Sexo

Nuevos anticonceptivos femeninos: ventajas y desventajas

por Carla Lioi

27/01/2015

Si bien existen métodos tradicionales a los cuales accedemos para una correcta protección, hoy la medicina nos ofrece el dispositivo intrauterino con liberación hormonal, el dispositivo subcutáneo y el anillo vaginal. En esta nota te contamos cómo funcionan.

Nuevos anticonceptivos femeninos: ventajas y desventajas

La anticoncepción es todo aquel método o tratamiento que se utiliza con la finalidad de evitar un embarazo. Existen distintos métodos para la prevención, algunos son clásicos y se implementan desde hace varios años pero en este último tiempo se incorporaron otros que ya se pusieron en práctica.

“Contamos con múltiples maneras de elegir el anticonceptivo adecuado, principalmente se selecciona en función de cada paciente, analizando sus antecedentes, el tipo de  pareja, la frecuencia de las relaciones sexuales, etcétera", indica Verónica Maldonado, Especialista en Patología Vulvovaginal. Y agrega: “También se tiene en cuenta la afinidad que tenga la paciente con el uso del método en cuanto a la tolerancia y la aceptabilidad, entre otros factores”.

Dispositivo intrauterino con liberación hormonal

Dentro de los dispositivos intrauterinos el más conocido se llama Mirena. Se trata de un pequeño dispositivo de plástico en forma de T que se coloca dentro de la cavidad uterina y posee una cápsula que contiene una hormona llamada levonorgestrel, que actúa de la misma manera que la píldora anticonceptiva. Esta hormona es liberada dentro de la cavidad uterina en pequeñas cantidades durante un período de cinco años.

Mirena tiene un efecto anticonceptivo combinado, porque hace más espeso el moco cervical, inhibe la función del espermatozoide dentro del útero y las Trompas de Falopio. En algunos casos también corta la ovulación.

Ventajas:

  • Funciona como protector de algunas enfermedades como la hiperplasia endometrial, que es la alteración benigna del endometrio caracterizada por un crecimiento anormal y desmedido de las células glandulares.
  • Se utiliza como tratamiento para las pacientes con hemorragias genitales que no responden al tratamiento médico con terapia hormonal vía oral.

Desventajas:

  • Este dispositivo puede producir mayor flujo vaginal.
  • Algunas mujeres entran en amenorrea, es decir tiene ausencia de menstruación.

El DIU hormonal es muy fácil de usar ya que no requiere recordar su uso, ni interfiere en la vida sexual y su eficacia anticonceptiva es muy elevada y duradera. | Imagen: holadoctor.com Dispositivo subcutáneo Es una barrilla del tamaño de un fósforo que se coloca en la cara interna del brazo y cuenta con una liberación prolongada de la hormona llamada etonogestrel. Tiene una duración de tres años. Ventajas:

  • Protección inmediata
  • No necesita controles rutinarios.

Desventajas:

  • Tiene un alto costo inicial, pero el hecho de que dure tres años hace que la relación costo-beneficio sea una inversión.
  • El sangrado vaginal puede volverse más frecuente o prolongado, con alteración del patrón menstrual.
  • Puede producir hematomas, irritación o dolor.
  • Algunas mujeres tienen efectos secundarios como acné, cefaleas, tensión mamaria, aumento de peso, quistes ováricos, entre otros.

El dispositivo subcutáneo debe ser colocado por un médico en el consultorio, una práctica que puede tardar menos de un minuto y que requiere de una dosis mínima de anestesia. | Imagen: mendozaopina.com

Anillo vaginal

Este anticonceptivo tiene en su interior una pequeña cantidad de dos hormonas sexuales femeninas: el etonogestrel y el etinil estradiol. Ambos ayudan a liberar la corriente sanguínea ocasionada por el contacto con las paredes de la vagina. La mujer se lo puede colocar en su casa el día de la menstruación y no sacárselo durante tres semanas. Recién se retira al día 21 por una semana y se vuelve a colocar.

Ventajas:

  • Muchas mujeres que lo usan tienen un periodo menstrual más regular, breve y menos intenso.
  • Es un método cómodo: la mayoría de sus usuarias consideran simple la inserción y extracción del anillo.
  • No se requiere adiestramiento para su utilización.
  • Menor posibilidad de olvido que con la píldora.

Desventajas:

  • Sangrado entre periodos menstruales.
  • Sensibilidad en los senos.
  • Náuseas y vómitos (por lo general, los efectos secundarios desaparecen después de dos o tres meses).

Comúnmente llamado NuvaRing por su nombre comercial, el anillo vaginal no requiere de ninguna acción anterior al sexo e incluso algunas mujeres dicen que mejora su vida sexual ya que las ayuda a sentirse más espontáneas. | Imagen: jscms.jrn.columbia.edu

Con respecto a las nuevas apariciones, lo recomendable es ver cuál de estos métodos es el más efectivo y saludables para cada organismo. Asimismo, es importante recordar cuales son los anticonceptivos que se usan desde siempre y cuál es su funcionamiento:

En el caso del condón o preservativo, su objetivo es que la eyaculación sea en el interior del preservativo, para evitar el ingreso de los espermatozoides en la vagina.

Por otro lado, el diafragma, que es también de látex, se coloca en la vagina de la mujer con una previa aplicación de un espermicida, e impide el paso de los espermatozoides hacia el interior del útero. Y hay que tener en cuenta que no actúa como protector de enfermedades de transmisión sexual como lo hace el preservativo.  Estos métodos barrera son todos aquellos que, como su nombre lo indica, impiden la unión del ovulo con el espermatozoide.

En cuanto a las cremas espermicidas, no deben utilizarse como único método anticonceptivo ya que su eficacia es muy baja. Además no protegen contra enfermedades de transmisión sexual. Generalmente, se acompañan con un aplicador para facilitar la introducción en la vagina.

Por su parte, el parche anticonceptivo libera hormonas a lo largo de una semana, inhibiendo la ovulación. La absorción del estrógeno y la progesterona se produce a través de la piel. El parche es muy delgado, liso, de color beige y mide cuatro centímetros cuadrados aproximadamente. Es un método que podés usar fácil, sencilla, y cómodamente bajo la ropa.

Las pastillas anticonceptivas son de uso diario y contienen hormonas para prevenir el embarazo. Estas hormonas son sustancias químicas que controlan el funcionamiento de los órganos del cuerpo. En este caso, las hormonas que provienen de las pastillas anticonceptivas controlan el funcionamiento de los ovarios y del útero. La pregunta del millón de este método es... ¿engordan? Es un dato falso, un mito que sigue circulando a través de los años. Los estudios científicos demuestran que el 80% de las mujeres no modifica su peso corporal y el 20% restante sube o baja hasta dos kilos en un año.