Cultura

Pinceles divinos: el arte de Juan Carlos de la Torre

por Ana Virginia Lona

28/02/2013

Juan Carlos de la Torre es un artista de Málaga que en poco tiempo logró captar la atención sobre sus obras a una edad temprana. Cuando apenas salía de la adolescencia comenzó su carrera artística de manera profesional, impulsado por esa fuerte atracción por el arte religioso, logró reconocimiento en dicho ámbito. Pocos años después, su impulso creativo lo llevó a adoptar el estilo gótico surrealista, con el que se identifica y plasma esas dos facetas humanas, lo pagano y lo religioso.

Pinceles divinos: el arte de Juan Carlos de la Torre

Cuenta Juan Carlos que la vocación artística le llegó cuando era un niño, si bien el dibujo es atractivo para todos nosotros en los primeros años, para Juan Carlos fue un hecho decisivo que lo marcó en su vida personal y luego profesional. Su rica imaginación no paró de buscar en todo lo que leía y oía su forma y color en el papel.

Su curiosidad infantil, en un ambiente de mucha religiosidad, encontró su forma de expresión en los retratos de Jesús y la Virgen María, especialmente. En ellos podemos ver la excelencia en el trazo para expresar el dolor y la extrema compasión en las miradas de estas figuras emblemáticas.

Revista Magna

Su habilidad artística lo empujaba en la búsqueda de nuevas formas y colores que se conectaran con esa necesidad de expresar algo más personal e íntimo, que luego tomó la forma, en su joven madurez, del estilo gótico surrealista. Este estilo es una combinación del estilo gótico con el surrealismo, tal como indica su nombre. El primero está relacionado con la temática religiosa por lo que combinado con el surrealismo, la obra se torna increíblemente simbólica en cada trazo y en cada tonalidad. El surrealismo abre las puertas a ese plano inconsciente que llevan a Juan Carlos a explorar otros mundos internos y externos de diversas formas y colores.

¿Qué fue lo que te inspiró a retratar a Jesús y la Virgen María?

Me considero una persona creyente y además cofrade. En Andalucía, en Málaga, que es de donde soy, se vive mucho la Semana Santa, las cofradías, y es algo que he vivido mucho. Me definen como un pintor cofrade porque mi andadura artística pública, comienza dentro de ese mundo. Realicé una obra cofrade para anunciar el besamanos de una dolorosa perteneciente a un grupo parroquial de Málaga y ahí comenzó mi carrera artística dentro del mundo cofrade.

Eso añadido a que soy retratista, fue lo que me llevó a adentrarme en el mundo artístico de la pintura cofrade y religiosa, aunque tengo que decir que no solo tengo ese estilo, además me dedico a un estilo al cuál denominé goticosurrealismo (mezcla de pintura surrealista ambientada en la cultura gótica).

Revista Magna

El arte religioso lo llevó a tener un gran reconocimiento y se pueden ver sus obras desde el año 2001, en el cual participó en la exposición “Fe, amor y devoción hacia la Semana Santa”, en su ciudad natal.  Por otro lado, el arte gótico surrealista, tiene su presencia en el ámbito expositivo desde el año 2010. Sus últimas obras fueron vistas en la exposición colectiva “Lo más grotesco”, en el 2013, organizada por Los Interventores, en Málaga.

Su largo recorrido artístico, en una vida tan joven, lo consagra como un pintor cuyas obras tienen un toque muy personal pero al mismo tiempo, universal. En el presente, sus obras, ya con este nuevo estilo adoptado por Juan Carlos, nos llevan a mundos inexplorados por nuestra percepción.

El pincel divino en el presente

Durante finales de febrero, desde el 22 hasta el 1º de marzo, el artista presentará sus obras recientes en la exposición “Catarsis”, en el bar "El Carmen", en la plaza de la Merced de la ciudad de Málaga.

A propósito del título de la exposición, Juan Carlos nos cuenta que…

..."Catarsis" es el fruto de cinco años de trabajo, en los que se podrán ver ocho obras. Digo cinco años de trabajo porque cuatro de esas obras han sido rescatadas de un proyecto que tenía que haber visto la luz en 2008 pero que al final nunca salió, porque el colectivo que organizaba el proyecto, COLEGA (colectivo de gays y lesbianas) lo abandonó, me dejaron retratado, nunca, mejor dicho. Las otras 4 obras son nuevas e inéditas. Se llama "CATARSIS" porque el mensaje que se lanza con esta exposición es que todo ser humano no debe sino que tiene que hacer lo que quiera, cuando quiera y como quiera, mientras no se haga daño a terceros. Muchas veces no se hacen las cosas por el "qué dirán" y eso es un error, somos libres para hacer lo que queramos. Por ello hasta que el ser humano se da cuenta de eso, pasa un tiempo, luego decide hacer su vida como quiere y es cuando sufre entonces esa "CATARSIS".

Catarsis, entonces, es la palabra y la operación que nos libera de un mundo represivo para lanzarnos a otro inexplorado que Juan Carlos quiere mostrarnos. También este mundo es una invitación a cada uno de nosotros para liberarnos y hacer nuestra catarsis. Ese mundo que el artista ha recorrido y lo sigue haciendo a través del pincel divino.


Blog personal de Juan Carlos de la Torre: delatorrepintor.blogspot.com.es. Perfil en Twitter: twitter.com/JCDELAT