Cultura

Ropa impecable (casi) sin usar la plancha

por

03/02/2014

Ropa impecable (casi) sin usar la plancha

Y sí. No la queremos. Preferimos hacer cualquier cosa menos agarrarla. Pero a veces es inevitable, ya que las arrugas nunca están de moda. Te ayudamos a amigarte con este electrodoméstico e incluso, te damos consejos para que sólo lo uses muy de vez en cuando.

Por Revista Magna

Colgamos la ropa con extremo cuidado, la doblamos lo más perfectamente posible, compramos suavizantes que evitan la formación de arrugas… todo por no tomar contacto con esa archi-enemiga que se esconde en alguna alacena o cajón: la plancha. Esta especialista en ponernos de mal humor y de hacernos perder valioso tiempo para disfrutar de las bondades de la vida es un mal necesario, ya que las temporadas continúan pasando pero las arrugas nunca se ponen de moda.

Afortunadamente, a los que ya conocen podemos sumar algunos trucos más para prevenir las arrugas en las prendas o para que, al menos, su planchado resulte más simple.

Los disgustos a la hora de planchar no son algo exclusivo de las mujeres (y unos pocos hombres) actuales. | Imagen: merioenlafila.blogspot.com

La hora del lavarropas

Al colocar las prendas en el aparato, hacélo una por una, sin que estén enroscadas entre ellas. Si tu lavarropas cuenta con una opción que facilita el planchado, no dudes en usarla. Algo fundamental es evitar dejar prendas delicadas por mucho tiempo en el lavarropas o secarropas, ya que esto ayuda a que la tela se gaste y a que se creen más arrugas. Otro recurso puede ser el de poner una pelota de tenis dentro del lavarropas o secarropas, ya que mueve las prendas en el tambor y previene las arrugas.

Tendido

Con paciencia, separá la ropa y colgá una a una las prendas, teniendo cuidado de que los broches que uses no las marquen, sobre todo a las de algodón. Ya que el vapor ayuda a la disminución o desaparición –según el tejido- de las arrugas, podemos aprovechar el momento de darnos una ducha y trasladar el tender hasta el baño.

Arrugas rebeldes en prendas de algodón

Si ya no sabes qué más hacer para que esa remera que tanto te gusta quede tan lisa como cuando la compraste, probá de ponerla dentro de una bolsa de plástico en el congelador. Ni bien la saques, planchala y vas a ver que queda “almidonada” y que te da mucho menos trabajo.

Otro secreto es el de tomar un par de medias, hacer una bola introduciendo uno dentro del otro y humedecerla con agua caliente. Una vez le quitamos el exceso de humedad, colocamos la prenda de algodón en el secarropas durante 15 minutos con la bola adentro. Vas a ver cómo las arrugas vuelven casi inexistentes.

Nuestro aliado: el vinagre

Los desordenados sabrán perfectamente que la ropa también se puede arrugar en el placard o dentro de una valija hecha sin ganas. Para borrar esas indeseables marcas podemos aplicar una mezcla de líquidos: en una botella con vaporizador, echá una parte de vinagre y tres de aguar, agitá y vaporizá sobre la prenda justo sobre las arrugas, empapándolas. Luego colgá la prenda y dejala secar al aire para que “se planche”.

Más tips

-En tu placad, usá perchas en vez de amontonar la ropa

-Lavá con agua a temperatura media, ya que el agua caliente arruga más la ropa

-Al colgar la ropa, sacudila para evitar que se marquen arrugas

- Procurá planchar inmediatamente después de retirar las prendas del tendedero

- El algodón y el lino requieren la plancha caliente o muy caliente y la aplicación de vapor para humedecer la prenda y eliminar mejor las arrugas.

Si aplicamos estos consejos, seguramente podremos lucir nuestras prendas sin miedo a las miradas inquisidoras y estableceremos una mejor relación con la temida plancha.