Vida Sana

No vives de ensalada, ¿o sí?

por Revista Magna

28/02/2013

Normalmente presentadas como acompañamiento, la unión de diferentes ingredientes puede ser también la protagonista de tu menú como podrás comprobar con las recetas que te proponemos.

No vives de ensalada, ¿o sí?

Llegó el calor y con él, las ganas de comer algo fresco y liviano. Y, sobre todo, fácil de preparar. Las ensaladas son una excelente opción que responde a lo antes mencionado pero si bien prepararlas abre una infinidad de posibles combinaciones, no es cuestión de mezclar compulsivamente cualquier ingrediente ya que en algunos casos los resultados pueden ser catastróficos.

Te presentamos tres propuestas infalibles para comer rico y variado, tanto para quienes siguen una dieta como para quienes las calorías no son un problema. Te invitamos a probarlas y a contarnos qué te parecieron.

Ensalada completa bajas calorías

Lechuga, 1 planta grande o dos chicas

Tomates, 2

Zanahorias, 2

Chauchas, 200 gramos

Cebolla, 1

Aceite de oliva, 1 cucharada

Sal, y jugo de limón o vinagre, a gusto

Lavar la lechuga, escurrirla y cortarla en trozos con la mano. Pelar y rallar las zanahorias, cortar los tomates en cubitos y hervir las chauchas hasta que estén tiernas, retirarlas y cortarlas en dos o tres partes .A continuación, pelar y cortar la cebolla, primero en rodajas y luego en trocitos (no picar).

Mezclar todos los ingredientes y, a último momento, condimentar con sal, aceite y vinagre o jugo de limón. Revolver y servir.

Ensalada de arroz y atún

Arroz blanco, una taza

Ají morrón rojo, 1 unidad

Apio, 4 o 5 varas

Atún en trozos, 1 lata

Choclo amarillo desgranado, 1 lata

Sal, aceite de oliva y/o mayonesa, a gusto

Hervir el arroz en abundante agua con sal, cuando esté a punto (entre 15 y 20 minutos) colar y dejar enfriar.

Untar el ají con aceite y colocar en horno moderado hasta que la piel se arrugue y se desprenda de la pulpa (30 minutos aproximadamente), girándolo de vez en cuando. Sacarlo del horno, dejar que se enfríe y pelarlo. Abrirlo al medio, desechar las semillas y cortarlo en trocitos.

Mezclar estos ingredientes con el choclo, el apio cortado grueso y el atún en trozos. Condimentar con sal y aceite de oliva o mayonesa.

Ensalada de pechuga de pollo

Pechugas de pollo, 250 gramos

Lechuga verde, 100 gramos

Lechuga morada, 100 gramos

Cebolla de verdeo, 3 tallos

Uvas negras, 10 o 12 unidades

Piñones, 100 gramos

Panceta, 150 gramos

Romero fresco, una cucharadita

Aceite de maíz, 2 cucharadas

Vinagre de vino, 2 cucharadas

Aceite de oliva y sal, a gusto

Cortar en finas tajadas 250 gramos de pechuga de pollo. Sazonar con sal, pimienta, y una cucharadita de romero fresco picado.

En otro recipiente, mezclar 100 gramos de lechuga verde y 100 gramos de lechuga morada con 3 tallos de cebolla de verdeo cortados en aros. Agregar 10 o 12 uvas negras partidas por el medio sin semillas y, en caso de conseguir, 100 gramos de piñones (semillas de piña). Colocar todo en una fuente precalentada, salar y rociar con un hilo de aceite de oliva.

Aparte, calentar 2 cucharadas de aceite de maíz en una sartén. Freír las tajadas de pechuga con 150 gramos de panceta cortadas en daditos. Incorporar este preparado a la combinación de vegetales.

Para condimentar, colocar 2 cucharadas de vinagre de vino sobre la sartén para aprovechar el jugo y verter sobre la ensalada.