Medio Ambiente

Veganismo made in Argentina

por Ana Virginia Lona

13/11/2013

Argentina es el país de la producción de carne casi por excelencia. Nadie pensaría que entre los “carnívoros” argentinos viven los veganos intentando diariamente impulsar el vegetarianismo entre sus allegados. Sin embargo, es una postura filosófica, política, económica y cultural que crece poco a poco en cada rincón del país y del mundo.

Veganismo made in Argentina
Los veganos respetan el derecho a la vida y la libertad de las demás especies con plena conciencia de los límites del ser humano en el ecosistema.

El veganismo, conocido como vegetarianismo estricto, es una filosofía y un estilo de vida que tiene varios siglos de práctica en Oriente, en la sociedad religiosa jainista. Sin embargo, en Occidente aparece como una novedad que responde a varias inquietudes y respuestas a problemáticas nuevas en sociedades capitalistas que llevaron el materialismo y el utilitarismo a cada aspecto de la vida de todo ser vivo del planeta.

Esta perspectiva filosófica está basada sobre la idea moral de que ninguna especie es “mejor” que otra, ni está en el planeta para ser utilizada para propósitos específicos por otra. Por lo tanto, ninguna puede subyugar a las demás con el fundamento de una superioridad sustentada en criterios diversos y hasta confusos como la inteligencia, la espiritualidad o cualquier otro que surja de acuerdo a lo que en cada momento histórico prime.

Los veganos respetan el derecho a la vida y la libertad de las demás especies con plena conciencia de los límites del ser humano en el ecosistema. Imagen: otcmaster2011.wordpress.comEspecismo y veganismo

El concepto de veganismo está relacionado con otro concepto acuñado por el psicólogo y filósofo británico Richard D. Ryder en 1970: el especismo. Esta noción plantea la discriminación de una o varias especies de seres vivos en beneficio de otras. La única especie que lleva esta idea a niveles extremos es el ser humano, quien no solamente somete a otras especies sino que también hace extensiva la cosificación del otro a los de su misma especie. En este sentido, el sexismo y el racismo son formas de expresión del especismo tal como lo plantea Ryder. Por esta razón, cualquier práctica vegana, por definición, no apoya la discriminación dentro de su misma especie.

El vegano en la práctica

La práctica del veganismo significa un cambio en el consumo y la producción de alimentos y productos para la subsistencia humana. Esto implica una cierta concepción de la cultura, la economía y la política. En definitiva, lo que cambia es la organización social y la relación con la naturaleza y los demás seres vivos. En el marco de esta filosofía, es importante comprender que las prácticas que impulsan a los veganos están muy lejos de ser mero capricho, moda u obsesión.

No se trata tampoco de una postura inocente que imagina un cuadro pastoral de la vida en la que todos los seres vivos convivimos de manera totalmente pacífica, sino que se trata de respetar el derecho a la vida y la libertad de las demás especies con plena conciencia de nuestros límites en el ecosistema tal como lo hacen otras especies en libertad al convivir con las demás.

Los animales no humanos son reconocidos como sujetos con derechos y voluntad de elección y no como objetos comercializables.

En definitiva, el vegano intenta que sus acciones provoquen el menor daño posible a los demás seres vivos, sin discriminación de especies, y al medio ambiente. También intenta respetar la vida animal humana y no humana en libertad, por lo que su consumo toma dimensión de las consecuencias que implica cada acción y elección humana para todos los demás.

Las posibilidades de tener una alimentación variada aumenta muchísimo ya que el vegano tiene que buscar opciones de origen vegetal que reemplacen a los productos que no consume. Imagen: conesenciademujer.com    ¿Qué consume y qué no consume un vegano?

Los veganos, recordemos, son vegetarianos estrictos, es decir, que no consumen ningún producto de origen animal, ni sus derivados, como la leche, los huevos, la miel o la lana. Contrariamente a lo que piensan los “omnívoros” humanos, las posibilidades de tener una alimentación variada aumenta muchísimo ya que el vegano tiene que buscar opciones de origen vegetal que reemplacen a los productos mencionados anteriormente. Por ejemplo, en varias comidas que se utiliza la leche de origen animal, el vegano opta por una de elaboración vegetal como la de almendras, sésamo, soja o algún otro que la creatividad y el paladar permitan. Así como también la miel de abeja es reemplazada por la miel de caña o similares.

En cuanto al consumo de los productos de origen animal que se utilizan para uso de aseo personal, vestimenta o diversión, también implica la esclavización, tortura y muerte de animales, por lo que los veganos no apoyan tampoco su consumo.

El entretenimiento: Ir al circo que usan animales para “divertir” al público es una forma de sustentar indirectamente la libertad restringida de los animales. Así como también ir a los zoológicos, acuarios o lugares donde se exhiben a los animales como objetos.

La vivisección: Muchos animales sufren y mueren diariamente en prácticas de laboratorio donde se testean productos artificiales que buscan ser patentados por empresas para consumo humano y no humano (como productos para aseo personal, de la casa, alimentación, entre muchos y variados productos que ofrece el mercado). Hay veterinarios como Andre Menache y médicos como Pietro Croce y Kenneth P. Stoller, entre muchos más [1] que luchan por desterrar esta práctica de la medicina ya que sus investigaciones tienen como resultado que no es una “herramienta” ni fiable, ni necesaria para abordar los problemas de salud de los humanos.

Cada opción vegana es una apuesta a la libertad de los demás seres sintientes, animales humanos y no humanos.

El objetico de las VegFest´s es ser un punto de encuentro para ampliar y/o fortalecer los conocimientos y las convicciones, conocer gente y compartir momentos con otros vegetarianos y veganos. Imagen: uva.org.arEl veganismo en la historia humana

En el imaginario social occidental la alimentación sin productos de origen animal es prácticamente impensable no solamente por tradición sino también por cuestiones nutricionales. Sin embargo, muchas civilizaciones antiguas y actuales tienen una fuerte tradición vegetariana y vegana desde hace miles de años: las culturas como la de los jainistas, los veganos estrictos de la India, así como también el casi cincuenta por ciento en ese país son vegetarianos. Así como también algunos pueblos originarios de Norteamérica como los Choctaw (Rita Laws: 1994) [2], los de América Latina, que según los resultados de investigaciones del escritor Arturo Capdevila [3] tenían principalmente una alimentación vegetariana que fue ocultada y transformada por la llegada de los españoles al continente americano.

En la mayoría de las sociedades con una tradición alimenticia vegetariana la sostienen por diversas razones como religiosas, éticas, nutricionales, ambientales o una combinación de todas ellas. Lo que se nos ha enseñado sobre ellas es que su alimentación estaba relacionada exclusivamente con la religión, por lo tanto, en una concepción racional moderna de las sociedades capitalistas, era irracional el argumento.

Con el surgimiento del racionalismo moderno como eje de las sociedades occidentales, en las que se prioriza la cosmovisión utilitarista y materialista de la vida, naturalizada por el capitalismo, el conocimiento de las civilizaciones de tradiciones milenarias que no respondían a ésta perspectiva quedó relegado, ocultado y hasta denostado por Occidente. Diversos investigadores de textos antiguos, tanto de religiones vigentes, como de filósofos de antiguas civilizaciones -como la de la Antigua Grecia, en los que se recogen argumentos a favor del vegetarianismo- están gozando de otra percepción y aceptación en todo el mundo debido a una revisión histórica que responde a nuevas necesidades de diversa índole.

El día mundial del veganismo

Este día se celebra el 1º de noviembre de cada año y fue instaurado en 1994 por el ex presidente de la Vegan Society de Reino Unido, Louise Wallis. Pero no es un festejo precisamente, es un día para la reflexión y la difusión de esta filosofía práctica de vida.

En Argentina también se celebra todos los años con varias actividades de difusión así como también de degustación de comidas veganas. Este año también se celebró el VegFest, edición 2013. Este evento se inició en el 2000 cuando se fundó la Unión Vegetariana Argentina (UVA) y cada año va sumando más gente en varias provincias argentinas para acercar el veganismo a los compatriotas. El VegFest de este año convocó a mesas de difusión en Buenos Aires, Córdoba, Jujuy, Misiones, Salta, San Juan, Santa Cruz y Santa Fe.

El festival de los veganos y vegetarianos en Buenos Aires ofreció durante tres días conferencias, charlas y talleres sobre los derechos de los animales, las actividades de los activistas, cuestiones nutricionales y de salud de los vegetarianos y veganos. En la edición 2013, el VegFest trató otras problemáticas relativamente nuevas como la vegefobia que es la “aversión obsesiva, rechazo, hostilidad u odio hacia los vegetarianos” [4], muy presente esta actitud hacia éstos en el resto de los omnívoros, sobre todo en las redes sociales, donde las opiniones se publican sin ningún filtro.

Este evento también propone todos los años el ExpoVeg, un espacio para el encuentro entre los productores, profesionales de servicios y comerciantes de productos vegetarianos y veganos, y los consumidores ya habituales, los indecisos y los decididos futuros clientes.

Cambio de paradigmas

El veganismo y cualquier otra filosofía de vida que busca el respeto por la vida y el equilibrio natural del medio ambiente merecen nuestra atención y reflexión. En este momento en el que el planeta sucumbe ante la falta de adecuación de nuestras prácticas en relación con la naturaleza, se hace imperativo reconocer que nuestras acciones tienen una consecuencia. Ésta puede ser negativa o positiva, tomar la decisión de que podemos hacer el menor daño posible a la vez que podemos asegurar a las próximas generaciones un mundo menos contaminado, con menos violencia hacia el otro, animal humano y no humano, es lo mejor que podemos hacer para ellos y para nosotros mismos.


Para mayor información: http://www.casavegana.com/ http://www.accionvegan.org/ http://www.veganismo.org.ar/ http://www.vegfest.org.ar/ http://www.derechoanimal.uchile.cl/links/v_amenache.html

Notas 1. http://www.animanaturalis.org/543 http://www.derechoanimal.uchile.cl/links/v_amenache.html http://www.animalconsultants.org/consultants.html (Lista de consultores científicos sobre problemática animal. En inglés)

2. International Vegetarian Union. Nativos americanos: http://www.ivu.org/spanish/history/native_americans.html

3. Arturo Capdevila. Prandiología patológica: principios de salud natural en el hombre, en el animal, en el árbol. Ed. Buena Vista Editores.

4. Vegefobia: http://www.uva.org.ar/vegefob.html