Vida Sana

¡Qué lorca!

por

26/12/2013

¡Qué lorca!

Arrancó el verano, aunque ya desde un tiempito antes el calor nos tiene locos. Más allá de los ventiladores y acondicionadores de aire, hay otras pautas que podes seguir para soportar el calor con un poco más de entereza. Sabiduría popular u obviedades del sentido común, hay cosas que tal vez no tenés en cuenta y que es bueno recordar. ¡Entrá y refrescate!

Alan Laursen | alaursen@revistamagna.com.ar

 ¡Ya estamos en verano! Es así, aunque parezca mentira. El año avanzó meteóricamente y ya llegamos a las fiestas, algo que muchos aman y otros tantos odian. Como lo habrán comprobado las temperaturas vinieron bastante altas, la gente no da abasto con los aires acondicionados y ventiladores. La electricidad en algunos puntos del país es un bien escaso ya que la demanda masiva y continua provoca cortes prolongados, algo que también hace subir la temperatura en los ánimos de la sociedad, sumado a otras “cositas” que ya de por sí te hacen calentar bastante.

Para afrontar las altas temperaturas es fundamental estar bien hidratado. Imagen: theguardian.com

Así que para soportar el calor, no sólo podes recurrir a elementos de funcionamiento eléctrico. No todo está perdido. Y si tenés electricidad, da lo mismo. Obviamente es fundamental estar bien hidratado, ya que el cuerpo transpira y necesitas incorporar buena cantidad de líquido fresco. No te recomendaría agua helada ya que el hecho de que haga calor no quita que puedas terminar con un dolor de garganta veraniego que te arruine las fiestas. ¡Guarda!. Obviamente como argentino no puedo pedirte que no tomes mate, pero expertos aseguran que si bien es líquido, tomar infusiones calientes no es buena idea ya que te levanta temperatura. De todos modos la cantidad de líquido a ingerir depende del metabolismo de cada uno. Hay personas que por diversas causas tienen que controlar la ingesta líquida así que siempre es buena idea recurrir a un médico ante cualquier duda.

Una alternativa al mate tradicional es el popular tereré del norte de nuestro país. Podés tomarlo con agua bien fría y un jugo de sobre a gusto, o mucho mejor, con jugos naturales exprimidos en la casa y bien fríos. ¡Un placer!

En esta época, es mejor alimentarse con comidas frías y frutas frescas. Imagen: portalfruticola.com

Si sos de esas personas que sufren mucho el calor, lo mejor es que te refresques cada tanto. Si estás en tu casa darte una ducha o lavarte la cara con agua fresca es buena idea. La clásica manguereada en el patio o el chapuzón en la pileta son geniales para estos días agobiantes, aunque sin olvidarse de prestar atención a los horarios.

Por supuesto, hay que evitar salir al sol en las horas más críticas, que en promedio son entre las 11.00 y las 17.00. El sol cada vez está más fuerte así que no es recomendable exponerse demasiado. Esto no es nada que usted no sepa seguramente. Se recomienda paralelamente usar protector solar durante las horas de sol en general –consulte cual es el factor que usted necesita de acuerdo a su tipo de piel- y una protección para la cabeza para evitar insolaciones. Obviamente esto es de mayor ayuda durante la mañana y la tardecita ya que las horas pico son críticas de todas maneras.  También es recomendable vestir con ropas sueltas y de colores claros, para repeler los rayos solares, ya que por simple razonamiento físico los colores oscuros atraen la luz y dan más calor.

Las mascotas necesitan agua y un lugar fresco y con sombra durante el verano. Imagen: mascotalia.es

Otro tema a tener en cuenta es la comida. Mejor es alimentarse con comidas frías y frutas frescas. Esto no te va a hacer entrar en calor y además evitas estar al lado de la cocina sudando la gota gorda por el calor del horno o el vapor de las ollas al fuego.

Estos cuidados deben ser mayores si se trata de niños y ancianos ya que son quienes más sufren estas olas de calor. Y por favor: NO SE OLVIDEN DE SUS MASCOTAS. Que no les falte agua, que tengan un lugar fresco y con sombra donde echarse a descansar y por supuesto, evitar llevarlos en el interior de los autos y mucho menos dejarlos ahí mientras te vas a tomar un heladito o a comprarte una malla para la playa. Ellos también sufren mucho el calor y mucho más que nosotros si no tienen las condiciones óptimas para protegerse.

Si tomás los recaudos necesarios el verano es fantástico. Con esa costumbre muy nuestra de que nada nos viene bien y nos quejamos tanto del frio como del calor, la mejor actitud que podemos tomar es cuidarnos y disfrutar de un feliz verano, que como cada momento del año tiene sus cosas lindas para ofrecer.