Vida Sana

Tabaquismo, una adicción combatible

por

28/02/2013

Tabaquismo, una adicción combatible

El doctor José Antonio López, médico neumonólogo y creador del sitio web tabacoysalud.com.ar, nos explica por qué las personas adquieren este hábito y asegura que con ayuda profesional se lo puede dejar.

Por Agustina Zelayeta | E-mail: azelayeta@revistamagna.com.ar

Aunque sea frecuente escuchar los estragos que en la salud causa el cigarrillo tanto para los fumadores activos como a los pasivos, este vicio es muy habitual en nuestra sociedad y en el resto del mundo. Sin embargo, más allá de que el hábito de fumar se encuentre totalmente socializado, este puede traer graves consecuencias para la salud.

Entonces, la gran pregunta es: ¿Por qué los seres humanos caemos en la adición al tabaco? José Antonio López, médico neumonólogo y creador del sitio web www.tabacoysalud.com.ar, explica que “el 90% de las personas que prueban el cigarrillo se hallan en edades que van de 10 a 18 años, esta experimentación se realiza desconociendo sus efectos”. No obstante, señala: “Este primer contacto no es de ninguna manera placentero, la reiteración de la experiencia está vinculada a lograr la utilización del cigarrillo como un título de ´adultez´, siendo esta la causa más importante para vencer la repulsión obtenida con la primera experiencia”.

Según López, al persistir en esta práctica para ingresar al mundo de los mayores se logra vencer la repulsión inicial y pagar el precio vale la pena. “La dependencia respecto del cigarrillo se halla en el efecto adictivo de la nicotina (también conocida como alcaloide)”, expresa.

tabaquismo

“Con el tiempo se va logrando lo que sería una tolerancia aceptable a la nicotina y la frecuencia con que esta se consume está relacionada con las posibilidades económicas de cada persona”, afirma.  Acorde con López, los jóvenes -por lo general- cuentan con pocos recursos propios lo que hace que consuman cigarrillos baratos de paquetes que vienen de a diez unidades. “Luego cuando se encuentran en una mejor situación económica compran los de mayor precio”, señala.

No sólo existe un factor económico, sino que también hay un componente biológico. “La mayoría de quienes persisten en esta adicción sufren de cierta depresión”, dice.

Los daños que puede causar a la salud son diversos y muy graves. Desde daño cardiovascular incapacitante, hasta enfisema pulmonar invalidante o enfermedades tumorales sobre vejiga, esófago, lengua, laringe, pulmón, mama y otros órganos. “En la mujer embarazada fumadora ocasiona falta de maduración en el feto, parto prematuro, disminución de peso al nacer y trastornos del desarrollo psíquico con alteraciones del comportamiento durante el desarrollo del niño”, explica.

Entonces, ¿cómo hacer para abandonar esta adicción? López asegura: “Lo más importante reside en concurrir a un especialista en cesación tabáquica que le dará pautas acerca del comportamiento a seguir, pero también es necesario que la persona adicta cuente con una gran motivación. Como yo digo siempre, es fundamental meterse en la cabeza del candidato, sino se logra conmoverlo es difícil que funcione”, expresa.

López considera que dejar el cigarrillo de forma gradual no sirve: “El especialista debe ayudar a la persona a buscar el día que resulte funcional y ese día la persona dejará el tabaco por completo”, dice.

En cuanto al fumador pasivo, López sostiene: “No sufre más que quien fuma, sino que padece patologías un poco diferentes en comparación con el fumador activo. Además dependerá de la intensidad de su ´pasividad´, de las patologías previas que padezca. Sin embargo siempre el tabaco inhalado es un factor de riesgo a evitar”, concluye.

Una página web a tener en cuenta

Si desea conocer más acerca de los perjuicios del cigarrillo y de cómo dejarlo, ingrese a www.tabacoysalud.com.ar. Allí encontrará información sobre legislación, organismos de prevención y control, educación, publicidad, embarazo, medio ambiente y tests de dependencia (Fageström) y de comportamiento (Horn), entre muchos otros datos.