Sexo

Tu vida sexual puede mejorar gracias a la práctica del yoga

por Stefan de Clerk para iafrica.com | Traducción: Revista Magna

25/03/2014

Desde hacerte sentir más flexible hasta liberarte de un dolor de cabeza, los beneficios de la tradicional disciplina se traducen en diversión y placer entre las sábanas.

Tu vida sexual puede mejorar gracias a la práctica del yoga

Los lazos entre el yoga y el sexo datan de siglos atrás. La mayor parte de las formas populares de yoga que conocemos hoy en día tienen sus raíces en el tantra, una acumulación de prácticas e ideas centradas en la meditación y el logro de poder espiritual, más conocido en la cultura popular por sus ritos sexuales.

El yoga puede ayudarte a mejorar tu experiencia sexual y a optimizar la vida amorosa con tu pareja. | Imagen: facebook.com/yogavidaPero no es necesario acercarse al tantra para disfrutar de los beneficios sexuales del yoga. Los beneficios de esta disciplina son conocidos y alcanzar la meta de la conciencia última de la mente y el cuerpo tiene muchas aplicaciones valiosas en nuestra vida diaria, por no decir en el dormitorio.

¡Concentrate, por favor!

Uno de los elementos clave de la práctica del yoga es estar presente. Te ayuda a despejar tu mente de distracciones y a concentrarte en ser más consciente de las sensaciones de tu cuerpo. En la habitación, esto significa que serás capaz de poner esa pelea con tu jefe fuera de tu mente y de concentrarte en la tarea en cuestión: la búsqueda del placer.

Bola de nervios

De acuerdo con un estudio realizado en 2007, el estrés y la ansiedad son las principales causas de la disfunción sexual en hombres y mujeres, que a menudo se traduce en una pérdida de interés en el sexo. Hacer yoga te ayudará a aliviar el estrés y la ansiedad, impulsando así tu deseo sexual.

Tonificado y flexible

El yoga es excelente para aumentar la masa muscular, la flexibilidad y la resistencia. Además de extender tu tiempo de juego en el dormitorio, esto te permitirá ir más allá del “misionero” y probar nuevas posiciones interesantes.

¡Un impulso energético!

Una parte importante de las relaciones sexuales es la confianza, y toda esa masa muscular adquirida, sin duda, mejorará la condición general del cuerpo. Una serie de posturas de yoga te enseñará a sentirte más cómodo incluso en posiciones poco tradicionales.

Cada vez mejor

Estudios llevados a cabo en 2009 encontraron que apenas 12 semanas de práctica de yoga pueden mejorar significativamente el rendimiento, el deseo sexual, la excitación y el orgasmo, tanto en hombres como en mujeres. Esto se debe a que el yoga mejora el flujo de sangre hacia el área pélvica que se traduce en una mejor excitación, así como el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico que permite un mejor sexo durante más tiempo y un orgasmo más intenso.

Excusas, excusas

Se ha demostrado que el yoga mejora la calidad del sueño, lo que resulta en un aumento de la energía. Esta es una buena noticia para aquellos que por lo general están demasiado cansados para un revolcón entre las sábanas después de un largo día. Ah, y chicas, de acuerdo a estudios, el yoga es excelente para el tratamiento de los dolores de cabeza...