Sociedad

Pastor Osvaldo Carnival: “La búsqueda de la materialidad genera un gran vacío”

por

14/03/2014

Pastor Osvaldo Carnival: “La búsqueda de la materialidad genera un gran vacío”

El también consejero familiar y escritor nos habla sobre la soledad, el dinero y el poder, temas que frecuentemente van entrelazados y que han llevado a muchas personas, sobre todo en el mundo del espectáculo, a las adicciones y al suicidio.

Por Marisol González Nazábal | mgonzaleznazabal@revistamagna.com.ar

Con títulos como El temor es una mentira, Cómo superar los problemas con alegría y La familia primero, Osvaldo Carnival lleva escritos 15 libros, todos ellos enfocados en trabajar sobre las dificultades que a diario se presentan en la vida de todos los seres humanos. Pero la gente recurre a él sobre todo en persona y para muestra basta un botón: es pastor y consejero familiar de una de las congregaciones cristianas evangélicas más reconocidas de la ciudad de Buenos Aires, Catedral de la Fe, con más de 22.000 concurrentes y 4500 grupos de oración.

Asimismo, Carnival ha incursionado en diferentes medios de comunicación, alcanzando a más de un millón de lectores mensuales a través del suplemento CREO, una publicación distribuida junto al diario Clarín en todo el país.

En televisión ha conducido los programas "Bendiciones", "Si creés, podés", "Osvaldo Carnival en la Trasnoche", "Salida Directa" y "Osvaldo carnival On Line" actualmente emitido por CN23, habiendo formado parte de la grilla televisiva de América 2 y Canal 9.

Actualmente es convocado por distintos programas de actualidad como referente para tratar temas relacionados con el liderazgo, la familia, la fe y la vida social. Participó en emisiones conducidas por Mariano Grondona, Karin Kohen, Teté Coustarot, Luis Novaresio, Chiche Gelblung, entre otros.

Lidera la actividad “Cambia tu Mundo”, acción solidaria que ha convocado a más de 1.500 voluntarios que viajaron a provincias como Córdoba, Salta, Chaco, Formosa, Corrientes, Santa Fe entre otras.

En entrevista con Revista Magna se explaya sobre la soledad, el dinero y el poder tomando los casos más emblemáticos de la farándula y realzando la importancia de la familia.

Carnival comenzó a predicar el Evangelio en una plaza de Buenos Aires. Hoy es el pastor de unas de las congregaciones más numerosas de Argentina.

Es habitual ver por estos días en los medios de comunicación o en otros ámbitos a gente que tiene mucho poder y dinero pero que está sola o deprimida, ¿a que lo atribuye?

Bueno, una frase sobre la que vengo meditando es “los dioses a los que adoramos moldean nuestro carácter”, esto era muy habitual en la historia antigua, vemos por ejemplo que dioses sanguinarios moldeaban pueblos sanguinarios, dioses promiscuos que tenían expectativas de ofrendas sexuales, dieron lugar a pueblos promiscuos, y creo que hoy en día uno de los dioses mas importantes que esta sociedad adora es el dinero. Donde el tiempo se invierte en obtenerlo y parece que no se puede ser feliz sin tenerlo. Me gustó mucho una declaración de Jim Carrey: “Quisiera que todos pudieran experimentar la riqueza y la fama para que pudieran ver que ahí no hay nada”.

Creo que la materialidad es una manera de mirar la vida y cuando uno tiene esa mirada, va a tener una visión muy mercantilista de las relaciones interpersonales y esto genera un gran vacío. La persona que se enrola y comienza a transitar por el camino de la cosificación de todo se decepciona con un gran vacío, porque siente que no tiene nada.

La búsqueda de la materialidad genera un gran vacío porque podes pagar una casa, pero no tener un hogar. Podes pagar por sexo, pero no tenés amor… esto genera un gran vacío y muchas veces lo expresan diciendo: “Creí que lo tenía toda, y no tenía nada”.

¿Podemos sentirnos solos a pesar de estar rodeados de gente? Un ejemplo del “tenerlo todo y sentirse solo” fue el de Ricardo Fort, ¿Qué cree que pasaba por su cabeza cuando hacia escándalos mediáticos? ¿Creía que eso le traería admiración o felicidad?

Sí, sin duda la soledad no depende de la cantidad de gente que nos rodea. Creo que todos en la vida buscamos ser felices. El caso de Ricardo Fort es un caso muy emblemático. Escuchaba una declaración de alguien muy cercano a él que decía que con frecuencia Ricardo manifestaba que lo único que él buscaba en esta vida era un poco de paz y, por lo visto, la paz no se puede comprar.

El dinero nos miente, le damos la categorización de dios y los dioses nos alientan a que los adoremos, nos entreguemos, nos postremos a cambio de darnos una aparente felicidad, es decir, vamos detrás de esos dioses: el placer, el dinero, el erotismo, la cultura del cuerpo… ellos nos prometen “la felicidad” pero lo más triste es que no pueden cumplir y luego se produce una gran decepción, un gran dolor.

Autor de varios best sellers, el pastor lleva 15 títulos escritos.

¿La baja autoestima nos puede llevar a cometer excesos o a hacer cosas que no son propias de nuestra persona para pertenecer a un grupo?

Sí, es una de las causas. La autoestima es la estimación que tenemos de nosotros mismos y se empieza a construir desde los primeros años de vida y es muy importante decir que los encargados de ayudarnos a conformarla y construirla son nuestros padres, las personas que más cerca nuestro tenemos. Cuando somos chicos no tenemos una imagen de nosotros mismos, vemos por ejemplo como un bebé trata de reconocer su cuerpo y lo va tocando, de repente se encuentra con su piecito…y se lo muerde sin saber que es su propio cuerpo y grita. Ellos no tienen la capacidad de mirarse en un espejo y reconocerse. Son la madre, el padre y los hermanos los que lo ayudan a construir su propia imagen.

Es el padre el que afirma al hijo, es quien le dice: ¡Muy bien, vos lo podes hacer! Es la mamá la que acepta sin importar como sea el hijo; pero cuando esto no funciona así, la persona comienza a desarrollarse con un  verdadero vacío, un gran hueco en su autoestima y necesita aferrarse a cosas que le permitan sentirse más fuerte y más poderoso.

¿Cómo se sale de los vicios y de la soledad si a nuestro alrededor no tenemos un entorno propicio? La verdad es muy difícil porque el papel protagónico de la familia es fundamental, creo que en situaciones extremas de este tipo, una experiencia espiritual, una experiencia con Dios es la que nos permite aferrarnos a Él. Justamente cuando hay alguien que tiene una adicción, un vicio y encima ves la prerrogativa de su entorno que le exige que abandone el vicio. Esto es como un perro que se aferra a un hueso por que es lo único que tiene: si vos se lo tratas de sacar, definitivamente va a tratar de morderte; ahora si vos le mostrás un churrasco inmediatamente el perro abandona el hueso y corre hacia ese trozo de carne. Creo que cuando uno tiene una experiencia con Dios, con ese Dios que todo lo llena, que nos permite encontrar el sentido de la vida, abandona la miseria que es la adicción.

¿Qué me dice de muertes recientes y resonantes como las de Cory Monteith y Phillip Seymour Hoffman? ¿No contaban ellos con personas que se interesaran por su bienestar?

Creo que es el desdoblamiento que incluye la fama, es el verlos un momento en su esplendor, por ejemplo en sus películas y luego en la intimidad la realidad es otra, el vacío es tan grande que ni las drogas mas poderosas lo pueden llenar.

Creo  que es parte de la mentira de los tiempos que nos tocan vivir, se hace crítico cuando se llega a ese lugar de poder y se dan cuenta que del otro lado no hay nada. Por eso es importante construir relaciones, la familia, que hoy en día está tan socavada, es un baluarte que nos va a sustentar en esos tiempos difíciles.

En el estudio de grabación del programa "Osvaldo Carnival On Line", que se emite de lunes a viernes por Canal Luz a las 9.45 y a las 19.45 hs y de lunes a viernes por CN23 a las 00.15 hs.

¿Es habitual que la gente recurra a usted en su calidad de escritor, consejero familiar y pastor para consultarle sobre estos temas?

Veo que cada vez son más las personas que se alistaron en querer hallar algo que los haga sentir plenos y en un momento de sinceridad con ellos mismos, frente a algún quebrantamiento, tienen la oportunidad de abrirse y de buscar ayuda.

Cuando se trata de adicciones, podemos ver el análisis etimológico de la palabra “adicto”, significa sin dicción y debemos entender que lo primero para poder salir es poder hablar. Hay mucha gente que no habla, es cerrada, hermética. Lo primero es poder abrir su corazón y decir “necesito ayuda”.

¿Tiene pensado realizar seminarios o escribir un libro sobre el poder y la soledad?

Frente a estas inquietudes me estoy sintiendo más que alentado a brindar herramientas, algo que pueda brindar una salida, un camino, algo que pueda traer esperanza. Muchos de estos casos terminan en suicidios y es justamente porque no tienen esperanza. Mi deseo es poder escribir un libro que pueda transformarse en una esperanza para aquellos que creen que la vida ya no tiene sentido.

Su trayectoria es impresionante, ¿Qué balance puede hacer al respecto?

Creo que el balance más positivo es que cuando alguien se encuentra con Dios, la vida es totalmente transformada. El balance es que aquel que a Dios se acerca, Él no lo rechaza, no lo deja fuera, y cuando alguien tiene una experiencia con Dios, tiene en primer lugar la oportunidad de ser libre de todos estos tormentos. Sólo la persona que se encuentra en esa oscuridad, en esa esclavitud que representa la adicción lo puede saber, pero por el otro lado se encuentra la paz y la felicidad que sólo Jesucristo da.