Tecnología

Web 3.0, la evolución

por

23/04/2013

Web 3.0, la evolución

Internet no cesa de cambiar y a veces no comprendemos de qué se trata cuando escuchamos hablar de 1.0, 2.0, 3.0. Enterate de qué se tratan estas denominaciones.

Por Seba Magallanes | @SebaMagallanes
Hablar de Web 3.0 es referirnos a una evolución de la web como la conocemos hoy día, además indica que nos referimos a una nueva versión con respecto a la world wide web -WWW- que plantea en 1989 Tim Berners Lee. Para poder entender esto es necesario comprender a sus antecesores. Voy a referirme brevemente a la web 1.0 que tuvo lugar entre los años 1991 y 2003, donde los contenidos que se presentaban en Internet eran de carácter estáticos en su mayoría -no existía la posibilidad de interactuar- por lo que el  usuario se encontraba en un lugar enteramente pasivo. Los sitios web presentaban contenidos muy pocos atractivos ya que el flujo de los datos estaba dado por las velocidades de conectividad: ver un video online era impensado. Muchos se refirieron a un breve estadio denominado Web 1.5, donde algunos sitios contaban con un sistema de gestión de contenidos que funcionaba con base de datos. Pero es entonces cuando en 2004, Tim O'Reilly presenta como concepto la Web 2.0. Esta nueva transición plantea una evolución no sólo en los desarrollos sino también en la actitud del usuario, que pasa de ser netamente pasivo para convertirse en activo y en generador de sus propios contenidos. La explosión de las redes sociales llega a su máxima expresión este concepto, Facebook, Twitter, YouTube, Linkedin, entre tantas otras plataformas, son un claro ejemplo de la 2.0. La inteligencia colectiva es también un factor protagónico en la idea de O'Reilly, ya que la colaboración de muchos individuos genera el conocimiento y la generación de los mismos en lo que Manuel Castells denomina “La Era de la Información”, de la cual somos parte. Castells se refiere a esto en una frase más que clara: “Internet es mucho más que una tecnología. Es un medio de comunicación, de interacción y de organización social.”
Imagen: bodrum-hotels.com
Habiendo explicado la Web 1.0 como la 2.0, ahora bien podemos referirnos a la Web 3.0, también llamada muchas veces Web Semántica. Si bien esta nueva idea de concebir la Web no es un cambio sino una evolución y transición de lo que hoy conocemos, el término implementado en 2006 por Jeffrey Zeldman hace que muchos expertos expliquen esto como la unión de la inteligencia artificial y la Web. El uso de las bases de datos de las empresas utilizadas por los sistemas de redes neuronales para segmentar la información de los usuarios es clave. El usuario consume lo que la Web le presenta discriminando sus gustos y preferencias. Google nos brinda resultados y frases relacionadas con nuestras búsquedas en base a las anteriores y a nuestro perfil de usuario, muchas veces dejando afuera resultados que también nos pueden interesar. Facebook nos muestra publicidades y anuncios referidos a nuestros gustos y modos de consumir la información, es decir, estas nuevas concepciones se centran en el sistema y a un modelo más consumista, donde se le brinda al usuario lo que la red decide en base a la data web. La 3.0 nos plantea una evolución en los sistemas y en la red y una involución -si se quiere- en la actitud del usuario ya que lo ubica en un lugar mucho más pasivo.