Zona O

UNICEN: creatividad y trabajo en equipo a la orden de la innovación

por

29/05/2013

UNICEN: creatividad y trabajo en equipo a la orden de la innovación
Estudiantes de la Facultad de Ingeniería de Olavarría participaron del certamen internacional "24 Horas de Innovación". El tema elegido fue "Reutilización de basura informática". FUENTE: fio.unicen.edu.ar

Un equipo de estudiantes y docentes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN) cumplió una destacada actuación en el certamen internacional "24 Horas de Innovación", un desafío de trabajo que se realizó en simultáneo en todo el mundo, y que premiaba las soluciones más creativas para problemáticas complejas.

El certamen, destinado a estudiantes, egresados y profesionales, es una iniciativa de universidades de Francia y Canadá, y en Sudamérica es representado por el Programa Regional de Emprendedorismo e Innovación en Ingeniería (PRECITYE). Esta edición reunió a 198 equipos de todo el mundo, entre ellos 500 participantes de universidades, institutos y colegios de Argentina.

Por medio de videoconferencia, la organización presentó a todos los equipos una serie de retos, que había que resolver en forma creativa. Básicamente, los participantes debían desarrollar el proyecto y presentarlo en forma de video a través de la plataforma Youtube. Había un premio internacional entre todos los equipos participantes, premios por continente, y otros impulsados por empresas participantes.

Unicen 1

El equipo de la Facultad de Ingeniería se conformó con los alumnos Mariana Correger, Renzo Barrionuevo, Evelyn Bender, Martín Marinangeli, Simón Coronel Pey, Agustín Macchioli, y Francisco Schmal, de Ingeniería Industrial; Alejandro Simón, de Ingeniería Electromecánica; Josías Bertero, de Ingeniería Quimica; más los ingenieros Leonardo Guzmán, y Marcos Lavandera. Además, para la elaboración de la propuesta, colaboraron los docentes Fabián Irassar y Roberto de la Vega, junto al licenciado Maximiliano Peret, de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNICEN.

El tema elegido por el equipo de Olavarría fue "Reutilización de basura informática", y su innovación se basó en el uso de materia prima de desperdicios electrónicos para la elaboración, por ejemplo, de muebles. Con eso se lograría reducir el consumo de madera, minimizando el consumo energético y cuidando el medio ambiente.

Si bien hasta el momento la organización no informó el resultado final del certamen, se estima que el grupo local se ubicó entre los primeros 50 equipos. Sí se difundieron los ganadores de cada categoría, donde el premio máximo a nivel internacional fue para un equipo de la Universidad de Bahía Blanca, que propuso un innovador sistema para el uso racional de agroquímicos, semillas y agua dulce.

Experiencias

Esta es la primera vez que Ingeniería participa en propuestas de este estilo, y que significó para el grupo, más allá de las posiciones en el certamen, una enriquecedora experiencia.

Con la incertidumbre y la falta de información del primer momento del evento, el grupo nunca bajó los brazos ante la adversidad y buscó infinidad de recursos y de formas para llevar adelante su iniciativa.

Unicen 2

Amparados en la propuesta tecnológica, se puso de manifiesto la capacidad de trabajo en equipo, la distribución de los roles, y la experiencia de relación y vinculación entre ellos, con los docentes, y con los organizadores.

Con esta experiencia, ya se piensa en formar nuevos equipos para la edición del año próximo de las "24 Horas de Innovación", donde los estudiantes que participaron motiven y alienten a sus compañeros a sumarse a nuevos retos, más allá de lo estrictamente académico.

Retratos

Una de las integrantes del grupo, Mariana Correger, destacó la experiencia por la posibilidad de trabajar en grupo, "donde cada uno fue aportando lo que mejor sabía hacer, todos con muy  buena predisposición, escuchándonos, polemizando, y también divirtiéndonos mientras trabajamos". Esta propuesta "alienta una vocación para la innovación, para la generación de ideas creativas, para pensar en problemáticas concretas y poder volcar soluciones reales", sintetizó.

Por su parte, Renzo Barrionuevo subrayó que "esta idea innovadora permite que los estudiantes y profesores de distintas carreras y hasta de distintas facultades trabajen integrados, y que eso genere proyectos aplicables a la sociedad, desarrollando la relación entre la Universidad con el entorno", explicó. "Ojalá que años tras año se involucren más docentes y estudiantes, que haya más relaciones interinstitucionales que permitan abordar los temas desde una mayor amplitud".

Con la experiencia ganada, "invitamos a la comunidad universitaria a sumarse para las próximas ediciones. Este grupo marcó una huella, fue el inicio de un camino que en el futuro seguramente fomentará la realización de nuevos proyectos, que serán valorados a nivel mundial", concluyó el estudiante.