Cultura

Porque odiar es inherente al ser humano

por El Bravucón

15/05/2013

El Bravucón le rinde homenaje a todos aquellos que despiertan nuestros más bajos instintos –asesinos, animales- con sus actitudes, comentarios y conductas. Agárrense porque no se salva nadie.

Porque odiar es inherente al ser humano

Y sí, la verdad es que hay gente que tiene la capacidad de cambiarte el humor con su sola presencia. El fan del Papa, la eterna gorda tomando Coca-Light o tu amigo chamuyero. Loc@s hay en todos lados y l@s hinchapelotas se reproducen. Para que se sacudan conmigo la bronca que nos hacen masticar, les dejo un listado de estos impresentables y desubicados que desfilan a diario por nuestra vida convirtiéndola en un calvario, ¡los aportes son bienvenidos!

-Cómo me enferma ir a una casa y que me conviden agua de la heladera. Seguro que al muy hdp se le ocurre guardarla en esa botella de jugo Mocoretá de Lima Limón que si no tenes úlcera, te la produce, y si la tenes, te la quema. Para colmo seguro que tocas la etiqueta del año ´95 y se te queda pegada en los dedos. A ver vos, discípulo de Splinter: ¡si no te vas a comprar una jarra como la gente, no te va a ir a visitar ni tu vieja!

La epidemia del "Habemus" parece no tener cura. Imagen: gritopolitico.com

-Ya podríamos ir parando un poquito con el “Habemus partuza”, “Habemus asado”, “Habemus auto nuevo”, etc, etc... ¿O ahora porque tenemos un Papa argentino todos hablamos latín? BASTA, me generan violencia menstrual. Y los que sí me hacen deshilachar los testículos con el asfalto son los que dicen “Yo fui de locas con Bergoglio”, “Bergoglio salía con mi vieja”, “Todos los domingos mirábamos al Ciclón juntos”… A ver doble de riesgo de Pinocho, ¡dejá de colgarte de la sotana del Papa para salir en la tele!

-Cómo odio a las gordas que se piden una milanesa a caballo con doble huevo frito para poder mojar las papas aceitosas y que cuando les preguntan “¿Qué va a tomar?” responden “Coca Light, por favor”. O a esas otras caraduras que piden el café con edulcorante y “tres medialunitas de grasa”, creyendo que el diminutivo va a hacer que su trasero se reduzca. Si queres salir adelante, mejor mirá a Cormillot. Vos podes.

-No voy a dejar pasar a ese pusilánime que se baña y no se lava el pelo con la excusa de que se lo lavó ayer. ¿No se dan cuenta de que andan con olor a perro muerto en la cabeza? Están más sucios que el baño de los tres cerditos.

¿Cuánto falta para que nos demos cuenta de que el asado con cuero y la Coca-Light se llevan mal?. Imagen: dlnqnt.com

-Detesto a los fans de Virginia Lago que tiran frases positivas en esos días en los que no pegas una. “Podría haber sido peor”, “Siempre que llovió paró”, “No juegues con la comida, pensá en los que no tienen para comer”. Escuchame hijo de Dios, ¿por qué no vas con toda tu buena vibra y escribís un libro de autoayuda para los zoquetes debiluchos?

-Si hay alguien que me la seca rotundamente son esos champions of the guord que cuando vas a comer un sándwich, papas, o un alfajor, les decís: ¿te preparo uno? O, ¿compro otro más? Y te responden: “No, no tengo hambre” y los muy descarados después terminan pidiéndote para “picar” porque “le dieron ganas”. Uno come tranquilo, disfrutando y el otro esta a mil, sin medir proporciones, lo cual te obliga a comer rápido para que la cosa sea justa. Ey vos, sí, sí, vos, no seas amarrete, todos sabemos que es algo que no da compartir porque te quedas con más hambre que el Tamagotchi de un sordo. La próxima, no jodas y pensá bien tu respuesta, madafaka.

-Cómo olvidarme de todos los amantes del souvenir inservible en cada fiesta de 15, casamiento o comunión, ¿no se dan cuenta de que son como el escombro? Molestan en cualquier lugar en donde los pongas. ¿De qué me puede llegar a servir la palomita abrillantada, el florerito pedorro con la cintita colorada, la esfera de vidrio con la casita que le cae nieve? Half pila muchachos, compren un tupper y repartan las sobras, así al otro día me levanto y gulo como Pac-man.

Virginia Lago le ha hecho creer a mucha gente que ser positivo es "maravishoso". Imagen: facebook.com/pages/Yo-odio-a-Virginia-Lago

-Me sacan de quicio los carolos amigos de Polino que ponen cuentas regresivas en sus muros de Facebook haciendo alusión a lo poco que falta para sus vacaciones, “Faltan 3 días y 1876 minutos”… ¡pero por favor! Es de muy fana de Florencia de la V, muchachos. Ojo, también están los que van poniendo las horas que faltan para que se acerque el finde… ¿qué se piensan? ¿que hacen una pasantía en Crónica TV?

-Ya que estamos van a caer en la volteada todos esos que hacen un bollo con el papel higiénico para limpiarse… ¡asquerosos! No es necesario hacer un bidet de origami, ¡con doblarlo en rectángulos es más que suficiente, viejo!

-A veces nos encontramos con esos opinólogos de la vida en general que dicen semejantes obviedades que generan vocación a la violencia. Decime si nunca escuchaste: "¿Te fijaste si está enchufado?", "¿Miraste si tiene combustible?", “¿Te cortaste el pelo?... “No, le pegué una arremangada”, dan ganas de contestar. Estos loquis me llevan a pensar que el oxigeno que utilizan para respirar es mas productivo si lo utilizara una planta para hacer la fotosíntesis.

Y vos, que te estás riendo de todo esto: ¿Te encontraste? ¿Qué agregarías a la excéntrica lista?