Cultura

Pásela de nuevo, señor cinematógrafo

por Ana Virginia Lona

06/05/2016

A los que ya pasamos la treintena, a veces nos cachetea la nostalgia y queremos ver de nuevo esa comedia que nos hizo reír o aquel drama que nos mostró, a su manera, el dolor.

Pásela de nuevo, señor cinematógrafo

La filmoteca personal de nuestro pasado no es igual para todos. Algunos prefieren las comedias por encima del drama, a otros les gusta el suspenso y a otros el terror. Cada uno de nosotros tenemos nuestra lista de películas que nos gustaría tener “a mano” y mostrársela a nuestros hijos, sobrinos y nietos.

A pesar de que el cine suele tener su correlato en una estrategia publicitaria y su éxito depende de ello, no siempre basta para permanecer en la memoria colectiva de una cultura.

El cine y sus circunstancias

Ya sea que provengan del ámbito cultural considerado de culto o de la propuesta más comercial de Hollywood, o de otro foco artístico de similares características, las películas que marcaron nuestra infancia y adolescencia nos remiten a nuestra experiencia más personal y a una época determinada: una forma de mirar y nombrar al otro.

El encuentro con el cine de otras décadas es una forma de ver cómo se interpretaba el mundo, cómo se reconstruía al “otro” y a sí mismo. Qué valores se fomentaban e imponían en otro tiempo y qué proponía cada corriente cinematográfica representada por los directores, guionistas, actores y técnicos.

Hay quienes aseguran que es aburrido y un sinsentido ver cine de otras épocas. Hasta cierto punto los entiendo porque hay cuestiones técnicas que los desaniman: sí, las películas, hasta principio de los ‘90, eran más lentas. Para las nuevas generaciones debe ser realmente tedioso. Esto último es una generalización, está de más aclararlo. He encontrado personas que aman el cine de antaño y no llegan a los 20 años, y otras que me han dicho que se duermen por la lentitud de las películas.

Para muestra, un botón

El cine de hoy es realizado por los espectadores de ayer. Está bueno recordarlo. Nos encontramos con grandes éxitos de taquilla que no son más que versiones de películas filmadas anteriormente. Por ejemplo, Rápido y furioso fue filmada en 1955 y años más tarde el título fue vendido. Las historias sobre el último humano en el mundo, rodeado de zombies, vampiros o algún otro ser deshumanizado que constituyen una amenaza, como la historia de Soy leyenda -protagonizada por Will Smith-, cuya trama está adaptada de una novela homónima de 1954, ya estuvo presente en El último hombre sobre la tierra de 1964, protagonizada por Vincent Price. También Once a la medianoche -Ocean’s eleven- se estrenó en 1960 y volvió a filmarse en el 2001 con el mismo nombre en inglés, aunque en Latinoamérica se la estrenó como La gran estafa.

Hay muchos más “botones” para mostrar. Lo divertido es verlos uno mismo, a un ritmo propio.

La curiosidad no mata al espectador

No nos limitemos a las décadas en las que crecimos los mayores de 30. En esos años la industria cultural de las décadas anteriores todavía tenía su influencia. Quizás ahora se note mucho menos porque las nuevas tecnologías han acelerado la percepción del tiempo pero también han achicado las distancias espaciales y, por lo tanto, culturales. Quizás ahora sea más fácil para nosotros acercarnos a esa película que considerábamos rarísima por no ser de los países que usualmente solíamos esperar algún filme.

Una vez más, internet nos facilita este acercamiento. Hay millones  de fanáticos del cine clásico en el mundo. No todos son señores de más de 60 años frente a una computadora, los hay de todas las edades que disfrutamos el cine de otras décadas. Si vos sos uno de ellos, esta lista te puede interesar:

Cine clásico online recopila y ofrece información de las películas que se comparten en internet. Tiene un espacio que es para descargar las películas en Descarga cine clásico, que funciona con la colaboración de los cinéfilos internautas que se anclan en su puerto.

Pasión por el cine clásico es un blog de Monserrat, una española que comparte su amor por el cine clásico. Esta bloguera cinéfila tiene varios blogs sobre cine, en los que comparte reseñas y, si están disponibles, los enlaces para ver las películas en línea. Las ha clasificado según el género fílmico, podemos encontrar Sólo comedias clásicas, Sólo cine negro, Sólo dramas clásicos, Sólo cine bélico online, Sólo cine del oeste, Sólo cine de aventuras, Sólo cine clásico español y Sólo cine años 70, 80 y 90.

Sólo cine clásico es un blog de un cinéfilo que recoge películas de la web desde 1895 hasta 1965.  El autor del blog, Sean Bauer, nos ofrece una lista de películas que podemos ver en línea y gratuitamente.

Tu cine clásico es el fruto de dos cinéfilos amigos que tienen como objetivo que las nuevas generaciones conozcan el cine clásico y de paso, los que ya disfrutamos de él, encontremos un espacio para informarnos.

Pejino.com es el blog de cine de alguien que ya ha fallecido pero que sus amigos mantienen en línea para que los demás cinéfilos compartan su pasión. Su filmoteca es amplísima y tiene una sección, Filmoteca online de Cine clásico, con reseñas y datos técnicos de cientos de películas.

Legalmente gratis es un sitio de Eugenio Damián Fernández, un diseñador y desarrollador de España. En él, Eugenio sube las películas que son de dominio público.

Foros

DivX Clásico es un foro en español donde se intercambian títulos y curiosidades del cine clásico en varios idiomas.

Cine clásico club es un foro, también en español, donde los cinéfilos retro se juntan para compartir sitios de descarga y visualización gratuita pero también para hablar de cuestiones técnicas y repartos del cine de otrora.

Archive.org es otro sitio que es menester mencionar y agregar a la lista. Aunque está en inglés, allí es posible encontrar filmes en español. Esta plataforma colaborativa ofrece, en la sección movies and films, cine en línea y gratuito.

Sitios pagos

Filmin es una plataforma de cine en línea de España que se lanzó en el 2008. Ofrece películas actuales pero también clásicas, para todos los gustos. También tiene una sede virtual en México, FilminLatino, para compartir el cine latinoamericano.

Sumá el tuyo a la lista

Estos son algunos de los sitios para encontrar reseñas, información sobre el reparto, datos técnicos y otras curiosidades sobre el cine clásico. En algunos se puede descargar y en otros se puede ver en línea. Si tenés algún sitio o conocés alguno, compartí el enlace y contanos sobre él en la sección de los comentarios.