Sexo

Tantra: un camino individual que beneficia a la pareja

por

28/02/2013

Tantra: un camino individual que beneficia a la pareja

Oscar R. Gómez, más conocido como Osy, es el fundador y director académico de la Escuela Argentina de Tantra y a él recurrimos para realizarle algunas preguntas acerca de este movimiento filosófico y su relación con el sexo.

Por Marisol González Nazábal | mgonzaleznazabal@revistamagna.com.ar 

Galardonada con el Premio Sapientiae 2008 a la Excelencia Educativa otorgada por la Organización de las Américas para la Excelencia Educativa, la Escuela Argentina de Tantra continúa ganando adeptos en nuestro país. En ella, su director Oscar R. Gómez -autor del "Manual de Tantra: Reprogramación emocional" que va por su tercera edición- ofrece cursos adaptados a cualquier edad, sexo, elección sexual o contexto socioeconómico. Con una formación que comenzó en 1972, Gómez se ha dedicado a profundizar en esta disciplina y desarrolló una tecnología que se adapta a las necesidades de la vida moderna. En esta entrevista exclusiva con Revista Magna nos explica los detalles.

Tantra - santelmo.mundoanuncio.com.ar

¿Qué es el tantra y qué relación tiene con el sexo?

El tantra es un movimiento filosófico que nació en la India y floreció en el Tíbet en el siglo VIII de esta era. Aporta un reentrenamiento mental que posibilita aumentar la capacidad de gozo y el enfoque, adquirir el control consciente de las emociones, desarrollar la seguridad y la autoestima, vivir y dormir sin tensiones ni estrés; en otras palabras, llevar una vida plena, consciente, coherente y feliz.

La relación que tiene con el sexo es nula si pretendemos ver en el tantra un “decálogo del buen sexo y las mil y una posiciones”; es decir, el tantra no es una gimnasia sexual ni lo que ofrezco en la Escuela Argentina de Tantra es un curso de sexo. Lo que sí permite el tantra y el curso que ofrezco es obtener beneficios en el terreno de lo sexual, como una ficha de dominó que cae sola por efecto de otras acciones. Aquí es donde hago esta importante distinción que me interesa resaltar: una cosa es el tantra y otra cosa son sus beneficios.

¿Cuál es la diferencia del tantra entendido en términos generales y el sexo tántrico?

La diferencia es que el tantra es un cuerpo de conocimientos que permite adquirir una forma determinada de ver, sentir y experimentar la propia vida de modo que el sexo tántrico es más una actitud que una técnica de sexo lento, ni un dogma de en “cuánto tiempo un hombre debe de eyacular”, ni lo que se ingiere en el “antes” o cosas por el estilo. Es decir la actitud de entrar y permanecer en éxtasis atendiendo las necesidades de la pareja y no las propias.

Como el tantra es una forma de conducirse en la vida, cuando esta visión se incorpora a la propia vida, todas las acciones de uno serán tántricas. Tal vez, desde ese lugar, podríamos nombrar al “sexo tántrico” también como una forma completamente saludable y consciente de vivenciar el sexo, con el cuerpo sensible para sentir en su totalidad (no como en la mayoría de los hombres, que suelen sentir sólo en el glande o como algunas mujeres que logran sentir poco o nada en la cama) y con las emociones adecuadamente calibradas para disfrutar con plenitud cada encuentro.

En el sexo, ¿qué beneficios puede obtener una persona que practica el tantra?

El curso que ofrezco permite a las personas redescubrir su sensualidad, controlar sus mecanismos emocionales, su forma de relacionarse consigo mismas y con su entorno. Es este redescubrimiento lo que logra que el sexo se torne más sentido, más en “alta definición”. El sexo, en definitiva, más que un deporte, es pura danza de emociones. Y es desde este lugar que las personas logran una sexualidad más plena. Un “clic” en algunas ideas preconcebidas te aseguro que genera grandes cambios de actitud y enormes beneficios en tu mundo y, también, en tu mundo sexual. Yendo a puntos específicos un hombre también logra separar la eyaculación del orgasmo –que usualmente van juntos y por esa razón se cree que son sinónimos– y puede alcanzar la multiorgasmia, la mujer logra conectarse mejor con su sexualidad y acortar el tiempo para alcanzar el primer orgasmo y potenciar los siguientes. En ambos, se obtiene un “recableado” del propio cuerpo que permite esa amplificación de la experiencia sexual. Lo más interesante para mí es que la gente tenga una vida plena –no sólo una sexual–, es que ese “recableado” se disfrute en todas las áreas de la propia vida, no sólo en el sexo.

Tantra 2

¿Cuándo y en qué contexto se funda la Escuela Argentina de Tantra?

La Escuela Argentina de Tantra abre sus puertas al mundo como tal en el año 1995 como consecuencia de haber estabilizado dentro de la Asociación Argentina de Investigaciones Psicobiológicas esta tecnología del deseo© que hoy ofrezco. Fui iniciado en la práctica del tantra en el año 1972 y, desde entonces, fui integrando las técnicas meditativas que sí funcionan en Occidente para ofrecer un método que permite vivir fantástico en el mundo sin necesidad de evadirse de él, una tecnología que se adapta a las necesidades de la vida moderna: sin misticismo, magia ni supersticiones y sustentada en el conocimiento formal occidental.

¿En qué consisten los cursos que ofrece y cuales son sus características?

Para adentrarse en esta visión tántrica de la vidaofrecemos dos modalidades presenciales: una regular de 12 clases semanales y otra intensiva de fin de semana. También desde el año 2002, venimos ofreciendo este mismo curso a distancia mediante correo electrónico –con una duración de nueve meses aproximadamente y con probados idénticos beneficios en los alumnos–. En todos los casos, luego de terminado el curso de iniciación, hay un espacio de continuidad dentro de la Fundación MenteClara para quienes desean seguir ahondando en la tecnología compartiendo con otros iniciados. El tantra es, fundamentalmente, un sendero de autoconocimiento y de superación personal. Desde esta visión, uno siempre es un caminante y compartirlo con otras personas para pulir nuestras herramientas de vida no tiene fin.

¿A qué tipo de personas están dirigidos los cursos?

Los cursos están dirigidos a todas las personas, independientemente de su edad, sexo, elección sexual o contexto socioeconómico. La edad mínima para asistir es 11 años. Es decir, el requisito es poder manejar conceptos abstractos y querer tomar las riendas y la responsabilidad de la propia vida. No es requisito estar ni asistir en pareja, ya que –como dije antes– el camino es 100% individual.

Para más información sobre la Escuela Argentina de Tantra: tantra.org.ar