Zona O

"Tras nuestros orígenes...": una miniserie de ficción con sello olavarriense

por

12/06/2014

La productora de contenidos audiovisuales de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNICEN se encuentra rodando este proyecto con formato televisivo que incluye contenidos arqueológicos de la región centro-sur bonaerense. Hablamos con los protagonistas, quienes nos cuentan de este aporte sin precedentes en la ciudad.

Por Marisol González Nazábal | mgonzaleznazabal@revistamagna.com.ar

Con la idea de realizar un recorrido por el poblamiento humano inicial, la complejización social, el contacto hispano-indígena, las relaciones interétnicas  y la cosmovisión y reclamos actuales de los pueblos originarios de la región centro-sur bonaerense, la productora de contenidos audiovisuales de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNICEN se encuentra actualmente realizando el rodaje de “Tras nuestros orígenes. El aporte de la arqueología a la identidad bonaerense”, su primera miniserie. Esta constará de cuatro capítulos de media hora en los que la historia de los personajes se mezcla con contenidos científicos.

El equipo filmando en el Campo “La Chacrita” perteneciente a la familia Mariano. | Imagen: Revista Magna

El proyecto es impulsado por el equipo de investigación PATRIMONIA de la Facultad de Ciencias Sociales y las autoras de la miniserie son la Arqueóloga Dra. María Gabriela Chaparro y la Comunicadora Social Dra. María Eugenia Conforti.

“Este proyecto surge después de haber trabajado en el equipo de Patrimonia con María Eugenia Conforti –estuvimos trabajando en la muestra 'Olavarría antes de Olavarría'- y de haber hecho un audiovisual con Cecilia Prandini sobre la muestra. Empezamos a analizar el impacto del video y de la muestra, y veíamos que iba dirigido a un público que va a los museos, que se interesa por la parte documental; nosotros pensamos en buscar otro tipo de público, más esquivo a esos productos, y dijimos 'vamos a intentar con otro formato' y ahí es que nos ocurre hacer una ficción que mezcle contenido científico con una ficción”, explica María Gabriela. “En 2011 se nos ocurre esto y justo se hace una convocatoria del CONICET de proyectos de divulgación –el primero que se abre- con un subsidio bastante grande de dinero y nos presentamos. Salimos seleccionadas, es el único proyecto de arqueología financiando por el CONICET en todo el país y después salieron otros financiados pero de otras ciencias. En el 2012 se realizó el proceso de adjudicación y en 2013 nos dan el dinero. Y nosotros empezamos a trabajar a partir del año pasado, tuvimos que reorganizar el equipo, se integró gente de afuera, no solamente FACSO Producciones sino también todos los becarios que tiene. Nos interesaba trabajar con gente que fuera de Olavarría, porque queríamos favorecer el trabajo de gente local”.

Uno de los grandes desafíos que debió enfrentar el equipo fue el de armar el guión de la miniserie: “En el guión científico sabíamos qué poner pero el problema fue encontrar a alguien que lograra hacer ese encastre, esa combinación con la historia de esta documentalista que llega a la casa de su abuela y tiene que hacer un documental sobre la historia de esta zona y le despierta un montón de inquietudes personales y ahí es donde se desarrolla la trama. Ella termina descubriendo cosas de su pasado a través de estas entrevistas que realiza y de búsquedas con su compañero de trabajo. Entonces el primer desafío fue hacer este guión que finalmente lo hizo muy bien Fermín Acosta […]. Felizmente logró encastrar estas dos cosas de forma muy interesante”.

Micaela Baier es la actriz protagónica y Cristian Chiramberro, su co-protagonista. | Imagen: FACSO Producciones

A la hora de buscar a los actores que debían interpretar a los protagonistas de la historia ficcional que atraviesa la miniserie se abrió un casting. De aquella convocatoria quedaron seleccionados Micaela Baier –como actriz protagónica- y Cristian Chiramberro –como actor co-protagonista-, quienes también realizaron su aporte en cuanto a los textos: “Con respecto al guión, se fue haciendo como una adaptación entre Cecilia (Prandini]), nosotros y el guionista. En un momento se pidió alguna modificación, a veces hay que modificar la ficción en base al documental. Por ejemplo, filmamos una escena que era ficción pero venía de un documental real que se hizo en Campo Laborde”, aclara Cristian. Por su parte, Micaela agrega: “Venimos trabajando en el guión hace ya bastante tiempo y lo vamos adaptando en la medida en que nos sentimos cómodos y podamos llevarlo adelante, porque hay partes que se complican entonces con el equipo vemos de qué manera podemos cumplimentar el guión”.

La miniserie se rueda en su mayoría en locaciones del partido de Olavarría como la Casa de la Cultura; el Museo de las Ciencias; la Facultad de Ciencias Sociales; el Sitio Histórico Recuperado “La Calera 1888” en Sierras Bayas; la “Casa de Piedra, la historia continúa” en Colonia San Miguel; Inmobiliaria Nogal Propiedades y el Campo “La Chacrita” perteneciente a la familia Mariano. El equipo también filma escenas en el “Museo de Ciencias Naturales Gesue Pedro Noseda” de Lobería y en diversos sitios arqueológicos de Tandil.

La Dirección está a cargo de la Diseñadora de Imagen y Sonido Cecilia Prandini, con la asistencia de Daiana Martinefsky en el marco de la productora audiovisual de la Facultad de Ciencias Sociales “FACSO Producciones”. De la Dirección de Fotografía se ocupaVerónica Eseberri con la asistencia de Nahuel Rincón. Participan como extras Yael Felscher, Juan Bampini, Juan Bageneta, Anabella Corridoni y Daiana Martinefsky. El diseño gráfico y la estética del producto están a cargo de la Lic. Soledad Rolleri. Conforman el equipo de Producción la Dra. Mercedes Mariano y Soledad Martínez, con la colaboración de la Lic .María Vanesa Giacomasso,  la Doc. Valeria Palavecino y  Exequiel Alonso.

FACSO 1

En cuanto al sonido y la música original, es realizada por la productora local Wark, cuyos responsables son Santiago Wally y Ramiro Roark: “Nos conocimos hace un año y armamos una productora que más que nada está centrada en el trabajo de producción musical. En el momento en que nos convocaron de FACSO justo nos estábamos armando. Nos involucramos en lo que es el rodaje para la labor de sonidistas, microfoneo, captar el sonido ambiente, el sonido exterior, diálogos, entrevistas, etc. y también tenemos la faceta de lo que es la edición, que eso ya es posproducción, hacer lo que es el montaje del audio con la imagen y también estamos encargados de hacer la banda de sonido original, la música original, así que estamos muy contentos de estar acá, muy lindo trabajo. Con Ramiro nos repartimos los horarios de trabajo mitad y mitad porque el rodaje se ha hecho muy intenso, son seis veces por semana”, cuenta Santiago.

Para la realización de este producto se destaca el apoyo de los comercios locales como Vassano Remates, La pieza que faltaba, Verea Perfumerías, Mary García Peluquería Unisex, El Altillo y  Claudia Gaite que colaboraron con  materiales de utilería, vestuario, maquillaje y  peinado para los  actores. También se contó con el aporte financiero de Coopelectric, Servicio  de  Energía  Eléctrica.

Todos los involucrados tienen grandes expectativas con respecto a la difusión y al impacto de la miniserie: “A uno le gustaría que la gente se prenda, que se comente. Nosotros aportamos esto y damos lo mejor. Tenemos un grupo muy consolidado, es un grupo que a pesar de no tener experiencia en ficción, está trabajando muy bien y tiene todas las pilas. Han leído y han visto capítulos de documentales, están empapados. Ojalá que tenga buena recepción, que tenga impacto”, finaliza entusiasmada María Gabriela.

El proyecto, que se espera esté terminado a fines de 2014, reúne características que lo convierten en un producto de consumo cultural de alcance provincial y nacional. Los acuerdos y auspicios de otros municipios involucrados en la historia, el propio marco de la UNICEN y el CONICET, así como el empleo de las redes de Televisión Digital con las municipalidades de la región y los canales de TV abiertos y cable buscan promover su amplia difusión en la televisión pública. Para ello, el producto será depositado en el Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentinos (BACUA).