharlo”. En relación al organigrama y a la conformación de la estructura organizacional el museo en este momento no cuenta con una comisión formal que se encargue de él. “Lo dirigimos las personas de la escuela, el jardín y algunos vecinos. Todos colaboramos para mantenerlo, como por ejemplo cortando el césped y limpiando del lugar”.

Una de las salas del museo que está abierto a la donación de material y al aporte de datos.Poco a poco, este sitio va creciendo e implementando estrategias para difundirse y lograr que la gente se acerque a conocerlo. “Estamos recibiendo las visitas de las escuelas rurales de la zona y para ellos preparamos una visita especial. Tratamos de hacer de las visitas algo interesante, dinámico y donde todos puedan preguntar y aprender. Las maestras de la escuela y el jardín están formando a sus alumnos como futuros guías del museo, cosimos vestuario de 1912 para que nuestros visitantes puedan vestir como en esa época y sacarse una foto junto a un tren pintado sobre un lienzo, que fue pintado por el profesor de arte de la escuela”. En caso de que alguien quiera donar material o aportar datos para el museo, en la ciudad de Olavarría tienen un referente en el archivo Histórico Nacional, la Sra Mónica Poggi. “Ella recibe el material, ya sea en calidad de préstamo o donación, además siempre pedimos que si saben de alguien que tenga algo original de Mapis, de cualquier época, por favor nos avise. Pueden ser objetos, fotos, recuerdos, músicas, trofeos, boletines, cuadernos de alumnos de escuela, cosas del tren o de la estación, algún cartón de encomienda, sellos, gorras de jefes de estación, etc. Todo nos sirve y mucho. También si hay alguna persona interesada en hacer alguna muestra especial relacionada con lo rural o lo ferroviario que por favor nos contacte. Y desde ya está abierto a escuelas primarias, jardines de infantes, terciarios o universidades que deseen visitarlo como así también vecinos o simplemente personas interesadas en Mapis”

En esta localidad, tan alejada de las urbes, se sigue adelante con alegría y voluntad para no quedar en el tiempo, tratando de generar nuevas esperanzas en las generaciones venideras, a veces se dificulta porque los herramientas son escasas y los recursos tecnológicos no son sus máximos aliados pero ponen su empeño y tratan de publicitar y difundir todas las actividades. “Nuestra mayor transmisión es de boca en boca y durante el verano tuvimos muchas visitas, fue muy emocionante para algunos vecinos de ayer volver a sus raíces, recorrer y recordar, a nosotros nos llena de orgullo. Si quieren conocer las actividades que desarrollamos pueden visitar en Facebook el grupo abierto Mapis Centenario 2012”.

En el encuentro estuvo la emoción y el agrado, ver el trabajo que realizan para seguir de pie es digno de destacar, para ellos comenzar a investigar y a recolectar información fue vivir momentos de nostalgia y florecieron muchos recuerdos. Se toparon y descubrieron con miles de anécdotas y hoy nos hacen partícipes de una de ellas: “Corrían los años 1923-1928. Moracci era el Jefe de la Estación, Juan Carlos Castagnino, en ese entonces un joven de 18 años y pintor desconocido solía visitarlo. Una vez pintó unos cuadros sobre cartones de encomiendas de la estación y se los dejó de regalo. Las autoridades del Ferrocarril del Sud (Ingleses) visitan a Moracci y este quiso impresionarlos. Tomó una pintura de Castagnino, le borró la firma y le colocó la suya. Hoy hemos recuperado una copia de la pintura del hoy célebre pintor Castagnino y la tenemos en el museo, además la familia de Moracci nos dio fotos y cartas. Estamos tratando de ubicar a Álvaro Castagnino, hijo de Juan Carlos, para que nos visite”.

El museo es instrumento más para Mapis, una herramienta que tiene como principal objetivo difundir e informar la historia y las diferentes experiencias que han vivido los habitantes en ese lugar, si te interesa visitarlos podes contactarte con Silvana Arnaudo, Directora de la Escuela y maestra de primaria. TE (02303) 15-58 8913. Luisina Gregorini, Maestra de Jardín de Infantes. TE (02284) 15-53 8260. Ma. Marta Mallea, Vecina. TE (011) 15-6687 3950. E-mail: mariammallea@gmail.com