Turismo

Whitstable, el mar a los pies de Londres

por

30/10/2014

Whitstable, el mar a los pies de Londres

Esta villa costera es uno de los mejores lugares para vivir en Inglaterra y una excelente opción para disfrutar de callecitas con olor a mar. A sólo un ratito de la capital de Inglaterra, un pueblo en el que todos los días parecen sábado a la tarde.

Por Julieta Mazzeo | jmazzeo@revistamagna.com.ar

Un hotel antiguo frente al mar, un acantilado brumoso, una hilera de casetas de colores en la playa, un gran parque eólico entre medio de las olas y una bandada de gaviotas que irrumpe el horizonte. Whitstable es una de las localidades de la región de Canterbury, en el condado de Kent. Elegida como uno de los mejores lugares para vivir en el país, este pueblo pesquero te espera para comer su típico plato de ostras, disfrutar de sus pintorescas callecitas y sorprenderte con un lindo atardecer frente al mar. A sólo una hora y media de Londres, y a 20 minutos de la legendaria catedral de Canterbury, definitivamente un paso obligado si andás por estas tierras.

Las vistosas casetas de colores en la playa, un paisaje propio de Whitstable. Los meses más agradables para visitarlo son julio y agosto, cuando las temperaturas rondan los 21°C. | Imagen: airbnb.com Acá te contamos cuáles son los puntos más importantes para visitar:

-El Puerto, que fue construido en 1832 por la compañía de trenes de la época, es un lugar muy ameno para pasear donde, además, se encuentra el mercado local -The Fish Market- que cuenta con diferentes puestitos para elegir y deleitarse con la pesca del día. El plato de ostras es la especialidad de la casa (ya desde tiempos romanos), además del popular, nacional y siempre rico Fish&Chips.

-Las casetas de colores en la playa, muy típicas pero privadas, se usan para guardar pertenencias veraniegas. La mejor foto: un paseo de película y un banco de madera, allá arriba de una lomada donde están las mejores vistas del Mar del Norte.

-El Castillo, que se encuentra en los límites con la localidad vecina, Tankerton, y fue construido por un empresario ferrocarril a finales del 1700. Hoy día, sus jardines son los únicos públicos de la ciudad, donde se realizan actividades comunitarias.

El patrimonio marítimo de este pueblo se celebra con el Festival Anual de la Ostra, que se realiza en julio y dura nueve días. Imagen: Julieta Mazzeo

-Los restos de Maunsell Forts que se encuentran mar adentro, a unos 14 kilómetros de la costa. Estas torres -inmensas construcciones de hierro- fueron destinadas a usarse durante la Segunda Guerra Mundial como fuertes para dar apoyo antiaéreo a Londres, aunque dejaron de usarse antes de terminada la guerra.

Desde los paseos que bordean al mar se puede observar uno de los parques eólicos offshore más grandes del Reino Unido. El de esta ciudad consta de 30 aereogeneradores que energizan eléctricamente a 70.000 hogares. Una de las ofertas turísticas de esta zona es la de una navegación que abarca el parque, los Maunsell Forts y que llega hasta el gran estuario del Támesis. #Nota: si por casualidad tomás un vuelo hacia algún otro destino europeo (sobrevolando el Canal de la Mancha) estate atento ya que se lo puede observar desde las alturas.

Más allá de seguir cualquier consejo turístico tenés que saber que lo más preciado de arrimarte hasta este lugar es el disfrute de sus callecitas con olor a mar, sus tiendas, cafecitos, y la oportunidad de descubrir que, a solo un ratito de Londres, hay lugares como este donde todos los días parecen sábado a la tarde.

Los turistas pueden disfrutar de caminar entre pintorescas callecitas y sorprenderse con un lindo atardecer frente al mar. Imagen: flickr.com/photos/rhugo/

#Cómo llegar:

-En tren desde Victoria Station.

-En bus desde Victoria Coach Station.

-Alquilando un auto, aprovechando para hacer un hermoso viaje (no suelen ser caros por el día, y siendo más de dos personas definitivamente resulta más conveniente).

-Desde Canterbury en tren desde la estación oeste, o en colectivo local desde el casco histórico.

#Notas: Canterbury es la ciudad que alberga la catedral más importante de todo el reino. Famosa por sus peregrinaciones, es a la religión anglicana lo que Roma a los católicos. Medieval, pequeña, prolija y encantadora, revive en cada vuelta de esquina Los Cuentos de Canterbury, de Geoffrey Chaucer. A una hora de Londres, otro paseo para recomendar.

Las fortalezas marinas Maunsell pueden verse mar adentro, a unos 14 kilómetros de la costa. Imagen: Angusmclellan

La región de Canterbury además fue elegida entre los ingleses por albergar las mejores ciudades para vivir en Inglaterra. Entre ellas Whitstable, claro.