Sociedad

Sr. Fernet: el negro más querido

por

04/10/2013

Sr. Fernet: el negro más querido

¿Cuál es el origen del popular “fernet”? ¿Quién fue su inventor? ¿Tiene realmente propiedades medicinales? Además… la historia de amor de “Fernando” y  “Coca”. ¡No te lo pierdas!

Por Alan Laursen | alaursen@revistamagna.com.ar 

Los argentinos tenemos varias pasiones como el futbol, el asado, el vino, entre las más conocidas. Y hay una pasión que es más bien selecta, pero no por eso menos popular: el fernet.

En las grandes inmigraciones del siglo XIX no sólo arribaron al país personas, sino también costumbres y productos. El fernet fue uno de esos productos que llegaron con los inmigrantes italianos, claro que todavía distaba de ser EL FERNET que hoy conocemos. Sólo podemos decir que ya estaba asociado a su clásico productor: BRANCA.

La historia oficial cuenta que un boticario milanés allá en la Italia de 1845 creó este brebaje y que rápidamente fue apreciado por su sabor y sus “propiedades digestivas”. Su nombre era Bernardino…Branca. La web institucional de la empresa lo resume todo en un sencillo párrafo “… Entre probetas, alambiques y morteros, Bernardino Branca logra crear un elixir distinto, una bebida única. El boticario de Porta Nuova cuenta con un colaborador sueco llamado Dr. Fernet. En homenaje a él, Bernardino llama a la bebida recién creada Fernet y le agrega su apellido. El nombre FERNET BRANCA comienza a ser reconocido y ya es producido por la empresa Fratelli Branca e Comp. de Milán, la única que posee el secreto ´del verdadero y genuino proceso de dicho licor”.

El fernet fue uno de los productos que llegaron con los inmigrantes italianos en el siglo XIX.

Por ende, fueron los italianos los que en las valijas trajeron a estas tierras por primera vez la singular bebida. Y fue tanta su demanda que en 1925 –según reseña la propia empresa- la fábrica consignó a una empresa argentina la producción del fernet en base al extracto enviado directamente desde Italia.

Años después, debido a la gran aceptación de la bebida, se instaló una fábrica en Parque Patricios, para surtir el mercado de este negro brebaje (Argentina es el único país que elabora Fernet Branca además de Italia).

No se sabe a ciencia cierta cuál es la receta exacta del popular Fernet Branca, pero está conformada básicamente por cierta cantidad de hierbas y especias que son maceradas y añejadas. Su graduación alcohólica es de 45% por lo que no se encuentra entre las bebidas más suaves que existen, a lo que se le suma su particular sabor amargo que no es para cualquiera.

¿Digestivo?

Partiendo de la singularidad de que fue creado por un boticario (los farmacéuticos de aquellas épocas), siempre se asoció al fernet con algunos fines medicinales, entre los que se destaca su propiedad digestiva. ¿Es esto cierto? Al parecer, algunas de las hierbas entre las que figuran la manzanilla y el ruibarbo, tienen per se estás propiedades, por lo que combinadas en este liquido negro potenciarían sus efectos.

Yo he conocido gente que después del almuerzo se tomaba su copita de fernet puro, casi fondo blanco, con la excusa de “hacer la digestión”. De chico no lo creía, hoy puedo darles cierto crédito. Sea como sea, la sensación de placer y calidad de vida que les da a las personas tomarse esa copita diaria, no tiene precio. Si los médicos dicen que una copa de tinto a diario es buena…

Es raro que si hay fernet en una casa no haya bebida cola. Un orgullo para el capitalismo.

Una pasión argentina

En Argentina el fernet ya es parte de nuestra conciencia colectiva. Hasta parece que fuera parte de nuestro adn cultural, aunque haya sido en Italia donde vio la luz por primera vez.  Acá, la provincia de Córdoba es la que ostenta el primer lugar en consumir esta tradicional bebida desde ya hace mucho tiempo – el 30% del consumo del fernet le pertenece- aunque en estos últimos años su consumo se ha hecho mucho más popular en todo el país, mucho más que antes arriesgo a decir. Del vino y la cerveza pasamos al “hagamos asado, tomemos fernet” (citando a la canción de Los Caligaris), una pareja no tan común si miramos en retrospectiva.

La pareja perfecta

Sumándose a tradicionales parejas como el queso y el dulce, las empanadas y el vino, las bebidas tienen  a su “Brad Pitt y Angelina Jolie” como par estrella: el fernet, nuestro negro amigo de 45% de graduación alcohólica, y otra “negra” que paradójicamente también tiene orígenes medicinales, pero en América del Norte: la Coca-Cola.  Esta bebida carbonatada también tiene algo de fama respecto a sus propiedades digestivas, algo que quienes afirman que sirve para remover sarro del baño pondrían en duda.

Esta combinación fue tal vez la que desató en los últimos años la pasión por la bebida si bien esto no es algo nuevo. Pero sí se ha vuelto un trago popular, por lo que actualmente es raro que si hay fernet en una casa no haya bebida cola. Un orgullo para el capitalismo.

Antes – cuando yo era chico- el fernet se me presentaba como una bebida repugnante y la asociaba con bebida “de viejos”. Hoy por hoy el “ferné con coca” me ha conquistado y lo cuento entre mis tragos favoritos, aunque algo más suave en proporciones de lo que se lo suele preparar. Sea como sea,  el romance entre estas dos bebidas parece augurar bastante futuro.

Y por supuesto, hay “réplicas”. Fernet de otras marcas, algunas que se le acercan en calidad al tradicional, y otras que son realmente repugnantes. Lo mismo ocurre con las bebidas cola. Para mí – a riesgo de que esto parezca un comercial encubierto- no hay como lo original. Incluso se compra este trago de fernet y coca ya preparado, en sus clásicas botellitas plásticas estilo PET. Créame, si no lo probó no se perdió absolutamente nada. No vale la pena.

Y como no puede ser de otra manera, ahora la empresa Branca buscó innovar e imponerse para seguir siendo primera y lanzó hace unos años el fernet con menta, aunque debo decir que no tiene el encanto ni el sabor del clásico fernet.

Otro de los aspectos del “mundo Branca” -algo más propio de la imagen de marca- es la presentación de su producto y sus afiches vintage.

Mundo Branca

Otro de los aspectos del “mundo Branca”, algo más propio de la imagen de marca y no tanto del producto en sí, es la presentación de su producto. Quien ama esta bebida y es fiel seguidor de ella, tiene la oportunidad –poniendo un poco bastante más de dinero- de comprar la clásica botella pero dentro de un estuche metálico, cuyos diseños la empresa renueva cada cierto tiempo y que se han vuelto un popular artículo de colección. Gran parte de los diseños de estos estuches se caracterizan por su estilo retro, recordándonos los viejos afiches de la marca.

Esos mismos afiches antiguos también son tesoros bien apreciados por los coleccionistas y no es de extrañar que quien quiera poseer uno, si es que lo logra, tenga que desembolsar una cifra de no menos de cuatro ceros.

Sea cual sea su marca, el FERNET ha pasado a ser una compañía de muchas reuniones, previas y salidas nocturnas, y por eso podemos afirmar que su vigencia está más viva que nunca en la vida de todos nosotros. Nos guste o no, no podemos negar que este amargo y oscuro elixir ha conquistado al público traspasando las clases sociales y las franjas etarias. Pero por supuesto, nunca está de más aclarar, por ser una pasión no implica dejar de tomarse los recaudos necesarios sobre la ingesta de alcohol. ¡Salud!